Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Orzuelo y lentillas: ¿pueden estar relacionados?

Una de las preguntas más habituales que se llevan a cabo cuando un paciente acude a la consulta con un posible orzuelo es la relación que tiene la aparición de este respecto a sus lentillas. Por lo general, orzuelo y lentillas no deberían estar relacionados, al menos, siempre que las lentes de contacto se usen de forma correcta y guardando las medidas de higiene necesarias. En cualquier caso, existen una serie de aspectos y recomendaciones que es importante tener en cuenta si se usan lentillas y se padece de forma frecuente de orzuelos en los ojos. 

New Call-to-action

Qué es un orzuelo

Un orzuelo es un problema del ojo, en concreto del párpado. Un orzuelo se produce cuando un folículo piloso del párpado (generalmente donde nacen las pestañas) se infecta. Esto genera la inflamación de la zona, que se manifiesta en forma de una pequeña bola hinchada, rojiza y dolorosa en alguna parte del párpado (puede ser en el extremo junto a la pestaña o en una parte más interior). 

En todos los casos, se trata de un orzuelo y, aunque son muy molestos, suelen curarse sin mayor problema pasadas unas dos semanas. Durante este tiempo, el oftalmólogo puede recomendar el uso de colirios con antibiótico para acelerar la recuperación, así como medidas de limpieza destinadas a asegurarse de que la zona guarda las medidas de higiene más adecuadas para que la infección revierta. 

Orzuelo en ojo marrón

Por qué las lentillas pueden favorecer su aparición

La relación entre orzuelo y lentillas puede darse cuando las lentillas pueden llegar a ser un foco de infecciones. En teoría, las lentillas no deberían constituir un problema para los ojos, y menos un foco de posibles infecciones. Sin embargo, si las lentillas no se tratan de forma debida, así como si se dejan puestas más tiempo del recomendable, pueden favorecer la acumulación de gérmenes en la conjuntiva del ojo. Esta presencia más alta de gérmenes en el ojo puede llegar a favorecer una infección, lo que suele manifestarse como una conjuntivitis cuando afecta a la conjuntiva del ojo, o como un orzuelo, cuando la infección afecta al folículo piloso de alguna pestaña. 

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que estas infecciones solo se podrán desarrollar a causa de un mal uso y una mala higiene respecto a las lentillas. En condiciones normales, no es habitual que exista una relación directa entre orzuelo y lentillas, ya que el uso del líquido para limpiarlas y conservarlas, así como el tiempo limitado de su uso diario, deben evitar la acumulación de gérmenes que pudieran favorecer algún tipo de infección ocular. 

Orzuelo y lentillas: precauciones importantes

No obstante, aunque lo ideal sería que orzuelo y lentillas no tuvieran una relación entre sí, la realidad es que es un problema más habitual de lo que puede parecer en un principio. Debido a esto, es importante recordar una serie de precauciones que hay que tener en cuenta cuando se utilizan lentillas. 

No usarlas más tiempo del recomendado

No se debe obviar el hecho de que la lentilla es un cuerpo extraño situado en el ojo y, en consecuencia, tiene efectos sobre el mismo. Si se abusa del uso de las lentillas se está favoreciendo que la limpieza natural del ojo (que realiza cada vez que parpadeamos) no sea tan eficiente como debería, lo que favorecerá la acumulación de gérmenes. Por ello, es importante no abusar del uso de las lentillas y retirarlas siempre antes de dormir o cuando ya no son necesarias. 

Respetar las medidas de higiene recomendadas

El hecho de que las lentillas se conserven en un líquido especial no es casual. Este líquido, además de ser similar a la composición de la lágrima natural, evita que puedan llegar a proliferar en él gérmenes. De esta manera, se evita que la lentilla sea un foco de transmisión de estos posibles gérmenes entre el medio y el ojo del usuario de lentillas. En este sentido, es fundamental respetar las medidas de higiene recomendadas respecto al uso y conservación de las lentillas, así como hacerlo a partir de productos específicos y que tengan todas las garantías.

Respetar las fechas de uso

Otra causa que puede establecer relación entre orzuelo y lentillas es no respetar las fechas establecidas en estos productos. Tanto si se trata de las lentillas como de los productos destinados a su conservación e higiene, es importante respetar las fechas de caducidad de todos los productos, ya que es la mejor forma de asegurarse de que se tienen garantías de que se tratan de productos seguros para su utilización. 

No usar lentillas si se tiene un orzuelo

Finalmente, hay que tener en cuenta que está completamente desaconsejado el uso de lentillas cuando se tiene un orzuelo. El uso de lentillas cuando ya se tiene un orzuelo solo empeorará la situación y hará que la curación del mismo se realice más tarde de lo normal. Además, su uso supondrá una molestia considerable para el paciente, por lo que, en estos casos, lo mejor será usar gafas en sustitución de las lentes de contacto. 

Cuándo acudir al médico

Más allá de la relación existente entre orzuelo y lentillas, hay que tener en cuenta que, cuando se tenga un orzuelo, lo más aconsejable será acudir al médico para que evalúe el estado y grado de la infección. De esta forma, el médico podrá recomendar el tratamiento más adecuado en cada caso, lo que favorecerá una recuperación más rápida y con menos molestias.

Por lo general, estos tratamientos consistirán en el uso de suero fisiológico para la limpieza del ojo infectado, así como el uso de colirio con antibiótico que ayudará a solucionar la infección lo antes posible. Sin embargo, como se ha mencionado, se trata de un tratamiento que deberá prescribir el médico correspondiente, por lo que cuando antes se acuda a la consulta antes se le podrá dar inicio.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario