Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Párpado hinchado: causas y tratamientos habituales

Rate this post

Los párpados son la principal protección que tienen nuestros ojos. Un párpado hinchado se puede producir por distintos motivos y, según sea la causa, habrá que seguir un tratamiento u otro. 

¿Qué son los párpados? 

Los párpados son parte de la piel. En concreto, la parte de la piel que recubre el exterior  de los ojos, incluyendo la esclerótica y la pupila. Cada ojo cuenta con dos párpados (uno superior y otro inferior). Gracias a los músculos palpebrales, esta parte de la piel se mueve, permitiendo cerrarse y abrirse para ocultar o no el ojo.

Una de las principales funciones de los párpados es la de proteger los ojos. Al cerrarse, los párpados actúan como barrera protectora de los ojos frente al medio exterior y cualquier peligro que este pueda suponer para su seguridad. Sin embargo, esta no es su única función, ya que, además de proteger los ojos, también los lubrican y los limpian.

New Call-to-action

La acción de lubricación y limpieza la realizan los párpados al abrirse y cerrarse. Es decir, cuando parpadeamos. Esto se consigue porque esta porción de piel se mueve directamente deslizándose sobre la superficie del ojo. De este modo, el parpadeo permite distribuir de manera uniforme la lágrima del ojo y favorecer su correcta lubricación, así como arrastrar cualquier suciedad o impureza que haya podido llegar a caer en la superficie del ojo, favoreciendo así su limpieza. 

¿Por qué se hinchan los párpados? 

Un párpado hinchado es un síntoma de que algo no va bien. Al igual que cualquier otra parte del cuerpo, cuando existe un problema, una de las reacciones que tiene el organismo para defenderse es la inflamación. La inflamación es una respuesta inmune del organismo que favorece el aumento de la cantidad de sangre que llega a la zona, lo que lleva a una correcta recuperación de los tejidos dañados.

Esto sucede de forma general en cualquier parte del cuerpo y, los párpados, no son una excepción. Por eso, si tenemos los párpados hinchados, será necesario identificar correctamente la causa que produce dicha hinchazón y, de este modo, poder aplicar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Chica con un párpado hinchado

¿Cuáles son las causas de un párpado hinchado? 

Existen diferentes causas de los párpados hinchados. Algunas de las más comunes son las siguientes: 

Orzuelo

El orzuelo se produce como consecuencia de una infección (generalmente bacteriana) en uno de los folículos de la piel del párpado. Lo más habitual es que sea en la base de una de las pestañas. Como consecuencia de la infección aparece un pequeño bulto o grano en el párpado y, alrededor, la zona se enrojece y se inflama. 

Chalazión

El chalazión puede tener un aspecto similar al orzuelo pero, en este caso, no existe infección. El chalazión se produce por una obstrucción en la secreción de grasa de las glándulas de Meibomio. En consecuencia, la zona se abulta por  la acumulación de la grasa que no puede salir al exterior de forma natural a través de los poros de la piel del párpado. 

Conjuntivitis

La conjuntivitis es una infección que afecta a la conjuntiva (la membrana transparente que recubre el exterior del ojo y el interior del párpado). Esta infección puede ser, tanto de orígen vírico como bacteriano. En ambos casos, suele ir acompañada de síntomas como párpados hinchados, enrojecimiento del ojo, picor, sensación de arenilla en el ojo y, en el caso de la infección bacteriana, secreciones viscosas que al secarse forman legañas en la zona de las pestañas. 

Blefaroconjuntivitis

La blefaroconjuntivitis es similar a la conjuntivitis pero, en este caso, la zona afectada por la infección no se limita a la conjuntiva, sino que incluye también el párpado. Los síntomas son muy similares a la conjuntivitis, aunque, en el caso de la blefaroconjuntivitis, el párpado suele presentarse incluso más inflamado. 

Obstrucción del conducto lagrimal 

El conducto lagrimal es un conducto diminuto que drena el exceso de lágrima desde el lagrimal hacia el interior de las fosas nasales. Cuando este conducto se obstruye se produce una inflamación en la zona que suele ser fácil de identificar porque se localiza en el lado interior del ojo, donde aparece una especie de grano o bolsa abultada y enrojecida. Esto es muy habitual en los recién nacidos y en los niños pequeños. No obstante, puede afectar a personas de todas las edades. 

Reacciones alérgicas 

Otra de las posibles causas de un párpado hinchado son las reacciones alérgicas. Las reacciones alérgicas se producen cuando nuestro organismo reacciona para defenderse de sustancias que, en realidad, no son una amenaza para nuestra salud (polen, ácaros, pelo de animales, etc). En estos casos, la reacción alérgica puede afectar a distintas partes del cuerpo de la persona que la padece y, una de ellas, son los ojos. Las reacciones alérgicas en los ojos suelen provocar picor, lagrimeo, enrojecimiento e hinchazón de los párpados.

