Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Conoces las causas del edema palpebral?

El edema palpebral es una anomalía causada por una acumulación de líquido en los tejidos que forman parte de la superficie interna del párpado, casi siempre el superior, lo cual provoca una inflamación tan pronunciada que, en algunos casos, impide la visión y, en el peor de los casos, dificulta la apertura del ojo.

Sin embargo, el diagnóstico de este defecto visual es bastante complejo y requiere de una exploración física de la zona. El objetivo de la exploración siempre será identificar las causas de la inflamación.

New Call-to-action

¿Por qué se genera el edema palpebral?

Al igual que muchas de las anomalías que aquejan la zona ocular, el edema palpebral tiene distintas causas. La clave está en la exploración para determinar que dicho cuadro en realidad existe. Esta exploración, a la vez, proporciona información útil para su tratamiento.

Entre las principales causas de esta enfermedad figuran:

  • Traumatismo en la región del ojo: los golpes y las lesiones en esta zona tienen a veces la suficiente gravedad como para provocar una acumulación del líquido en el tejido de la parte interna de los párpados.
  • Infección de los párpados: la piel de esta zona del cuerpo es laxa y elástica, lo cual la hace más propensa que otras regiones del ojo a sufrir anomalías como los edemas. O dicho de otro modo, los párpados son repliegues móviles en los cuales se pueden presentar infecciones de todo tipo.
  • Evolución de otras enfermedades oculares: en otras ocasiones, los edemas se producen por la evolución de otras anomalías que aquejan a los párpados o al resto de zonas del ojo. Una de ellas es la enfermedad de Graves Basedow, que afecta a la glándula tiroides y genera un excesivo funcionamiento de ésta. En cualquiera de sus fases intermedias puede aparecer un edema palpebral.
  • Etmoiditis en los niños: se trata de una forma de sinusitis que afecta a los más pequeños y que en determinados casos se manifiesta a través de un edema palpebral doloroso en la parte interna del ojo, es decir, en la zona cercana a la raíz de la nariz. Lo más habitual es que sólo afecte a un ojo y que genere un cuadro de fiebre alto, así como otras molestias secundarias.

 

Mujer desmaquillándose frente a un espejo

Otras causas del edema palpebral

En otras ocasiones menos frecuentes, el edema palpebral se produce por intoxicaciones como las del cloruro de sodio y de ciertos tintes industriales.

En cuanto al edema palpebral crónico, muchas veces es secuela de infecciones crónicas de la cara, como por ejemplo las erispelas de repetición, la sinusitis maxilar o frontal o la dacriocistitis de repetición. Sin embargo, en esos casos los edemas también son una manifestación de inconvenientes renales.

No hay que confundir el edema palpebral con la predisposición de ciertas personas al abolsamiento de los párpados, tanto los inferiores como los superiores, pues se trata de una situación normal causada muchas veces por los efectos del sueño o de trasnochar.

También puede presentarse un edema palpebral por la picadura de un insecto, como por ejemplo el que transmite la enfermedad del Chagas.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario