Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

¿En qué consiste la sinequia ocular?

La sinequia ocular es una anomalía visual que se caracteriza por la dificultad para que el líquido acuoso fluya con normalidad de la cámara anterior a la cámara posterior del ojo. Sin embargo, no todos los casos son iguales ni se deben a las mismas causas.

New Call-to-action

Aunque es una enfermedad que se aprecia a primera vista, en la mayoría de los casos solo es diagnosticada tras un minucioso examen en el que se emplea un oftalmoscopio o una lámpara de hendidura.

La dificultad para que el líquido acuoso fluya con la debida normalidad aumenta la presión intraocular, uno de los síntomas más característicos del glaucoma. En los casos más graves, la sinequia puede llegar a producir ceguera.

Diagrama del ojo y sus partes

¿Sabes cuáles son las causas de la sinequia ocular?

Como decíamos anteriormente, la sinequia ocular no es igual en todos los casos. Si bien sus síntomas y efectos son más o menos los mismos en la mayoría de pacientes, existen varias causas que favorecen su aparición. Veamos algunas:

  • Traumatismo ocular: los golpes o daños que tengan como centro la zona ocular pueden derivar en una sinequia. Lo más habitual es que quien la sufra presente enrojecimiento y dolor en los ojos. Sea como sea, para que haya una sinequia tiene que existir una lesión suficientemente fuerte como para que se produzca una alteración del flujo del líquido acuoso en los ojos.
  • Complicación de una cirugía ocular: las cirugías no siempre tienen las consecuencias que esperamos. Muchas de ellas dejan secuelas que, de no ser tratadas como es debido, pueden derivar en situaciones como una sinequia.
  • Factor congénito: algunas personas nacen con esta anomalía. Los especialistas se encargarán a partir de este momento de paliar sus efectos para que ésta no tenga ninguna incidencia en el desarrollo de sus labores diarias. Sin embargo, estas personas tienen un mayor riesgo de reincidencia.
  • Efecto de una uveítis: hablamos en este caso de la inflamación que se presenta en el interior del ojo y que afecta cualquiera de las partes de la úvea: el iris, el cuerpo ciliar y los coroides. La sinequia se produce generalmente cuando este tipo de inflamación es significativo.
  • Cataratas: también esta enfermedad puede llegar a alterar la fluidez del líquido acuoso en las cámaras anterior y posterior del ojo. Hablamos, por supuesto, de casos en los que el grado de afectación es especialmente alto.

Tipos de sinequia ocular: características y singularidades

Existen dos tipos de sinequia ocular según las partes del interior del ojo que resulten afectadas. La sinequia ocular anterior o iridocorneal es aquella que se presenta cuando la adherencia afecta al iris y a la córnea.

Por el contrario, la sinequia ocular iridocristalina es aquella en la que la adherencia se da entre el iris y el cristalino; también se le denomina sinequia posterior.

No obstante el tipo de sinequia que presentemos, lo más importante del asunto es que la anomalía sea tratada en el menor plazo posible. Cuando no es así, la inflamación que caracteriza a este problema puede dar lugar a efectos como la deformación de las pupilas, el glaucoma secundario y otras enfermedades similares.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 4 de junio de 201801:42
    dijo:

    Hola, estuve leyendo síntomas y me sirvió para sacarme dudas de mis problemas en los ojos , muchas gracias , fue muy util

Escribe un comentario