Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Cáncer de párpado: causas, síntomas y tratamiento

2/5 - (1 voto)

El cáncer de párpado es un tipo de cáncer de piel que se caracteriza por estar localizado en la zona de los párpados o alrededor del ojo. En la mayoría de los casos, su tratamiento consistirá en la extirpación mediante cirugía, por lo que es importante un diagnóstico temprano. 

¿Qué es el cáncer de párpado o cáncer palpebral?

El cáncer de párpado o cáncer palpebral es un tipo de cáncer ocular que supone una tumoración maligna en el tejido del párpado o en la piel cercana al ojo. Por lo general, este tipo de tumoración suele presentarse como un bulto o una herida que no termina de cicatrizar. De hecho, es habitual que sangre. 

Muchas veces puede ser confundido con un quiste o una verruga. Por ello, es importante acudir al médico para que valore la posibilidad de que se trate de una tumoración. Esta podrá ser benigna o maligna y, solo en el segundo caso, será necesaria una intervención. 

Mujer mirándose al espejo y levantándose un párpado

¿Cuáles son las causas del cáncer de párpado?

El cáncer de párpado es un tipo de cáncer de piel. Existen diversas causas que pueden propiciar su aparición. Sin embargo, en la mayoría de ellas, se trata de un tipo de tumoración maligna producida por la exposición excesiva a la luz del sol. 

La luz ultravioleta del sol es especialmente dañina para los tejidos de la piel, incluida la que conforma el párpado y la zona alrededor del ojo, puesto que se trata de una piel mucho más fina que en otras partes del cuerpo. Por ello, una exposición prolongada (ya sea por el tipo de trabajo que se realiza o de forma voluntaria) implica un daño celular que puede terminar produciendo este tipo de tumoraciones. 

¿Cómo prevenir este tipo de cáncer?

Debido a que la principal causa que propicia la aparición de este tipo de cáncer es la exposición a la luz ultravioleta, la mejor manera de prevenir su aparición es evitarla. En este sentido, es fundamental utilizar gafas de sol homologadas y con una pantalla de protección amplia. Es decir, que tengan una superficie que no solo proteja el propio ojo, sino también la piel alrededor de este. 

Además, aunque durante el verano la exposición solar suele ser mayor, también es muy importante tener en cuenta que las gafas de sol deben formar parte de la vestimenta habitual durante todo el año. En otras palabras, es importante llevar gafas de sol grandes durante todo el año siempre que se esté en zonas exteriores durante el día.

Además, también es muy importante utilizar crema solar adecuada a esta zona de la cara, así como evitar los tratamientos de bronceado artificial (cabinas de luz ultravioleta), ya que el daño celular que causan en la piel aumenta considerablemente el riesgo de sufrir cáncer de piel (incluido el cáncer de párpado). 

¿Cuáles son los principales síntomas del cáncer de párpado?

Los síntomas del cáncer de párpado no siempre permiten un diagnóstico temprano. Por lo general, el cáncer palpebral puede aparecer como un pequeño bulto o quiste en la zona de los párpados o alrededor de los ojos. Estos bultos pueden sangrar o escocer, pero no siempre muestran esta sintomatología.

Como suele tratarse de bultos pequeños y que no crecen de forma rápida, muchos pacientes no les prestan atención hasta que son especialmente grandes. Por ello, se recomienda acudir al médico en el primer momento en el que se detecta la aparición de un bulto o una herida que no termina de cicatrizar en el párpado o la piel alrededor de los ojos. 

¿Cómo se realiza su diagnóstico y tratamiento?

No todos los tumores en los párpados o cerca del ojo son cáncer palpebral. En este sentido, es necesario distinguir entre tumores benignos (aquellos que no ponen en riesgo al paciente) y tumores malignos (aquellos que sí que son cáncer y que requieren tratamiento). Tras la revisión por parte del médico, este valorará la necesidad o no de realizar una biopsia. Es decir, tomar una muestra de tejido y analizarla en laboratorio para determinar su naturaleza. 

En el caso de que la tumoración sea benigna, no será necesario tratamiento más allá de un control y vigilancia de la evolución del mismo. Por el contrario, en el caso de que la biopsia confirme que se trata de cáncer de párpado, el tratamiento más habitual será la extirpación mediante cirugía, aunque puede complementarse con otros tratamientos.

Fuentes

El Independiente – Los párpados no se libran del cáncer de piel


Karelys Asencio Torres
Karelys Asencio Torres
05/03/2024
Esta clínica sin duda es la mejor !! El trato en recepción y de los médicos es excepcional. Estoy muy contenta con los resultados. Muchas gracias !
Vanesa Delgado Arcos
Vanesa Delgado Arcos
01/03/2024
Muchísima profesionalidad por parte de todo el equipo desde recepción y por supuesto si doctor.Estoy totalmente complacida por el resultado de la operación y posteriores seguimientos.100%recomendable.
Jorge Carnicero
Jorge Carnicero
27/02/2024
Me operé ya hace un mes con laser de miopía y no pude tomar mejor decisión, buen asesoramiento desde el principio, un equipo maravilloso que están disponibles para cualquier consulta y unos resultados óptimos, sensación inmejorable poder ver otra vez perfectamente sin necesidad de gafas.
Carlos Ángel Pérez
Carlos Ángel Pérez
27/02/2024
Atención muy buena de la doctora y de las auxiliares
Virginia Jimenez
Virginia Jimenez
22/02/2024
He recibido un trato espectacular por parte de todos los trabajadores de la clínica de Móstoles. La operación me la realizó el doctor Rafael, y salió todo muy muy bien me operado de miopía y astigmatismo, y el mismo día por la noche ya podía ver y hacer vida normal. Lo recomiendo 100 por 100. Llegue con miedo por que la vista es algo muy delicado y a día de hoy la mejor decisión que tomé fue quitarme las gafas y hacerlo con ellos. Gracias
Isidro Hoyas
Isidro Hoyas
20/02/2024
Buenos profesionales y las chicas muy amables y atentas

 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario