Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Lesiones oculares y primeros auxilios

Las lesiones oculares son problemas graves que, en muchos casos, necesitarán de la supervisión y control de los médicos después de que se produzcan para evitar que puedan llegar a poner en riesgo la salud visual del paciente. Debido a esto, es importante saber qué tipos de lesiones oculares pueden darse y cómo actuar en los primeros momentos cuando se produzcan, así como cuándo conviene acudir al servicio de  urgencias de forma inmediata. 

Qué es una lesión ocular

Se entiende por lesión ocular cualquier accidente que haya causado un daño o traumatismo en los ojos. En términos generales, estos accidentes pueden producirse tanto de forma física (golpes, puñetazos, elementos proyectados sobre el ojo, etc.), como de forma química (cuando una sustancia abrasiva entra en contacto con el ojo). 

Hay que tener en cuenta que una lesión ocular es una situación grave, incluso cuando no se aprecian claramente síntomas después de que se produzca . En algunos casos, ciertas lesiones pueden devenir en daños posteriores (como, por ejemplo, un desprendimiento de retina). Debido a esto, si se ha sufrido una lesión ocular, ya sea física o química, se debe acudir de manera inmediata a urgencias para que un médico pueda examinar el ojo del paciente y descartar cualquier tipo de lesión de mayor gravedad que las que se puedan observar a simple vista. 

New Call-to-action

Síntomas comunes de las lesiones oculares

Aunque haya consecuencia que no se puedan apreciar directamente después de una lesión ocular, existen algunos síntomas que nos pueden indicar que la lesión es grave y que requiere atención sanitaria inmediata. Los más comunes son los siguientes:

  • Dolor constante en el ojo u ojos donde se ha producido la lesión.
  • Dificultad para abrir los ojos.
  • Dificultad para ver o visión borrosa.
  • La pupila presenta un aspecto o tamaño diferente al habitual 
  • Presencia de sangre en la pupila del ojo 
  • Heridas o desgarros en el párpado
  • Un ojo no se mueve de la misma forma que el otro
  • Un ojo está más fuera de la órbita que el otro 
  • Presencia de algún cuerpo extraño en el ojo que el párpado y las lágrimas no consiguen expulsar

Primeros auxilios ante las lesiones oculares

Aunque después de las lesiones oculares se deberá acudir inmediatamente a urgencias para que un médico pueda examinar al paciente, también existen una serie de consejos y recomendaciones de primeros auxilios que se deben contemplar en estas situaciones. 

  • No frotar el ojo. Al frotar el ojo se podría dañar todavía más la superficie ocular si hubiera quedado alojado en su interior algún cuerpo extraño (arenilla, partículas de otros materiales, etc.). 
  • Parpadear para limpiarlo:.Lo primero que se deberá hacer será intentar parpadear con naturalidad para que sea el propio párpado y la lágrima del ojo la que intente limpiar y expulsar cualquier cuerpo extraño que haya podido quedar alojado en el ojo. 
  • Limpiar el ojo con agua pura o con una solución salina apta para ser aplicada por vía oftálmica. Para limpiar el ojo se deberán aplicar alguna de estas dos soluciones, especialmente si se trata de una lesión química que se haya producido con una sustancia abrasiva. En ningún caso se deberá intentar limpiar el ojo con objetos punzantes o sólidos que puedan dañarlo todavía más. 
  • No ejercer presión sobre el ojo: No se debe ejercer ningún tipo de presión sobre el ojo, ya que esto podría ser perjudicial en el caso de una lesión grave. 
  • No aplicar ungüentos u otras sustancias en el ojo. Salvo que lo haya recomendado expresamente un médico, se debe evitar aplicar cualquier tipo de sustancia sobre el ojo. 
  • No forzar la salida de los objetos incrustados. En el caso de que se identifique algún objeto incrustado en el ojo, no se deberá manipular, sino acudir a urgencias para que sea en el hospital donde se proceda a su extracción por parte del personal sanitario. 
  • Acudir a urgencias. Después de haber puesto en práctica el resto de recomendaciones, se deberá acudir a urgencias para que un médico pueda evaluar el estado del paciente (tanto si se aprecian síntomas a simple vista como si no). 

La importancia de acudir inmediatamente a urgencias 

Como se ha comentado, las lesiones oculares pueden ser problemas graves que puedan comprometer la salud visual del paciente que las padece. Debido a esto, la mejor opción será acudir a urgencias de forma inmediata para asegurar que el estado del ojo es el correcto después de sufrir una lesión y, si no fuera así, que se adopten las medidas más adecuadas en cada situación. 

Fuente:

Academia Americana de Oftalmología – Cómo reconocer y tratar las lesiones oculares

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario