Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Descubre como funciona el colirio para conjuntivitis

Aunque por los síntomas todas parecen iguales, existen varios tipos de conjuntivitis y para cada una existen tratamientos y colirios específicos. En este artículo vamos a hablar de los distinto tipos de conjuntivitis y de por qué tratamientos suelen optar los oftalmólogos en cada caso.

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, la mucosa que cubre la parte anterior del ojo y el interior del párpado. Las causas de la conjuntivitis pueden ser alérgicas, infecciosas (por bacterias o virus) o traumáticas (por un golpe, arañazo o cuerpo extraño). Los factores que provocan la conjuntivitis determinarán el tratamiento que se aplique en cada caso, aunque hay cuidados que favorecen la recuperación para cualquier tipo, como por ejemplo la una apropiada limpieza de los ojos con agua tibia o suero fisiológico. Los tratamientos suelen aplicarse en forma de gotas oftálmicas o colirios.

Descarga la guía:

Colirio para conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica aparece por una respuesta exagerada del sistema inmunológico del ojo a una partícula (alérgeno) que, en otras personas, no causa ningún tipo de respuesta. Los colirios que se suelen usar en estos casos son:

  • Lágrimas artificiales: que se usan en todos los casos para hidratar el ojo.
  • Antihistamínicos: que funcionan limitando la segregación de histamina, la sustancia que produce el ojo como reacción al alérgeno y que es la causante del picor. Suelen ser más eficientes como medida preventiva.
  • Corticoides tópicos: los corticoides tienen un efecto antiinflamatorio e inmunosupresor. Son muy eficaces, ya que evitan la reacción alérgica, pero su uso no puede prolongarse debido a sus efectos secundarios.

El tratamiento de la conjuntivitis alérgica alivia los síntomas, pero este tipo de conjuntivitis tienden a reaparecer si el paciente continúa expuesto al factor alérgeno.

Mujer echándole un colirio a un hombre tumbado en un sofá

Colirio para conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana es un tipo de infección causada por algunas bacterias cuando se alojan en el ojo. Suele ser un problema leve pero muy contagioso, por lo que es imprescindible mantener una higiene estricta. La conjuntivitis bacteriana puede desaparecer por sí sola en el plazo de una semana, pero para evitar complicaciones y su propagación, se recomienda tratarla. El tratamiento de la conjuntivitis bacteriana incluye colirios antibióticos y una buena limpieza de los ojos.

Colirio para conjuntivitis vírica

La conjuntivitis vírica suele desaparecer por sí sola y casi nunca recibe tratamiento. El uso de corticosteroides puede, no obstante, ayudar a aliviar los síntomas. El caso más peligroso de conjuntivitis vírica es la causada por el herpes, ya que si llega a capas profundas del ojo, al cicatrizar, puede afectar a la visión. En caso de herpes está contraindicado el uso de corticoides, por lo que es importante poder distinguirlo de otro tipo de infección.

Generalmente, la conjuntivitis, sea del tipo que sea, se acaba curando por sí sola, pero la automedicación puede ser peligrosa, ya que los colirios que sirven para tratar un tipo de conjuntivitis pueden ser perjudiciales para otro tipo.

La conjuntivitis infecciosa es, además, muy fácil de contagiar, por lo que necesitamos saber qué precauciones debemos tomar para evitar propagarla. Por estas razones, ante la aparición de conjuntivitis, debemos acudir al médico, que podrá determinar cuál es el tratamiento más adecuado.


¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario