Seguramente en más de una ocasión te has levantado por la mañana y has notado que te aqueja una visión borrosa de repente. ¿Qué hacer? ¿Esperar a que todo vuelva a la normalidad o ir corriendo a ver a tu oftalmólogo?

 vision borrosa de repente

New Call-to-action

Causas naturales de la visión borrosa de repente

Lo primero que tienes que hacer ante una situación de visión borrosa de repente es no perder la calma. La tranquilidad es la mejor compañera en este tipo de situaciones, que, por lo demás, pueden tener causas normales y fácilmente explicables.

Nos referimos, por ejemplo, al efecto que se produce cuando te levantas demasiado rápido de la cama y ves borroso e incluso te mareas. Estos síntomas no tienen por qué ser indicio de algo grave; simplemente, son una reacción natural del cuerpo ante una serie de situaciones que es preciso conocer.

A veces se trata del efecto que produce dormir toda la noche en una posición en la que de alguna manera se ha comprimido el nervio óptico, algo que se manifiesta con una leve visión borrosa que, en cualquier caso, desaparece con el trascurso de los minutos.

Otra razón para explicar la visión borrosa de repente es la hipotensión ortostática, o lo que es lo mismo, una bajada inesperada de la tensión en el momento de levantarnos de una silla o un sofá. En estos casos, la persona también recupera equilibrio y la visión normal a los pocos segundos, cuando la tensión se normaliza.

¿Por qué se produce la visión borrosa de repente?

La explicación médica de una situación de visión borrosa de repente es casi la misma que puede causar cuadros de ceguera o pérdida de visión en otros niveles. Esto se debe esencialmente a tres factores, que son los siguientes:

  • Opacidad en el aparato ocular, concretamente en las estructuras del ojo. Resulta oportuno recordar que dichas estructuras son, normalmente, transparentes.
  • Problemas de los nervios que transportan la información y las señales visuales desde el ojo hasta el cerebro; este último, recordemos, es el órgano encargado de interpretar la información recabada y darle sentido para su comprensión.
  • Anomalías en la retina, que es la zona sensible ubicada en la parte posterior del ojo y en la que se reflejan las imágenes captadas por el ojo y se transforman en impulsos nerviosos.

 

Visión borrosa de repente, ¿cuándo debemos preocuparnos?

Sin embargo, por desgracia no en todos casos el motivo de la visión borrosa de repente es de tipo natural. Si tal situación perdura y la visión no se recupera, es probable que estemos ante un problema visual de mayor gravedad.

Lo más indiciado ante este tipo de situaciones es visitar cuanto antes al oftalmólogo. Especialmente, si en el campo visual aparecen manchas o una cortinilla negra que cubre el ojo pese a no ir acompañado de dolor, se debe acudir de inmediato ante el especialista, ya que puede tratarse de un ictus o una apoplejía.

Otras causas de esta anomalía visual pueden ser un daño o inflamación en el nervio óptico, una infección en la córnea o en el iris, un desgarro de retina, mala higiene de las lentillas, sobreexposición a los rayos ultravioleta o incluso un cuerpo extraño en el ojo.

New Call-to-action