Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Cómo es la operación de un orzuelo enquistado?

El orzuelo se produce por la inflamación de una de las glándulas sebáceas que se encuentran en la base de las pestañas o del párpado. En la mayoría de ocasiones desaparecen por sí solos a los pocos días de su aparición, pero los casos más severos pueden dejar de forma permanente una pequeña bolita de grasa, que puede llegar a ser antiestética y molesta. Entonces se habla de orzuelos enquistados y suelen necesitar de una pequeña operación para poder ser extirpados de forma completa.

New Call-to-action

Como hemos comentado, los orzuelos son inflamaciones que pueden producirse en distintas partes del ojo, siendo las más comunes:

  • La base de la pestañas (glándula de Zeiss o glándula de Moll). En este caso se habla de orzuelo externo
  • El párpado (glándula de Meibomio). Se conoce como orzuelo interno.

Los orzuelos se producen cuando los gérmenes que se alojan alrededor de ojos, en los párpados o en las pestañas, provocan una inflamación de las glándulas sebáceas, formando abcesos.

Diferencias entre un orzuelo normal y un orzuelo enquistado

La principal diferencia entre un orzuelo normal y uno que se encuentra enquistado es el tiempo de evolución de la lesión: el proceso del orzuelo enquistado es más largo, ya que  tiene que pasar un tiempo hasta que se enquista.

Otra diferencia es que, por lo general, cuando el orzuelo ya se ha enquistado presenta menos síntomas o son menos evidentes o molestos. Esto ocurre porque, normalmente, es en sus inicios (es decir, cuando aún no se ha enquistado) el momento en que el orzuelo está más inflamado, es más doloroso y provoca más comezón, sensación de calor en el párpado, lagrimeo excesivo e, incluso, secreción purulenta.

Síntomas de un orzuelo enquistado

  • El síntoma más común es el dolor en el lugar del hinchazón.
  • Color rojizo y dolor al tacto en el caso de los orzuelos internos.
  • Los orzuelos internos son más complicados de drenar, por lo que suelen tardar más en curarse.
  • En raras ocasiones, pueden llegar a producir visión borrosa. Esto ocurre cuando el abultamiento es lo suficientemente grande para llegar presionar el globo ocular.

Hombre tocándose un ojo

¿Qué se siente al tener un orzuelo enquistado?

Aunque el orzuelo enquistado casi nunca es doloroso, los signos que nos deben poner en alerta de que realmente se ha producido el enquistamiento son:

  • No se nota una mejoría evidente con el paso de los días.
  • Al tacto se nota un bulto duro y resistente.
  • Ligeras molestias al presionar el bulto  con los dedos.

Tratamiento del orzuelo enquistado

El orzuelo enquistado no es una infección grave, pero al estar tan cerca de un órgano tan delicado como es el ojo, debemos tratar de controlarlo  y tomar las medidas pertinentes para acelerar la recuperación.

Estas son las medidas más habituales y eficaces:

  • Colocar compresas calientes sobre el párpado con el fin de aumentar la circulación de la sangre y así fomentar la cicatrización.
  • El médico puede prescribir colirios o antibióticos.

¿Cuál es la duración más habitual de un orzuelo?

La duración de un orzuelo es variable en función de la gravedad de la infección y de las características personales del sujeto afectado. Pero en raras ocasiones supera los diez días, siendo lo más habitual su desaparición total en torno a una semana e incluso menos.

En el caso de persistir por un tiempo superior, es recomendable repetir una visita en el oculista para descartar la existencia de una infección más severa que pueda provocar daños considerables en el ojo.

Cuándo debe operarse un orzuelo enquistado

La intervención quirúrgica solamente es necesaria en unos pocos casos. Esto ocurre cuando el orzuelo se enquista, formándose una protuberancia de grasa permanente, que puede llegar a ser verdaderamente molesta.

En las circunstancias citadas es necesaria una pequeña operación quirúrgica, con anestesia local, con el fin de lograr extirparlo totalmente.

Otro cuestión importante es que con los orzuelos, igual que pasa con cualquier problema relacionado con la salud, y muy especialmente con la vista, no debemos caer en el error de automedicarnos. Aunque no suelen ser graves, los orzuelos deben ser controlados por un especialista, que nos indique el tratamiento adecuado y, llegado el caso, la posible intervención quirúrgica.

Cirugía de orzuelo enquistado

Si el orzuelo enquistado es de un cierto tamaño y pasado un tiempo no desaparece, puede ser necesario realizar un cirugía con el fin de extirparlo. Se trata de una intervención sencilla, de carácter ambulatorio y con anestesia local. 

Esto son los pasos de la intervención:

  • En primer lugar se limpia muy bien el área afectada.
  • Posteriormente se aplica anestesia local en los bordes del párpado.
  • La cirugía propiamente dicha comienza con un pequeño corte con una tijera especial en la cara interna del párpado.
  • El paso final consiste en un drenaje del contenido del quiste. No suelen ser necesarios suturas ni curas posteriores.
  • El cirujano suele recetar la aplicación de antiinflamatorios tópicos y colirios durante una semana.

¿Puede ser peligroso un orzuelo enquistado?

Aunque el orzuelo enquistado no puede considerarse un problemas de salud grave, debe ser controlado por un especialista y, de ser necesario, ser extirpado con una cirugía para evitar complicaciones posteriores, como inflamación del párpado o blefaritis y, especialmente en niños, evitar que se convierta en un foco de infecciones graves.

Fuentes:

Clínica Mayo – Orzuelo: Síntomas y causas

Academia Americana de Oftalmología – Tratamiento del chalazión y el orzuelo

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario