Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Operación lente intraocular: en qué consiste y cuándo se realiza

La operación para implantar una lente intraocular se utiliza principalmente para solucionar problemas de presbicia (vista cansada) o de  cataratas. En la actualidad, gracias a la tecnología de última generación y la experiencia de los cirujanos, este tipo de intervención se caracteriza por: un altísimo porcentaje de éxito, muy pocas molestias para el paciente y una rápida recuperación.

New Call-to-action

¿En qué consiste la implantación de una lente intraocular?

El proceso se puede dividir en los siguientes pasos:

Revisiones y visitas previas

Antes de la intervención se realizan las visitas y pruebas previas necesarias que permitan  determinar si el estado visual y de salud del paciente lo convierten en candidato para el procedimiento quirúrgico. También se evalúa si se ha producido algún cambio o circunstancia que recomiende aplazar o anular la operación.

Aplicación de anestesia local

Antes de empezar la intervención, el equipo médico aplica en los ojos del paciente anestesia local en forma de gotas.  

Preparación de la lente

La lente se coloca en un inyector para facilitar el implante justo en el lugar correcto.

Implantación de la lente

A continuación, el cirujano realiza una pequeña incisión, de menos de 3 mm y coloca la lente sobre la misma. Finalmente, con la ayuda del inyector, el especialista coloca la lente intraocular en la posición deseada.

Limpieza y sellado de la incisión

El proceso termina con una buena higiene de la zona intervenida mediante una cánula de irrigación-aspiración. La incisión se suele sellar sola y sin necesidad de suturas. También se aplican gotas antibióticas o antiinflamatorias para evitar molestias y dolores en las próximas 24 horas. El paciente puede irse a casa por su propio pie y la recuperación suele ser rápida, aunque deberá seguir usando estas gotas durante unos días.

Equipo de cirujanos realizando una operación de la vista

En qué casos está recomendada la implantación de una lente intraocular.

El principal objetivo de este tipo de intervención es la colocación de una lente artificial para sustituir al cristalino (lente natural que se encuentra dentro del ojo y que sirve para enfocar los objetos) cuando este no es capaz de realizar correctamente sus funciones. Esto suele ocurrir por dos causas: que se haya vuelto opaco o porque haya perdido su capacidad de acomodación. Por lo tanto, se usa principalmente para corregir dos problemas muy frecuentes en la edad madura o la vejez:

  1. Vista cansada o presbicia, un problema que nos acaba afectando a casi todos y que consiste en la pérdida progresiva de la capacidad de enfocar los objetos cercanos porque el cristalino pierde su capacidad de acomodación.
  2. Cataratas, una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de transparencia del cristalino y, a consecuencia de ello, se produce una disminución de la calidad de la vista de los pacientes.

Un tercer uso menos frecuente de la lente intraocular es como alternativa para  corregir problemas refractivos como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía, en pacientes que por diversas razones (córnea demasiado fina , graduaciones altas, etc.) no son candidatos para operarse con láser.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 16 de julio de 201900:59
    dijo:

    Que precio tiene una operacion lente intracular

Escribe un comentario