Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Cómo drenar un orzuelo y cuándo hacerlo

Los orzuelos son uno de los problemas de los ojos más comunes y que más consultas por parte de los pacientes presentan en las clínicas. La mayoría de las veces, los orzuelos, aunque sean molestos, suelen curarse por sí solos mediante la aplicación de una pomada con antibiótico recetada por el médico. Sin embargo, en ciertas ocasiones, es necesaria la intervención del oftalmólogo, especialmente si el orzuelo se ha enquistado o presenta complicaciones. En estos casos, es habitual que lo que se haga sea drenar un orzuelo, lo que permite expulsar parte del contenido de su interior y así facilitar la curación. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que se trata de una operación que deberá llevar a cabo siempre un médico, ya que nunca se debe intentar manipular un orzuelo por el propio paciente.

New Call-to-action

Qué es un orzuelo

Un orzuelo es una infección que se manifiesta como inflamación y molestia en el párpado del ojo, ya sea en el párpado superior o en el inferior. Por lo general, los orzuelos se producen como consecuencia de la infección de alguna de las glándulas asociadas a las pestañas del párpado. Cuando esto sucede, la glándula no puede expulsar el contenido de forma natural, lo que produce que aumente de tamaño y se endurezca, además de ir acompañado de inflamación y enrojecimiento en la zona.

La curación de la mayoría de los orzuelos se llevará a cabo de forma natural pasadas una o dos semanas. No obstante, el médico puede recomendarnos el uso de determinados medicamentos, como pueden ser suero fisiológico para lavar la zona, o pomadas con antibióticos para controlar la infección. El uso de estos medicamentos suele acelerar la curación del orzuelo, y con ello el bienestar del paciente.

Sanitario examinando el ojo de una paciente

Cuándo se debe drenar un orzuelo

No obstante, existen situaciones en las que un orzuelo puede no curarse por sí mismo. En estos casos, se suele hablar de un orzuelo enquistado. Existen diferentes tipos y formas en las que puede manifestarse este tipo de orzuelos. Sin embargo, lo más habitual en estos casos, es que sea necesaria la intervención del oftalmólogo para conseguir que se cure totalmente.

En estos casos es cuando hablamos de drenar un orzuelo. Drenar un orzuelo no es otra cosa que realizar una pequeña incisión en la piel del párpado que permita expulsar el contenido del interior de la cápsula del orzuelo. A continuación, si es necesario se cose la herida para mejorar la cicatrización, aunque hay casos en los que la intervención es tan pequeña que no es necesario ni siquiera aplicar puntos.

Al drenar un orzuelo, se vacía el interior del líquido resultante de la infección (principalmente pus), así como de cualquier cuerpo sólido que pueda quedar dentro del orzuelo como consecuencia de la infección. De esta forma, se consigue una mejoría más rápida y que, en ciertos casos, no se podría llegar a lograr por la propia actividad del cuerpo.

La importancia de acudir al médico para drenarlo

Una de las cosas que hay que tener en cuenta cuando se está hablando de drenar un orzuelo, así como de cualquier tratamiento relacionado con este tipo de problemas oculares, es que un orzuelo no es igual que un grano. Se trata de un problema que tiene ciertos elementos comunes, pero que, debido sobre todo al lugar tan delicado en donde se ubica, no se puede comparar con un grano. Debido a esto, es fundamental que el paciente no manipule el orzuelo de ninguna manera. No se debe intentar explotarlo ni tampoco drenarlo. En lugar de eso, lo correcto será acudir al médico para que evalúe el estado del orzuelo y proponga el tratamiento más adecuado a seguir en cada caso.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario