Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Es peligroso sufrir conjuntivitis durante el embarazo?

La conjuntivitis es una anomalía de carácter leve muy frecuente en todo tipo de personas, sin que existan diferencias significativas en función del sexo o la edad. Consiste en una inflamación de la conjuntiva, que es una membrana transparente que protege tanto la parte blanca de los ojos como la superficie interna de los párpados. La conjuntivitis durante el embarazo no suele presentar ningún problema añadido ni para la madre ni para el bebé

New Call-to-action

La conjuntivitis produce un enrojecimiento, así como molestias intensas en los ojos y, además, en la gran mayoría de los casos es muy contagiosa. Todo ello hace que sea una anomalía que causa preocupación e inquietud, especialmente en las mujeres embarazas ya que temen que sus bebés puedan llegar a contagiarse y sufrir daños en la vista.

Cabe decir que la preocupación de las madres está justificada en el primer caso, pero no en el segundo. Es decir, si bien es cierto que sí existe un alto riesgo de contagio, es extremadamente raro que el niño pueda sufrir algún tipo de daño en su visión.

En el caso de que el bebe padeciese también conjuntivitis, algo por otro lado bastante frecuente, el tratamiento sería similar al de los adultos.

Bebé al que le están limpiando los ojos

Únicamente debemos preocuparnos en el caso de conjuntivitis bacteriana

Si la causa de la conjuntivitis es un virus o una alergia no existe ningún tipo de riesgo adicional, aunque tenga lugar durante el embarazo. En el caso de que sea provocada por una bacteria (conjuntivitis bacteriana) sí que es importante que, tanto la madre como el niño, sean debidamente tratados por un especialista para evitar daños en la vista. Dichos daños, aunque tampoco son muy comunes, pueden llegar a producirse.

En los casos de conjuntivitis provocada por una bacteria, puede ser necesario el uso de antibióticos, siempre que el facultativo lo estime conveniente.

Tratamiento para la conjuntivitis en el embarazo

El tratamiento consiste en mantener los ojos secos y limpios, utilizando pañuelos de papel desechables y lavando la cara con agua abundante o compresas de suero fisiológico. Sólo en el caso de la conjuntivitis bacteriana, el médico puede indicar el uso de un colirio antibiótico.

Medidas profilácticas

La conjuntivitis es una enfermedad de muy fácil transmisión. Por ese motivo, cuando una persona padece conjuntivitis debe tomar la siguientes medidas preventivas para evitar contagiar a las personas que se encuentran a su alrededor:

  • Lavarse las manos frecuentemente y a conciencia.
  • No frotarse los ojos.
  • Evitar asistir a lugares cerrados y llenos de gente mientras se está infectado.
  • No dar abrazos, besos ni chocar las manos.
  • Limpiarse a menudo los ojos con gafas o pañuelos desechables.
  • No compartir toallas ni otros artículos de aseo.
  • No usar la misma almohada y cambiar la funda con mucha frecuencia.

Cuando un bebé ya ha contraído conjuntivitis se debe acudir al médico cuanto antes. Si la causa es una bacteria, es muy probable que el especialista prescriba el suministro de antibióticos, ya sea mediante gotas o algún tipo de ungüento o pomada, y en ciertas ocasiones, incluso, inyecciones.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario