Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

La vuelta a la actividad deportiva tras una cirugía láser

Los cuidados postoperatorios tras una cirugía refractiva láser son pocos, fáciles de realizar y, lo más importante, en tres semanas como máximo, si no ocurre ninguna complicación, el paciente ya está totalmente recuperado y puede empezar a realizar, con total normalidad, todas las actividades de trabajo, ocio y deportivas que desee. Sin las limitaciones impuestas por las gafas o lentillas.

Descarga la guía con las 20 razones para decir:

La cirugía refractiva es el nombre general con el que se engloban un conjunto de técnicas que tienen como finalidad corregir los efectos los defectos refractivos del ojo sin necesidad de usar gafas y lentillas.

Este tipo de operaciones normalmente se realizan con láser, por lo que son mínimamente invasivas y el paciente puede considerarse totalmente recuperado, y con el máximo de su potencial de visión alcanzado, en dos o tres semanas como mucho.

Durante este periodo, el paciente puede sufrir unas mínimas molestias durante unos pocos días, consistentes en una sensación de arenilla dentro del ojo y enrojecimiento, que casi siempre desaparecen sin más complicaciones, siempre que se tengan un mínimo de cuidados, durante las 24 horas posteriores a la operación. Estos cuidados son:

  • Utilizar gafas de sol al salir de la clínica.
  • Descansar en casa durante unas horas.
  • No realizar ningún esfuerzo físico, movimientos bruscos ni actividades peligrosas para evitar traumatismos.
  • Limpiarse muy suavemente las secreciones externas de los ojos con una gasa.
  • Seguir un tratamiento con colirios prescrito por el oftalmólogo que normalmente incluye tratamiento antiinflamatorio (para evitar molestias e inflamaciones) y antibiótico (con el objeto de evitar una infección). También se suelen emplear unos colirios para mantener el ojo hidratado.
  • No frotarse el ojo operado, aunque se tenga sensación de cuerpo extraño.
  • No bañarse en la playa o  la piscina.
  • Evitar forzar la vista leyendo, viendo la televisión o usando el ordenador, el móvil o la tablet.

 

Mujer corredora celebra victoria

Entre una semana y quince días después de la operación, el paciente tiene que ir volviendo progresivamente a su actividad habitual, sin más precauciones que evitar traumatismos y seguir el tratamiento con colirios.

¿Puedo hacer deporte tras la operación?

Por supuesto. Entre quince días y tres semanas después de la intervención, siempre siguiendo la indicaciones del oftalmólogo, lo más normal es que ya te encuentres recuperado al cien por cien, y en forma para practicar con seguridad cualquier deporte.

¿Tengo que limitar mis actividades deportivas?

Al contrario, precisamente ahora que te has operado podrás practicar el deporte que quieras, incluidos los acuáticos y de contacto cuando el médico considere que estás preparado, sin la molestias, limitaciones y, a veces, peligros que suponían para ti tener que llevar gafas o lentillas para poder ver bien.

Finalmente, remarcaremos que todas las personas, operadas de la vista o no, debe usar lentes protectoras para protegerse del sol, el reflejo de la nieve o los traumatismos que pueden producirse en ciertos deportes, como esquí, el ciclismo o el motociclismo. Estas gafas protectoras deben estar homologadas y fabricadas en material resistente a los impactos, como el policarbonato, así como adaptadas a cada actividad deportiva. En el caso de los deportes de mayor riesgo, es recomendable que la forma de estas gafas garantice una protección frontal y lateral.

¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario