Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Coloboma: tipos, síntomas y tratamientos

4.7/5 - (3 votos)

El coloboma se caracteriza por un falta de desarrollo de alguna parte del ojo, normalmente del iris. Muchos casos de coloboma, aunque no todos, presentan un  carácter congénito (es decir, están presentes desde el nacimiento) y son de origen normalmente desconocido. Un pequeño número de casos tienen carácter hereditario y también puede producirse a consecuencia de un traumatismo en el ojo o de una cirugía ocular.

¿Qué tipos de coloboma existen?

El tipo de coloboma más común es el coloboma del iris. Se trata de un agujero o defecto en el iris y se manifiesta como una segunda pupila o en forma de una especie de ranura negra que aparece en el borde de la pupila, confiriéndole una forma irregular. También puede presentarse como una fisura en el iris.

New Call-to-action

Además de en el iris, un coloboma puede tener lugar en otras partes del ojo, produciéndose malformaciones o irregularidades en las mismas:

  • Coloboma del cristalino.
  • Coloboma del párpado.
  • Coloboma macular.
  • Coloboma del nervio óptico.
  • Coloboma de la úvea.
  • Coloboma corio-retiniano.

¿Eres visual, auditivo o kinestésico? ¡Descúbrelo en este test!

¿Cuáles son los síntomas de un coloboma?

El principal signo de un coloboma suele ser visual y depende de la zona en la que se encuentre . El iris de una persona afectada de coloboma tiene una forma extraña e irregular que se puede detectar a simple vista. Se trata de un iris que, en ocasiones, tiene la apariencia del ojo de un gato o la forma de una cerradura

Un coloboma en el párpado se caracteriza por una falta de desarrollo, más o menos evidente en función de cada caso. 

Primer plano ojo mujer con un defecto en el iris

 

En lo que respecta a la afectación a la vista, no tiene porqué producirse en todos los casos de coloboma. Depende del tipo, tamaño y otras circunstancias, por ejemplo algunos colobomas del iris pueden provocar anomalías visuales, sobre todo si no se encuentra adherido a la pupila, ya que en estos casos es posible que se forme una imagen secundaria distorsionada en la parte posterior del ojo. Cuanto esto ocurre, el paciente puede notar uno o varios de estos síntomas:

¿Cómo se trata el coloboma?

El tratamiento dependerá básicamente de tres factores: tipo de coloboma, nivel o grado de afectación y síntomas que esté provocando.

Algunos colobomas de iris que, como hemos dicho es el más frecuente de todos, solo provocan problemas estéticos, que pueden disimularse con lentes de contacto de color o, en los casos más notables, optar por una cirugía.

En los casos en que los colobomas provocan anomalías visuales, será necesario recurrir a otros tratamientos: dispositivos ópticos para corregir la disminución de la agudeza visual o tratamientos con láser específicos para eliminar o minimizar algunas complicaciones derivadas de ciertos colobomas, como el crecimiento anormal de vasos sanguíneos en la parte trasera del ojo o la aparición de cataratas.

Cuando el coloboma es congénito, que es lo más habitual, esta condición suele ser detectada en las revisiones habituales y protocolarios que se realizan a todos los bebés después de su nacimiento. Con el fin de comprobar que el bebé no tenga otros problemas de desarrollo del aparato visual, algo que ocurre en algunos casos de nacidos con coloboma del ojo, el pediatra realizará un examen físico exhaustivo y detallado de la parte interna del ojo. Esta exploración puede complementarse con una resonancia magnética para revisar las conexiones entre los ojos y el cerebro.

Por último, señalaremos que algunos colobomas pueden provocar también el desarrollo de ojo vago (ambliopía). En estos casos, el especialista puede prescribir los tratamientos habituales en estos casos, como la colocación de parches en el ojo sano para estimular al que se está quedando rezagado en su desarrollo visual.

Teresa Delgado
24/05/2022
100% recomendable, trato, profesionalidad y eficacia al mismo nivel, top
Santiago Esponda Chaux
23/05/2022
Juan Carlos Cuenca
20/05/2022
David Tores
13/05/2022
Carolina Vicent Toril
03/05/2022
Christian Martinez Garcia
20/04/2022
Sierri León Vega
06/04/2022
Marta Acero
02/04/2022
Contenta con el momento de la operación y cómo nos han tratado, aunque sí es cierto que me dijeron que iba a quedar después de la operación totalmente perfecta y que mi visión iba a ser del 100% y NO HA SIDO así. Ayer mismo me dieron el alta y avisé a mi Doctora Belén que no veía 100% bien desde mi ojo izquierdo y me dijo que me había quedado un poco de astigmatismo en ese ojo y que no hacía falta ningún retoque. Esto ha sido bastante feo para mí, porque crees que vas a quedar perfecta al 100% y te quedas viendo mal de un ojo, la verdad que ha sido un final un tanto amargo. Tengo dos amigas que se iban a operar aquí, y ya me encargaré de avisarlas por lo menos que no se quede como yo, con ese mal sabor de boca.
Flora Rascón Rascón
24/03/2022
Jorge Gallego
23/02/2022
Le pongo 5 estrellas porque no se pueden poner mas. El trato es espectacular desde que entras por la puerta, el personal muy profesional y agradable que no escatima en tiempo y dedicacion al paciente, Un 10.
New Call-to-action

Autor

  • Clínica Baviera es una institución médica especializada en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de todo tipo de trastornos oftalmológicos. En nuestra red de clínicas, formada por más de 80 centros repartidos en cuatro países (España, Alemania, Austria e Italia), un equipo de más de 200 oftalmólogos ya ha realizado más de 1.000.000 tratamientos, lo que nos convierte en centro europeo de referencia en oftalmología.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario