Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Opiniones sobre las gafas progresivas: ¿qué debes saber al respecto?

Aunque las gafas con cristales progresivos son muy comunes, debes saber que las opiniones sobre las gafas progresivas son muy variadas. Esto se debe a que, aunque hay personas que se adaptan perfectamente a su uso, otras no terminan de sentirse cómodas con ellas, por lo que las opiniones al respecto son muy diversas. 

New Call-to-action

Qué son las gafas progresivas

Las gafas progresivas son gafas diseñadas para personas que tienen presbicia o vista cansada. La presbicia es un problema visual que surge con la edad, especialmente a partir de los 45 años, y va en aumento hasta los 65 años, aproximadamente. El dilema que plantea este problema es que se necesitan gafas o lentillas para ver de cerca. Además, en el caso de las personas que padecen otros problemas visuales, verán mal a diversas distancias. La solución más tradicional a este problema es contar con dos pares de gafas (uno para ver de cerca y otro para ver de lejos). 

Sin embargo, las gafas progresivas solucionan este problema al contar con cristales que disponen de dos graduaciones en un mismo cristal. Por lo general, este tipo de cristales cuenta con la parte superior graduada para ver de lejos, y la parte inferior graduada para ver de cerca, lo que soluciona el tener que ir con dos pares de gafas en todo momento. 

Matrimonio mayor con dos niños

Ventajas y desventajas de las gafas progresivas

La principal ventaja de las gafas progresivas es que permiten a la persona que las usa tener que utilizar un solo par de gafas en lugar de dos, ya que con las mismas gafas puede ver correctamente tanto de cerca como de lejos. 

Sin embargo, la principal desventaja que presentan este tipo de gafas es que hay que acostumbrarse a mirar por un lado de la gafa u otro según se quiera ver de cerca o de lejos. De hecho, es justamente en este punto en el que las opiniones sobre las gafas progresivas son diversas, ya que hay personas que se acostumbran enseguida y se sienten muy cómodas con ellas, y otras que terminan volviendo a usar los dos pares de gafas antiguas porque no se acostumbran al uso de los cristales progresivos. 

Opiniones sobre las gafas progresivas 

Como se puede ver, las opiniones sobre las gafas progresivas son variadas. En este sentido, el problema principal resulta del hecho de que cada persona tiene una forma de ver concreta y particular, lo que hace que haya personas que se acostumbren al uso de los cristales progresivos con facilidad, otras que les cueste un poco más pero que finalmente terminen sintiéndose cómodas, y otras personas que no se adaptan a su uso y terminan por dejar de utilizarlas. 

Operación de presbicia

Más allá de las opiniones sobre las gafas progresivas, hay que tener en cuenta que el uso de estas gafas no es la única solución disponible para corregir la presbicia. La otra alternativa más común al respecto es la operación de presbicia, que consiste en una operación similar a las que se pueden realizar para corregir otros problemas visuales como la miopía o la hipermetropía pero, en este caso, adaptado a la presbicia o vista cansada. 

Existen diferentes formas de realizar esta operación. Una de estas técnicas consiste en  operar con láser cada uno de los ojos para que uno enfoque de cerca y otro de lejos. De esta forma, el paciente se puede acostumbrar a usar cada uno de los ojos dependiendo de la distancia a la que quiera enfocar, lo que suele resultar más cómodo que el uso de los cristales progresivos en la mayoría de los casos. 

La otra técnica es similar a la que se realiza para corregir las cataratas y consiste en la sustitución del cristalino por una lente intraocular multifocal.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que, como la presbicia es un problema de la vista que aumenta con la edad, es importante que, antes de realizar la operación, su crecimiento se haya estabilizado (por lo general, esto sucede a partir de los 65 años aproximadamente). En cualquier caso, para saber si un paciente es apto o no para este tipo de operación, el oftalmólogo deberá realizar previamente las pruebas pertinentes en cada caso, así como realizar un seguimiento que permita suponer que el presbicia no va a aumentar después de la operación.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario