Si has sufrido alguna enfermedad que haya afectado a la retina o al humor vítreo, sabrás que prácticamente no conocemos nada del postoperatorio de una vitrectomía con gas, una de las cirugías a la que más recurren los pacientes para corregir los defectos en estas zonas del ojo. ¿Qué cuidados exige esta etapa?

New Call-to-action

postoperatorio vitrectomia gas

¿Para qué se hace una vitrectomía con gas?

Antes de hablar de ello, sin embargo, conviene hacer un breve repaso por los pasos básicos de esta cirugía, la actual está motivada básicamente por dos razones: para el acceso a la retina o para extraer el humor vítreo. Veamos ambos casos:

  • Humor vítreo:

La extracción del humor vítreo, que es el líquido gelatinoso que se encuentra entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino, se realiza sólo en los casos en que éste impide la visión normal del paciente, por ejemplo cuando se presentan hemorragias vítreas producto de la retinopatía diabética, las trombosis venenosas retinales, los desgarros y los traumatismos.

  • Acceso a la retina:

Cuando se quiere acceder a la retina es por causa de enfermedades retinianas que requieren de un tratamiento intraocular. Sin embargo, es importante aclarar que en esos casos se debe primero extraer el humor vítreo y luego sí acceder a la retina.

Cuidados del postoperatorio de la vitrectomía con gas

Para realizar la vitrectomía se pueden emplear diferentes técnicas y materiales. Por ejemplo, se puede inyectar gas en la cavidad ocular, lo cual favorece la reparación de la retina que se adhiere por la presión de dicho gas, que es absorbido progresivamente. Otra alternativa pasa por emplear aceite de silicona.

En este vídeo puedes consultar más información sobre la vitrectomía de la mano de la Dra. Lucía Manzanas, oftalmóloga especializada en retina de Clínica Baviera Valladolid:

Aunque los riesgos de esta intervención son mínimos y los pacientes pueden hacer vida normal en los días posteriores al procedimiento, no deja de ser una cirugía compleja que tiene que ser practicada por un especialista en retina y que, al mismo tiempo, exige una serie de cuidados. Mira algunas recomendaciones del postoperatorio de la vitrectomía con gas:

  • Se recomienda no hacer movimientos bruscos con la cabeza ni con el cuerpo, especialmente durante la primera semana. Esto incluye, por supuesto, el no hacer ningún ejercicio físico ni ningún tipo esfuerzo que pueda comprometer la zona ocular que ha sido intervenida.
  • El parche oclusivo se suele retirar al día siguiente de la cirugía y es posible que el paciente sufra algunas molestias leves en la zona ocular, como por ejemplo la sensación de tener cuerpos extraños en el ojo, el color rojo en los mismos o la hinchazón de los párpados y la zona aledaña.
  • Es importante seguir con disciplina y constancia el tratamiento médico que indique el cirujano al abandonar la clínica. La mayoría de ellos incluyen colirios o gotas antiinflamatorias, antibióticas o fármacos dilatadores de pupila. Siempre habrá un tiempo estimado para el uso de estos productos, pero la verdadera duración del tratamiento dependerá de la evolución de cada paciente.

Además del desprendimiento de retina, los motivos más habituales para realizar una vitrectomía con gas son la retinopatía diabética, las heridas oculares, las hemorragias intraoculares o los traumatismos, entre otros problemas visuales.

New Call-to-action