Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Gafas para ordenador: cómo funcionan y cuáles son sus principales características

Las gafas para ordenador son un factor de protección adicional frente a los teléfonos móviles, tablets, televisores, ordenadores y, en general, todo tipo de dispositivos digitales, así como para la iluminación LED, cada vez más presente en casas, oficinas, centros comerciales y todo tipo de lugares públicos. 

New Call-to-action

¿Cómo funcionan las gafas para ordenador?

Son una gafas que incorporan unos filtros protectores específicos para el tipo de luz proveniente de las pantallas de ordenadores, móviles y otros aparatos digitales, como por ejemplo las videoconsolas. Además de en las gafas, estos filtros pueden aplicarse en las propias pantallas.

En teoría, estos filtros especiales tienen la capacidad de reducir entre un 15 y un 20% la  intensidad de la luz. 

El síndrome visual informático

El uso cada vez más intenso y prolongado de las pantallas electrónicas, ha provocado la aparición del síndrome visual informático. Se trata de un un trastorno provocado por el sobreesfuerzo de los ojos como consecuencia de un uso prolongado de ordenadores y otros tipo de pantallas electrónicas: 

El principal síntoma de este problema es la fatiga visual, aunque también puede provocar otras molestias y problemas oculares como:

La causa de esta anomalías es que el estar con la vista fija en ordenadores y similares durante mucho tiempo y sin hacer pausa implica un alto esfuerzo acomodativo de los ojos, así como también una importante reducción del número de parpadeos y de la producción de lágrima. 

Aunque las molestias oculares producidas por el uso de dispositivos digitales no suelen ser graves, y además son temporales, pueden llegar a ser muy molestas, interfiriendo en nuestras actividades diarias, tanto de trabajo como de ocio

Chica joven mirando al ordenador con unas gafas

Cómo evitar las molestias oculares por el uso prolongado de ordenadores

Las gafas con filtros especiales pueden ser una ayuda, pero lo más importante es que gestionemos adecuadamente y con sentido común el tiempo que pasamos delante de las pantallas electrónicas, haciendo las pausas necesarias.

Otras recomendaciones son:

  • Mantener una distancia prudencial entre nuestros ojos y las pantallas (al menos 60 centímetros).
  • Optimizar la resolución de pantalla para que no nos suponga demasiado esfuerzo ver las letras en el ordenador. 
  • Trabajar siempre con una iluminación de ambiente adecuada.
  • Utilizar lágrimas artificiales si se nota sequedad ocular.
  • No abusar de las lentes de contacto.
  • Darnos masajes en los ojos y hacer ejercicios visuales.
  • Parpadear de forma voluntaria. Normalmente las personas parpadeamos de 18 a 25 veces por minuto, pero cuando estamos al ordenador el número puede reducirse hasta casi la mitad, lo que aumenta mucho la probabilidad de que suframos de ojo seco. 

Finalmente, es importante considerar que, en sí mismas, las pantallas de los ordenadores, smartphones, tablets, etc. no son perjudiciales para el ojo humano. El peligro viene en el abuso en las horas de utilización de las mismas, no hacer pausas con la frecuencia apropiada o los hábitos perjudiciales, como no colocarnos a la distancia adecuada o no parpadear lo suficiente.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario