Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Cómo afecta el calor extremo a nuestra visión

Julio es uno de los meses más calurosos del año. En los últimos años ha sobrepasado a agosto en olas de calor. Con el aumento de las temperaturas en las ciudades, sufrimos cada vez más las temidas olas de calor. Somos conscientes de los efectos que los golpes de calor provocan en nuestro cuerpo: mareos, agotamiento, calambres, síncopes, etc. Pero, ¿las olas de calor afectan también a la vista? Os dejamos algunos de los efectos que puede causar en nuestros ojos.

El principal efecto del calor en nuestra vista es la sequedad ocular debido a la evaporación de las lágrimas. Afecta al buen funcionamiento del ojo y, en casos extremos, puede llegar a producir dificultad a la hora de enfocar.

Pero no solo el calor produce sequedad ocular. Como consecuencia de las altas temperaturas, abusamos de los aires acondicionados y ventiladores, lo que acelera la evaporación de las lágrimas. Esta situación empeora si trabajas mirando la pantalla del ordenador durante un tiempo prolongado ya que se suele reducir el parpadeo.

¿Cómo podemos evitar la sequedad ocular?

Las recomendaciones son las que ya todos conocemos pero que está de más que las recordemos. Es importante el uso de gafas de sol cuando estamos al aire libre ya que ayudan a reducir la evaporación de la lágrima y evitan que el ojo entre en contacto con posibles alérgenos.

Si por tu trabajo, pasas muchas horas delante del ordenador y con el aire acondicionado intenta aumentar la frecuencia del parpadeo. También es recomendable utilizar lágrimas artificiales que te ayuden a hidratar el ojo.

Limonada y termostato

Ola de calor

Recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Es importante que demos la importancia que merece a las olas de calor y que no dejemos de seguir las recomendaciones del Ministerio de Sanidad:

  • Bebe agua o líquidos sin esperar a tener sed (excepto contraindicación médica). Evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.
  • Mantente en lugares frescos en los días de calor intenso. Busca algún lugar climatizado y refréscate con una ducha o un baño.
  • Baja las persianas para evitar que el sol entre directamente. Si la temperatura exterior es alta deja las ventanas cerradas. Evita usar máquinas y aparatos que puedan producir calor en las horas centrales del día.
  • Haz comidas ligeras a base de frutas, verduras, ensaladas, gazpachos o zumos naturales, para reponer las sales perdidas por el sudor.
  • Evita las actividades en el exterior (sobre todo las más intensas), en las horas más calurosas.
  • Permanece a la sombra en el exterior, usa ropa ligera y de color claro, protégete del sol y usa un calzado fresco, cómodo y que transpire.

Si no puedes disfrutar de la playa porque todavía no estás de vacaciones, no olvides seguir estos consejos.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario