Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Orzuelo enquistado: operación y tratamiento

Los orzuelos son uno de los problemas más recurrentes en las consultas de los oftalmólogos. En la mayoría de los casos, se trata de un problema que se suele solucionar en un período inferior a las dos semanas, y que suele ser tratado con pomadas antibióticas o colirios específicos. Sin embargo, en algunas ocasiones, puede aparecer lo que se denomina como orzuelo enquistado. En estos casos, lo más habitual termina siendo tener que operar el orzuelo para poder drenarlo. Se trata de una operación sencilla y que, en la mayoría de los casos, permite que el paciente retome su vida normal pasados un par de días.

New Call-to-action

¿Qué es un orzuelo enquistado?

El orzuelo enquistado es el resultado de un proceso de orzuelo normal que, debido a sus características particulares, ha terminado formado una pequeña bola de grasa en el interior del párpado después de la curación del orzuelo. Esta bola de grasa no es especialmente peligrosa para la salud del ojo ni para la correcta visión del paciente. Sin embargo, sí que es cierto que puede ser molesta y antiestética y, en estos casos, lo más recomendable es operar para extraerla y solucionar el problema.

Ojo cerrado con una mancha roja

¿Cuándo hay que operar y cómo es la operación?

La operación solo será necesaria en casos muy concretos. De hecho, la mayoría de las veces el orzuelo enquistado termina sanando por sí mismo y el propio cuerpo reabsorbe el contenido de la bola grasa, eliminándola por completo. Sin embargo, en aquellos casos en los que la bola de grasa originada por el orzuelo se mantenga, estaremos hablando de un orzuelo enquistado, y será necesario intervenir quirúrgicamente para drenarla.

La operación se realiza de forma sencilla mediante anestesia local y una pequeña incisión realizada, normalmente, en el interior del párpado, aunque la decisión de cómo llevarla a cabo dependerá de cada caso particular. De esta forma, se consigue extraer el contenido interior del orzuelo enquistado y eliminarlo por completo.

Tratamiento de postoperatorio

El tratamiento de postoperatorio suele ser muy sencillo. En la mayoría de los casos, el tratamiento se limitará a la aplicación de una pomada antibiótica 1 ó 2 veces diarias para evitar que la herida pueda infectarse durante el período de cicatrización. Así mismo, otra parte importante del postoperatorio de un orzuelo enquistado consistirá en acudir al oftalmólogo para que pueda llevar a cabo las revisiones pertinentes hasta que la herida haya sanado por completo y el orzuelo enquistado se haya curado por completo.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario