Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Posibles causas de la atrofia del nervio óptico

Las causas de la atrofia del nervio óptico pueden ser de muy diversa naturaleza. El nervio óptico es el responsable de transmitir las imágenes al cerebro a través de la fibras nerviosas que lo componen. En el caso de la atrofia óptica, algo está interfiriendo en la transmisión de estos impulsos. En concreto, la visión se vuelve más opaca y se reduce el campo visual.

Otros síntomas vinculados a la atrofia son los siguientes:

  • Visión borrosa
  • Dificultades con la visión periférica (lateral)
  • Dificultades para apreciar los colores.
  • Disminución de la agudeza visual.

New Call-to-action

Causas de la atrofia del nervio óptico

Como decíamos, casi siempre la causa es una enfermedad subyacente sin tratar la que motiva la atrofia. En concreto, podemos hablar de las siguientes:

  • Enfermedades oculares como el glaucoma.
  • Un tumor cerebral que está presionando el nervio óptico.
  • La esclerosis múltiple.
  • La insuficiencia en el flujo sanguíneo, denominada neuropatía óptica isquémica, que suele afectar, sobre todo, a los ancianos.
  • Accidente cerebrovascular.
  • También es posible que se deba a una formación inadecuada del nervio óptico; es decir, estaríamos ante un problema congénito (desde el mismo nacimiento).
  • La enfermedad de Leber. Estamos ante  una enfermedad hereditaria y neurodegenerativa que daña el nervio óptico y que se manifiesta con una pérdida repentina de la visión.
  • El nervio óptico también puede sufrir daños a causa de un shock, toxinas, radiación y traumatismo.

Ilustración nervio óptico

Diagnóstico de la atrofia del nervio óptico

Ante cualquiera de los síntomas descritos, debemos acudir al oftalmólogo para que valore nuestro caso. El especialista examinará los ojos con un instrumento llamado oftalmoscopio.

También puede realizar otros exámenes adicionales para medir la visión y el grado de pérdida (ya sea periférica o de color).

Pronóstico de la atrofia del nervio óptico

Desafortunadamente los daños que causa la atrofia del nervio óptico son irreversibles. No obstante, es importante determinar y tratar la enfermedad que ha ocasionado el problema ocular. De esta manera, impediremos que aumente el deterioro visual e incluso que afecte al otro ojo.

¿Existe algún tipo de prevención que podamos adoptar?

Sin embargo, sí que es cierto que podemos prevenir este problema ocular siguiendo una serie de consejos.

Vamos a verlos a continuación:

  • Vigilar nuestra tensión intraocular.
  • Muchas de las lesiones en la cara son fruto de accidentes de coche. Por lo tanto, debemos tener la precaución de viajar siempre con cinturón de seguridad.
  • Evitar la ingesta de alcohol de fabricación casera pues ciertos ingredientes empleados, como el metanol, pueden causar atrofia del nervio óptico en ambos ojos. La normativa vigente prohíbe la venta de bebidas que no estén correctamente etiquetadas, pero es una cortesía habitual de los restaurantes que las sirven al término de las comidas y que no ofrece apenas garantías en cuanto a su contenido.
  • Las revisiones periódicas de los ojos también nos ayudarán a detectar de una forma precoz cualquier caso de glaucoma. No olvidemos que es una enfermedad ocular muy grave que puede dejarnos ciegos.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario