Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Tengo un orzuelo externo, ¿qué debo hacer?

El orzuelo externo es una de las anomalías visuales más incómodas que existen. Casi siempre tienen un aspecto abultado, rojo y se sitúan cerca del borde de los párpados, justo en el área donde nacen las pestañas. ¿Tienes idea de cómo combatirlos? ¿Cuáles son los tratamientos más eficaces para ello?

New Call-to-action

Causas de la aparición de un orzuelo externo

El orzuelo externo se forma básicamente por una infección bacteriana en la zona ocular, la cual activa las glándulas sebáceas, que son las que producen el aceite natural de esta zona del cuerpo, y se materializa con la aparición de los pequeños bultitos que todos conocemos o que hemos sufrido alguna vez en primera persona.

Es necesario diferenciar el orzuelo del chalazión. Mientras el orzuelo suele ser un problema agudo, el chalazión tiene un carácter crónico, tiende a desarrollarse a mayor distancia del borde del párpado que el orzuelo y aparece cuando una de las glándulas sebáceas del párpado (de Meibomio) se agranda y su apertura se obstruye debido a la grasa.

Si bien las personas con tendencia natural a la inflamación de los párpados tienen más probabilidades de sufrir esta anomalía visual, ninguna persona está exenta de tener un orzuelo externo; todos estamos expuestos.

Síntomas del problema

Ahora bien, quizá no haya que esperar a tener plena constancia del bultito en esta zona para percatarnos de que tenemos un orzuelo externo. También es posible anticiparnos a ello tras la constatación de otros síntomas como los siguientes:

  • Sensación arenosa y dolorosa en los ojos, la cual sobreviene ocasionalmente al principio pero que, luego, se hace permanente.
  • Sensibilidad excesiva a la luz.
  • Párpados inflamados, pues a veces los orzuelos externos tardan varios días en materializarse. Su presencia se intuye por la inflamación o protuberancia de las zonas cercanas a los párpados y la coloración roja de las mismas.
  • Lagrimeo constante producto de la infección bacteriana que ha dado lugar al orzuelo y de la incomodidad que supone para el aparato ocular el hecho de tener que funcionar con un elemento externo.

Orzuelo interno y orzuelo externo

Se puede hablar de que existen dos tipos de orzuelos:

  • Orzuelo interno. Crece en la cara interna del párpado y suele estar provocado por una infección en alguna de las glándulas productoras de grasa del párpado.
  • Orzuelo externo. Este tipo de lesión suele comenzar en la base de las pestañas y suele venir provocada por una infección en el folículo piloso. En ocasiones, se confunde con una espinilla.

Ojo azul con un orzuelo

Orzuelo externo, ¿qué tratamiento aplicar?

En la mayoría de los casos, el orzuelo externo desaparece al cabo de un par de días. No obstante, cuando no es así la mejor alternativa es consultar a nuestro oftalmólogo para saber exactamente qué tratamiento del orzuelo externo aplicar y, sobre todo, para descartar que sea el síntoma de una infección más grave o de un problema visual más complejo.

Cada caso es, obviamente, distinto. Sin embargo, a la hora de tratar los síntomas de un orzuelo externo se suele atender a consideraciones como las siguientes:

  • El oftalmólogo puede recomendarte aplicar compresas mojadas en agua tibia sobre el área afectada, las cuales deben aplicarse tres o cuatro veces al día durante 10 o 15 minutos. Este sencillo procedimiento ayudará a que el orzuelo drene debidamente y a eliminar la infección bacteriana que lo ha originado.
  • Se recomienda no tocar ni apretar el área afectada durante el tratamiento, pues de lo contrario la infección tardará en desaparecer y, en los casos más graves, puede llegar a diseminarse por la zona donde ha aparecido el orzuelo.
  • Si el orzuelo no desaparece o si tras la eliminación del mismo aparece otro casi de forma inmediata, la solución más habitual es la receta de una crema antibiótica. Pero si aún así no se consigue el resultado esperado, es probable que el especialista en oftalmología deba realizar una punción para que la infección se elimine por completo.

Recomendaciones

También hay que tener en cuenta algunas recomendaciones cuando tenemos un orzuelo externo o cuando tenemos tendencia a padecerlo:

  • Debemos mantener una adecuada higiene de párpados y también es necesario lavarse periódicamente las manos.
  • No usar maquillaje en los ojos mientras se tiene el orzuelo.
  • Usar gafas en lugar de lentes de contacto mientras dure el problema.
  • Si el paciente sufre blefaritis crónica, debe tomar medidas para tratar cuanto antes el problema.

Sea cual sea el caso, lo más recomendable para saber cómo eliminar un orzuelo externo si los síntomas no desaparecen es acudir al especialista para que nos haga un análisis en profundidad y pueda determinar de qué tipo de orzuelo se trata, así como cuál es la mejor manera de combatirlo.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario