Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Remedios caseros para los orzuelos

Rate this post

Los orzuelos son una de las enfermedades de los ojos más comunes. Hay que tener en cuenta que, aunque se suelen recomendar muchos remedios caseros para los orzuelos, no siempre son los más aconsejables, ya que pueden implicar ciertos riesgos y dificultar la curación del problema. Por ello, es muy importante saber distinguir qué sí que se debe hacer para curar un orzuelo y qué no.

¿Qué es un orzuelo?

Un orzuelo es una inflamación aguda de las glándulas del párpado. Puede producirse por diferentes motivos. Los más comunes suelen ser un sobrecrecimiento de bacterias en la zona, así como un desequilibrio en los aceites naturales de la piel del párpado. Esto conlleva la infección de las glándulas del párpado, generalmente las que están situadas en el nacimiento de las pestañas. Un orzuelo puede darse tanto en los párpados superiores como inferiores.

Sus síntomas más comunes son picazón y enrojecimiento en la zona, así como una importante inflamación del párpado, que suele ir acompañada de la sensación de una pequeña bolsa líquida con una bola sólida en el interior, como una bolita blanca en el ojo. Así mismo, los orzuelos también suelen manifestarse con secreción viscosa y amarillenta por parte del ojo.

Estos síntomas suelen desaparecer de forma natural en una o dos semanas, que es el tiempo que tarda el cuerpo en curar la infección y recuperar la zona del párpado afectada. Para ello, es importante mantener una buena higiene en la zona, así como usar productos específicos que permitan combatir la infección y evitar que se extienda a otras partes del ojo.

La importancia de acudir al médico y no usar cualquier remedio

Existe la creencia de que los remedios caseros para los orzuelos son la mejor forma de tratarlos. Sin embargo, el uso de estos remedios, como la utilización de manzanilla para lavar el ojo, puede conllevar una extensión de la infección a otras partes del párpado o, incluso, al otro ojo. Por ello, cuando aparezcan los primeros síntomas, lo más importante será lavar el ojo con un colirio o suero fisiológico debidamente formulado para este tipo de infecciones y que se puede adquirir en farmacia. Así mismo, lo mejor será acudir al oftalmólogo o médico de cabecera para que pueda realizar una exploración y aconsejar el mejor tratamiento posible.

Primer plano de ojo con orzuelo

La importancia de los tratamientos de farmacia

Hay que tener en cuenta que, aunque existen remedios caseros para los orzuelos, los tratamientos de farmacia son los únicos que van a garantizar la esterilidad del producto usado. Con ello, se garantiza también que la infección no crezca o se extienda a otras zonas del ojo. Estos tratamientos dependen de cada caso. No obstante, la mayoría de las veces, estarán basados en colirios o suero fisiológico para la limpieza del ojo, así como en una pomada con antibiótico que servirá para controlar la infección.

¿Qué remedios caseros para los orzuelos sí son recomendables?

No obstante, aunque la base del tratamiento de los orzuelos debe hacerse con los medicamentos de farmacia recetados por el médico correspondiente, sí que existen ciertos tratamientos complementarios que podrán servir de ayuda a la curación del orzuelo. Entre los remedios caseros para los orzuelos que sí que son aconsejables para una pronta recuperación cabe destacar el uso de compresas de agua tibia.

Las compresas de agua tibia se deberán aplicar con cuidado y siempre sin frotar la zona. Estas compresas deberán estar mojadas en agua caliente y, antes de aplicarse, se deberán dejar templar para que no quemen al tacto. Es muy importante que su aplicación no genere molestias en la zona. De ser así, significa que la temperatura es demasiado caliente. Estas compresas de agua tibia se dejarán actuar durante unos 20 ó 30 minutos y, cuando se enfríen, se cambiarán por una nueva.

El uso de las compresas de agua tibia está indicado en el tratamiento de los orzuelos porque, gracias a su temperatura, ayudan a licuar la grasa y aceites presentes de forma natural en la piel, incluida la piel del párpado. Con su aplicación, se facilita que los poros de la piel del párpado expulsen el exceso de grasa obstruida, lo que puede ser una de las causas que favorezca la infección. De este modo, se acelerará la curación del orzuelo. Es muy importante tener en cuenta que la expulsión la deberá hacer la propio piel. Nunca se deberá presionar la zona afectada, ya que esto haría empeorar la infección, ya que podría lesionar la piel del párpado y el propio ojo.

Jesus Garcia Arribas
Jesus Garcia Arribas
19/12/2022
Operación de cataratas con resultado perfecto. Trato impecable. Felicidades a todo el equipo.
Javier González
Javier González
14/12/2022
jose luis jimenez diez
jose luis jimenez diez
12/12/2022
Todos encantadores y muy profesionales. Totalmente satisfecho con el trato desde el principio hasta el final. Un 10 Y 5 estrellas.
Beca MC
Beca MC
09/12/2022
Desde el primer momento, todo el personal fue muy amable y atento.
Jaime Sanz
Jaime Sanz
09/11/2022
Un trato excelente del personal de la clinica. En particular de Mar. Gracias por hacer la espera de los pacientes tan agradable
Emilio Camarero
Emilio Camarero
09/11/2022
Muy buena
Desiree Vito
Desiree Vito
21/10/2022
Muy bien todo perfecto
Mari Jose Jiménez
Mari Jose Jiménez
04/10/2022
Muy buena como siempre!!
Oscar Puerta
Oscar Puerta
30/09/2022
Desde el primer momento la atención ha sido realmente totalmente buena y la sensación inicial de profesionalidad inicial, se ha confirmado durante todo el proceso. Explicaciones claras y respuestas concisas a la multitud de dudas que uno tiene cuando va a tomar una decisión tan importante. Muy contento del trato, proceso y resultado.

Autor

  • Dra. Ángeles Giménez-Almenara

    La Dra. Ángeles Giménez-Almenara es oftalmólogo especialista en cirugía refractiva, cirugía de la presbicia, cirugía de cataratas, estrabismo y oftalmología pediátrica y oculoplastia. Desarrolla su labor asistencial en Clínica Baviera Córdoba.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario