Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Estrabismo en bebés: causas, tratamientos y posibles complicaciones

El estrabismo infantil es un defecto visual que consiste en que cada ojo mira en una dirección distinta. Dicho de otro modo, se pierde el paralelismo de los ojos. Existen diversos tipos de estrabismo que dan lugar a diferentes combinaciones: por ejemplo, a veces uno de los ojos funciona correctamente y el otro se desvía, pero también se dan casos de alternancia ocular. Cuando esto ocurre, en ocasiones el niño desvía el ojo derecho y en otras, el izquierdo.

New Call-to-action

Cómo puedo saber si mi hijo tiene estrabismo infantil

Que un bebé tuerza los ojos de vez en cuando no puede considerarse un problema de estrabismo infantil. Es algo normal y frecuente. Sin embargo, los siguientes síntomas deben ponernos en alerta sobre la posible existencia de este problema, que por supuesto deberá ser confirmado por un especialista:

  • El bebé aún no es capaz de enfocar correctamente los objetos con 3 ó 4 meses de vida.
  • No tiene los ojos bien alineados.
  • Tiene los ojos bizcos.
  • Lo ojos no siguen la misma dirección.
  • Presencia de ambliopía u ojo vago. Es decir, uno de los ojos presenta un déficit de la agudeza visual. Esto ocurre en aproximadamente el 30% de los niños con estrabismo infantil porque el cerebro automáticamente desecha la información de uno de los ojos cuando estos no enfocan en un mismo punto, para evitar así la visión doble. 
  • Dolor en el cuello o tortícolis por la mala posición que algunos niños adoptan para  tratar de ver mejor.
  • Cuando empiezan a ir al colegio pueden tener problemas de rendimiento escolar al no ser capaces de ver bien la pizarra.

Si se detecta antes de los 4 años, el pronóstico del estrabismo infantil puede ser muy bueno, corrigiéndose totalmente o a un nivel aceptable en la mayoría de casos con el tratamiento adecuado. Sin embargo, si el diagnóstico se demora más allá de esta edad resulta más difícil corregir las alteraciones y recuperar totalmente la visión.

Causas del estrabismo en bebés

Existen diversos factores que pueden provocar la aparición del estrabismo infantil, siendo los más corrientes:

  • Causas genéticas o hereditarias. En estos casos se habla de estrabismo congénito y se presenta antes de los 6 meses de vida.
  • Incapacidad del cerebro para controlar correctamente el alineamiento ocular.
  • Por asociación con hipermetropía o algún otro problema refractivo.
  • Enfermedades del sistema nervioso central.
  • Episodios de fiebre alta.
  • Situaciones de alto estrés: problemas con profesores o compañeros, cambios de colegio, separación de los padres.

Bebé a cuatro patas mirando a cámara

Posibles complicaciones

Si se detecta antes de los 4 años, el pronóstico del estrabismo infantil puede ser muy bueno, corrigiéndose totalmente o a un nivel aceptable en la mayoría de casos con el tratamiento adecuado. Sin embargo, si el diagnóstico se demora más allá de esta edad resulta más difícil corregir las alteraciones y recuperar totalmente la visión.

El estrabismo infantil no puede prevenirse, por lo que es importante estar muy atento a su síntomas: desviación de la mirada o que el niño se queje de alteraciones en la visión, sobre todo visión doble.

Un estrabismo no detectado y, por lo tanto, no corregido puede dar lugar a complicaciones como:

  • Ojo vago. Se puede producir que el cerebro de niño deje de tomar en consideración las imágenes procedentes de uno de los ojos, impidiendo que se desarrolle correctamente. Se trata de un problema que puede cronificarse, perdurando durante toda la vida.
  • Visión doble o diplopía. Es un problema visual importante, que merma la calidad de vida e impide al niño ejecutar correctamente sus actividades académicas o de ocio.
  • Problemas de autoestima. El estrabismo infantil genera también problemas estéticos que, aunque a algunos niños no les afecte, en otros puede producir problemas importantes de autoestima, limitando su desarrollo personal y social.

Para evitar que estos problemas puedan llegar a cronificarse o provocar que el niño no consiga un desarrollo académico o afectivo en todo su potencial, es muy importante que el niño o niña con estrabismo comience cuanto antes el tratamiento adecuado.

Tratamientos para el estrabismo infantil

Existen diversos tratamientos disponibles para corregir el  estrabismo que, por lo general, son muy eficaces. Según la causa que provoca la pérdida de paralelismo en la mirada, el oftalmólogo pediátrico elegirá uno y otro:

Corrección óptica

Cuando la causa del estrabismo es un error de refracción, la solución pasa por el uso de algún elemento de corrección óptica. Lo más habitual es utilizar gafas, aunque también se puede optar por lentes de contacto.

Tratamiento médico

En algunas ocasiones, el oftalmólogo pediátrico opta por el uso de inyecciones de toxina botulínica.

Tratamiento quirúrgico

Consiste en una intervención para aumentar o disminuir la acción de los músculos responsables de la desviación ocular. Suele usarse cuando la causa el problema no es un problema refractivo.

Una tercera alternativa, que puede ser complementaria de las anteriores, son los ejercicios visuales o terapia visual enfocados a acostumbrar al cerebro a fusionar adecuadamente las imágenes que recibe por separado de cada uno de los ojos.

 

Fuente: https://www.webconsultas.com/estrabismo/sintomas-del-estrabismo-2487

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario