Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Párpados hinchados: causas y tratamientos

En este artículo hablaremos de los párpados hinchados, de las causas que pueden provocar esta inflamación y de los posibles tratamientos para abordar este problema. Además, explicaremos de qué manera influye en el funcionamiento del sistema visual que los párpados se hinchen.

Las funciones de los párpados

El párpado es la capa de piel que cubre el ojo y cumple un papel fundamental en la protección del mismo. Sus funciones son, por un lado, protegerlo de los agentes externos funcionando como barrera para evitar lesiones y, por otro, distribuir la lágrima por toda la superficie ocular a través del mecanismo del parpadeo.

Ambas funciones son reflejas y nos permiten mantener nuestros ojos en condiciones óptimas. Además, pueden verse afectadas si los párpados están hinchados sean cuales sean las causas del problema.

Descarga gratis la guía completa sobre las causas y la prevención del hinchazón en los ojos

Las causas más comunes de los párpados hinchados

Cuando algún problema afecta a los párpados, estos suelen aparecer hinchados, aunque de distinta forma según el factor que haya propiciado la hinchazón. Las causas más comunes de los párpados inflamados son las siguientes:

  • Problemas del lagrimal.
  • Orzuelos.
  • Chalazión.
  • Tumores.
  • Irritación e inflamación en los ojos por otros motivos.

Problemas del lagrimal

Las lágrimas se producen en las glándulas lagrimales y llegan al ojo a través de los conductos lagrimales, dos pequeños orificios que se encuentran en los párpados. Las lágrimas mantienen nuestros ojos lubricados y los protegen de infecciones, ya que permiten eliminar las sustancias que se adhieren a la superficie.

Cuando no se fabrica suficiente lágrima o esta es de mala calidad, aparece lo que llamamos ojo seco, y el ojo puede resultar dañado, provocando también ojos hinchados.

La obstrucción de los conductos lagrimales puede causar hinchazón en los párpados. Este problema de las vías lagrimales puede ocurrir como consecuencia de frecuentes infecciones oculares, predisposición genética o incluso debido a fracturas de los huesos de la cara y nariz que afecten a la zona.

También la infección del saco puede derivar en la hinchazón de los párpados. En este caso, se puede identificar porque el área que rodea el saco se hincha y enrojece, pudiendo llegar a supurar el ojo.

¿Qué cuidados deberías tener con tus ojos? La sequedad en los ojos, enrojecimiento, picor, irritación, problemas de lagrimal… Descarga esta guía gratuita en pdf y descubre los trucos para cuidar tus ojos en cualquier época del año

 

Orzuelos

Son protuberancias en el párpado producidas por una glándula sebácea inflamada en el borde del mismo, justo donde contacta con la pestañas. La apariencia es similar a la de un grano de acné, y la piel junto a las pestañas aparece enrojecida y sensible. Está causado por un bloqueo en una de estas partes de los párpados, las bacterias se multiplican dentro de la glándula bloqueada. El ojo puede lagrimear, volverse muy sensible a la luz y dar la sensación que se existe un cuerpo extraño en el interior. Si se bloquea por completo, puede aparecer un chalazión, del cual hablaremos más adelante.

Los antibióticos suelen ser el tratamiento adecuado, aunque puede ser necesario el drenaje de glándula bloqueada. En cualquier caso, se recomienda no aplicar trucos caseros para eliminar el orzuelo, siempre y cuando no sean indicados como tratamiento por el médico.

Chalazión

El chalazión es una hinchazón en el párpado causada por el bloqueo de las glándulas sebáceas que se encuentran situadas en el borde de los párpados, junto a las pestañas. Inicialmente, la apariencia es la misma que la de un orzuelo: párpado hinchado, dolor e irritación, pero tras unos días el dolor desaparece, quedando un bulto redondeado en el párpado.

El chalazión suele desaparecer por sí mismo pasado un mes aproximadamente. La aplicación de paños calientes puede ayudar al drenaje y cicatrización del mismo pero, en todo caso, es necesario consultar con el médico, que también deberá establecer la diferenciación con un orzuelo. En los casos en los que no desaparezca puede ser necesaria la cirugía.

Tumores

Al igual que en otras partes del cuerpo, en los párpados pueden aparecer tumores tanto benignos como malignos. Los tumores benignos no necesitan ser extirpados, a menos que sean molestos o resten funcionalidad al párpado.

Los tumores malignos que pueden a parecer en esta parte del sistema visual son, por un lado, el carcinoma de células escamosas y, por otro, el carcinoma de células basales. Cuando aparece una formación sobre el párpado y no desaparece en unas semanas se debe evaluar la posibilidad de que sea un tumor cancerígeno mediante una biopsia.

Irritación e inflamación por otras causas

Aparte de las causas mencionadas con anterioridad, existen otras causas para los párpados hinchados.

  • La blefaritis es un motivo común de aparición del párpado hinchado y las personas que la padecen lo hacen de forma recurrente. Las causas que propician la blefaritis pueden ser varias: una infección por estafilococos, dermatitis seborreica en la cara o rosácea. Esta afección provoca párpados rojos, aumento del grosor de los párpados y escamas superficiales en la piel, especialmente junto a las pestañas y, por supuesto, que los párpados se hinchen.
  • Por otro lado, se debe tener en cuenta que casi cualquier causa de irritación en los ojos, puede provocar hinchazón en los párpados (alergias u otro tipo de infecciones, por ejemplo). La eliminación de la causa de la irritación con diferentes remedios, siempre indicados por el oftalmólogo (es preferible no recurrir a los trucos caseros) aliviará también la inflamación. Por ejemplo, en el caso de las alergias, el médico puede llegar a considerar la indicación de determinados medicamentos como remedio para eliminar los molestos síntomas que provocan.

Párpados hinchados a causa de la edad

La edad trae a veces como consecuencia las antiestéticas ojeras o bolsas en los párpados inferiores o el exceso de piel, normalmente en los párpados superiores. Debido al paso del tiempo, es habitual encontrarnos con que la piel de los párpados ya no es tan tersa como solía ser y se cae. Las bolsas aparecen a consecuencia de la acumulación de grasa bajo los ojos. Ambos problemas (piel caída y bolsas), unidos a la aparición de ojeras, dan un aspecto de cansancio y de mayor envejecimiento. Además, en el caso de los párpados caídos no hablamos de una cuestión meramente estética, ya que pueden causar problemas de visión y empeorar la calidad de vida.

Tan sólo la blefaroplastia – cirugía de los párpados- puede solucionar estos efectos de la edad y lo hace con resultados realmente buenos. En el caso de los párpados descolgados se elimina la piel sobrante mediante una pequeña incisión, normalmente justo en el pliegue del ojo, de manera que no se percibe la cicatriz. En cuanto a las bolsas de grasa, las técnicas existentes consisten en extraer la grasa excedente a través de una pequeña incisión que se hace en el saco conjuntival o justo bajo la línea de las pestañas, dependiendo de lo que el cirujano considere que es la mejor opción. En todos los casos se trata de procesos de cirugía ambulatoria (sin ingreso).

Como vemos, los párpados hinchados siempre aparecen por un motivo. A menudo no se trata de causas graves y el problema desaparece por sí solo, pero los párpados cumplen la función de gran importancia para la salud de nuestros ojos y no debemos descuidarlos.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario