Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Sabes qué es la opacidad corneal?

La mayor característica de la córnea es su transparencia. Sin embargo, es posible que la córnea pierda su transparencia y estemos ante un caso de opacidad corneal. Esta circunstancia evita que la luz pase a través de la córnea a la retina y que la córnea ofrezca una apariencia blanca o nublada.

Puede ocurrir en estos casos que una lesión en la córnea haya provocado esta situación y haya señales de cicatrización que provocan que la córnea se vea blanca o nublada, y que, por lo tanto, la luz no pueda pasar a través de ella.

Una persona con opacidad corneal puede experimentar los siguientes síntomas:

New Call-to-action

Causas de la opacidad corneal

  • Una infección en el ojo, como una queratitis infecciosa o herpes.
  • Una lesión o quemadura ocular como, por ejemplo, a causa de una sustancia química.
  • Una inflamación o una irritación.
  • El uso de lentes de contacto de forma continua, incluso para dormir.
  • Desnutrición.
  • Tracoma que es una infección causada por la bacteria Chlamydia trachomatis.
  • Deficiencia de vitamina A.
  • El Síndrome de Sjögren que se define como un trastorno autoinmunitario en el que se destruyen las glándulas encargadas de la producción de las lágrimas y la saliva. Esta circunstancia acaba causando sequedad en la boca y en los ojos.

Ojo con iris marrón con halo blanco

¿Qué hacer ante una opacidad corneal?

En primer lugar hemos de acudir a un oftalmólogo para que valore nuestro caso y examine, por lo tanto, el estado de nuestros ojos. La gravedad de la opacidad corneal depende del grado de afectación y únicamente en los casos más graves será preciso un trasplante de córnea.

Normalmente se cura con rapidez siempre que no revista excesiva gravedad. En cualquier caso, el oftalmólogo baraja varias opciones para su tratamiento:

  • Gotas para los ojos que suelen contener antibióticos, esteroides e incluso ambos componentes.
  • Medicamentos por vía oral.
  • Se puede optar por una cirugía para eliminar el tejido de cicatrización en algunos casos.

En cualquier caso, cuando detectemos una opacidad corneal debemos acudir con cierta urgencia al oftalmólogo a fin de evitar males mayores.

El síndrome de Peters y la opacidad corneal

Cabe reseñar otro posible caso de opacidad corneal, aunque éste se suele observar en los recién nacidos y tiene un origen congénito.

En concreto, se produce en la semana 10 a 16 de gestación y puede llegar a afectar a uno o ambos ojos (bilateral). El síndrome de Peters no puede ser detectado mediante diagnósticos prenatales y su presencia pasa inadvertida hasta el momento del nacimiento.

Por suerte, su prevalencia es bastante baja y está considerada una enfermedad rara. El hecho de la córnea se muestre opaca en su parte central tendrá consecuencias en la visión del niño que será mejor o peor dependiendo del grado de opacidad.

En el caso de que la anomalía se presente en ambos ojos puede ocasionar que éste sea incapaz de reconocer los objetos e incluso distinguir los colores. El tratamiento, en muchos casos, exige un trasplante de córnea por parte de un donante.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 26 de abril de 202010:38
    dijo:

    Muy claras e interesantes cada una,de las explicaciones y recomendaciones. La Web es muy amigable y práctica.

Escribe un comentario