Herpes ocular 

El herpes ocular, o queratitis herpética, se produce por la infección del virus herpes simplex o herpes zoster. Se trata del mismo virus que infecta otras zonas del cuerpo, tal y como puede ser la piel o los labios. En el caso de un herpes ocular, este puede afectar directamente al ojo o al párpado. En ambos casos, la infección puede pasar desapercibida si el virus no se activa. Sin embargo, cuando lo hace, genera pequeñas heridas en la zona afectada, lo que puede llegar a producir la inflamación de la zona afectada y la circundante.

Celulitis orbitaria

Otra de las posibles causas de un párpado hinchado es la celulitis orbitaria. En este caso, se trata de una infección que afecta a las células de grasa y los músculos que se sitúan alrededor del ojo. Se manifiesta con inflamación tanto en los párpados como en las cejas y la zona de la mejilla del paciente. Puede aparecer de repente o, en el caso de que exista una infección previa, que dicha infección evolucione hasta llegar a convertirse en una celulitis orbitaria.

Enfermedad de Graves

La enfermedad de Graves es un trastorno autoinmune que aparece como consecuencia de la hiperactividad de la glándula tiroides. Como consecuencia, el sistema inmune de nuestro cuerpo ataca a las células sanas. Puede presentar diversos síntomas que se manifiestan en diferentes partes del cuerpo. En el caso de los ojos, este trastorno también puede ser una de las causas de que los párpados se inflamen sin motivo aparente. 

Fatiga o cansancio 

La fatiga o el cansancio también son una de las causas que pueden producir hinchazón en los ojos y los párpados como consecuencia del exceso de trabajo y la falta de sueño. En estos casos, un sueño reparador y completo suele bastar para solucionar el problema de la hinchazón.

Llanto intenso y prolongado 

Cuando se llora, especialmente de forma prolongada, aumenta la circulación sanguínea en la zona de la cara. Esto puede producir un aumento de la presión sanguínea en la zona. En consecuencia, la cara se enrojece y se hincha, lo que también puede afectar a los párpados. Por lo general, después de un par de horas desde que se deja de llorar, todos estos síntomas desaparecen por sí solos. 

Párpados hinchados después de dormir

Otra de las situaciones habituales en las que se pueden presentar párpados hinchados es después de dormir. En este caso, la hinchazón suele deberse a la propia postura de la persona durante el sueño. Al estar tumbados, aumenta la presión sanguínea en la zona de la cabeza, lo que contribuye a la hinchazón de los tejidos, incluidos los párpados que, por su naturaleza, son las zonas de la cara en donde más se suele apreciar este abultamiento, sobre todo en los ojos al despertar. En estos casos, basta con ponerse en pie para reducir la presión sanguínea y lograr que los párpados se deshinchen por sí solos pasados unos 10 o 15 minutos aproximadamente. 

¿Cuáles son los tratamientos más habituales? 

Como se puede ver, las causas que pueden producir un párpado hinchado son variadas. En consecuencia, los tratamientos también lo serán, ya que, según sea el caso, será necesario optar por uno u otro.

En este sentido, uno de los aspectos que conviene recordar es que no se deben realizar nunca los denominados “tratamientos caseros”. Estos supuestos tratamientos no ofrecen las garantías necesarias para curar y reducir la hinchazón y, en muchos casos, lo único que se va a conseguir es favorecer que se produzca una infección ocular o que se agrave la que ya se tiene. Debido a esto, si se tiene un problema de párpados hinchados y no remite por sí solo en poco tiempo, lo más recomendable será acudir al médico para que realice una revisión del estado del ojo del paciente y determine la causa que ha producido la hinchazón.

Dependiendo del diagnóstico, el tratamiento será de un tipo u otro. En el caso de que el médico determine que se trata de una infección bacteriana, es probable que recete algún fármaco con antibióticos. En el caso de que se trate de una infección vírica, es probable que recomiende un tratamiento a partir de antivirales.

Por otro lado, en el caso de que la hinchazón puede deberse a una reacción alérgica, es posible que el primer tratamiento se realice a partir de antihistamínicos, aunque habrá que valorar si el paciente requiere otros tratamientos adicionales.

En cualquier caso, la elección del tratamiento siempre se realizará después de la revisión del paciente por parte del médico, por lo que si el párpado hinchado no desaparece por sí mismo, lo más recomendable es acudir al médico para realizar la revisión lo antes posible.

New Call-to-action

 

¿Cuándo acudir al médico? 

Hay que tener en cuenta que un párpado hinchado no es el estado natural de esta parte del ojo. Por ello, si la hinchazón no remite por sí sola pasadas 24 horas aproximadamente, o si la hinchazón va acompañada de otros síntomas (picor, sensación de arenilla en el ojo, enrojecimiento, sensibilidad a la luz, etc.), lo mejor será acudir al médico lo antes posible y no demorar la revisión innecesariamente.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario