Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Causas que pueden ocasionar la pérdida de visión de un ojo

Son muchas las causas que pueden provocar la pérdida de visión en un ojo y también la gravedad de las mismas, puesto que puede ser parcial (la visión es muy limitada) o total (la persona afectada no puede ver nada, ni siquiera la luz). Por otro lado, esta pérdida de la visión puede ser brusca o progresiva y transitoria o permanente, constituyendo este último factor la clave para determinar la gravedad y consecuencias del problema.

Como nota aclaratoria, reseñar que cuando el trastorno afecta a un solo ojo hablamos de perdida de visión monocular, mientras que si se trata de ambos ojos sería binocular.

New Call-to-action

Cuando se trata de una perdida de visión parcial, ésta puede deberse a varias causas:

  • Si se debe a un problema de cataratas, la visión puede ser nublada o borrosa, los colores pierden intensidad y se observan resplandores en la luz intensa o brillante.
  • El glaucoma provoca un estrechamiento del campo visual y falta de visión en algunas áreas.
  • Los problemas visuales derivados de la diabetes provocan visión borrosa, sombras o áreas de visión ciegas.
  • La DMAE suele afectar a la visión central, conservándose la lateral.

Causas más frecuentes de pérdida de visión en un ojo

La pérdida de visión o ceguera de un ojo puede deberse a muchas causas, siendo las principales:

  • Accidentes o lesiones en el ojo: traumatismos, quemaduras, lesiones deportivas o relacionadas con el trabajo etc.
  • Enfermedades oculares como el glaucoma, cataratas o degeneración macular.
  • Afecciones de nervio óptico como la neuritis óptica.
  • Tumores como el retinoblastoma y el glioma óptico.
  • Enfermedades generales que afectan a la vista como la diabetes o los accidentes cerebrovascuales.

Chica con camiseta blanca y gafas en la mano se frota los ojos

La amaurosis fugaz

Un tipo especialmente grave de pérdida de la visión en un ojo es la amaurosis fugaz, esta ocurre en el momento en que un coágulo de sangre o un trozo de placa bloquean una arteria en el ojo. Normalmente, este coágulo de sangre o la placa viajan desde una arteria grande, como puede ser la arteria carótida del cuello o una arteria del corazón, a una arteria del interior del ojo.

El problema de amaurosis fugaz es que, en ocasiones, esta pérdida súbita de visión, aunque se recupere a los pocos segundos o minutos, es solamente el primer síntoma de otros problemas mayores que pueden derivar en un accidente cerebrovascular o infarto cerebral. A partir de aquí, se pueden producir graves secuelas para el paciente: parálisis de una parte del cuerpo, problemas en el habla y, en algunos casos, incluso la muerte.

Algunos pacientes describen esta pérdida de la visión producida  por la anaurosis fugaz como una sombra gris o negra que baja por los ojos.

La pérdida de la visión del ojo, aunque sea momentánea y luego todo vuelva a la normalidad, es un síntoma muy serio que, en ocasiones, puede ser la señal de una enfermedad grave de la vista o general. Por este motivo, ante un episodio de este tipo es necesario acudir cuanto antes al especialista para que éste valore las causas que lo han provocado y el tratamiento a seguir.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario