Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Miopía infantil: ¿qué es y cómo detectarla?

La miopía, defecto refractivo que provoca una mala visión a media y larga distancia debido a que las imágenes se forman (incorrectamente) delante de la retina, puede originarse a cualquier edad, pero lo más normal es que se manifieste en los primeros años de vida: es lo que se conoce como miopía infantil.

New Call-to-action

Tipos de miopía infantil

Los especialistas distinguen entre dos tipos de miopía, cuya principal diferencia estriba en el momento de su aparición:

  1. Miopía hereditaria. Los síntomas suelen aparecer muy pronto, a los 4 e incluso a los 3 años de edad, y su causa en genética. Los niños heredan el defecto visual de sus padres o descendientes próximos.
  2. Miopía escolar. En estos casos, la miopía aparece entre los 5 y los 9 ó 10 años. Es decir, en los últimos años de la educación infantil o en alguno de los cursos iniciales de primaria.

Ambos tipos de miopía se caracterizan por el síntoma fundamental de no ver bien de lejos, aunque de cerca suelen tener una visión óptima. En casi todos los casos los niños van sumando progresivamente más dioptrías, por lo que sus gafas correctoras deben actualizarse, provocando que sus problemas de visión sin medidas correctoras sean cada vez más notables.

Consejos para detectar la miopía infantil

La detección de la miopía en niños, sobre todo si son de corta edad, no siempre es fácil por los siguientes motivos:

  • Los niños no son conscientes de que no ven bien.
  • Si son muy pequeños tampoco son capaces de verbalizar su problema.
  • De forma inconsciente y prácticamente involuntaria, muchos niños aprenden trucos para disimular sus problemas de visión, como entornar los ojos para enfocar mejor de lejos.

Niña morena con camiseta roja durante graduación de la vista

Por este motivo, es necesario que tanto los  padres, otros familiares, cuidadores y maestros estén muy atentos a señales que nos deben poner en alerta de que algo no va del todo bien en la visión de los niños como:

  • El pequeño se frota mucho los ojos
  • Se acerca excesivamente a los objetos: libros, cuadernos o a la televisión.
  • No consigue o tiene dificultades para reconocer a los padres a media o larga distancia. Esto se puede hacer muy notable a la salida del colegio o en la playa o el parque.
  • Rendimiento escolar inferior a la media.
  • Entorna los ojos para enfocar.
  • Cansancio visual excesivo.
  • También se puede quejar de dolores de cabeza.

En todo caso, la mejor forma de detectar tempranamente la miopía infantil es a través de las revisiones oftalmológicas. Los especialistas utilizan tests y pruebas adecuadas que no dejan lugar a dudas sobre la existencia o no de este u otros problemas de la vista.

Una vez diagnosticada la miopía infantil, la mayoría de niños consiguen una visión aceptable con gafas o, en algunos casos, lentillas. Una vez la miopía se estabilice y cuando el paciente cumpla los 18 años, ya se puede valorar la opción de una cirugía refractiva para no tener que depender de elementos exteriores para poder ver bien a cualquier distancia.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario