Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

¿En qué consiste la retracción palpebral?

Los párpados, como cualquier otro órgano de la zona ocular, no están exentos de sufrir alternaciones. Una de las más comunes es la retracción palpebral. ¿Tienes idea de por qué se produce? ¿Conoces sus principales síntomas?

New Call-to-action

Primer plano de hombre de ojos verdes

¿Cuáles son las funciones básicas de los párpados?

Antes de hablarte de ello, queremos que recuerdes brevemente las funciones básicas de los párpados y por qué son tan importantes para mantener una correcta salud visual. Mira con atención la siguiente lista:

  • Nos protegen de la luz excesiva o de fuentes lumínicas que en momentos determinados pueden afectar nuestros ojos. Funcionan como una especie de cortina o velo que les resguarda.
  • Cubren los ojos mientras dormimos, una función que aunque suene un tanto obvia, es absolutamente necesaria para evitar la presencia de bacterias, virus o microorganismos en el globo ocular y garantizarnos un buen descanso.
  • Mantienen limpios los ojos gracias a que permanentemente se abren y se cierran, una acción que se conoce como pestañeo.
  • Facilita la hidratación de los ojos y el reparto de las sustancias específicas para ello en toda la zona del cristalino.

 

Retracción palpebral, ¿de qué estamos hablando?

Antes te hemos hablado de que el abrir y cerrar continuo de los párpados es una acción que garantiza la correcta hidratación de los ojos, su limpieza y protección ante agentes extraños y su resguardo de fuentes lumínicas demasiado intensas.

Pues bien, debes saber que, al realizar este movimiento, tanto el párpado inferior como el párpado superior deben registrar unos valores determinados, es decir, cubrir ciertas zonas del ojo que por naturaleza les corresponde.

O dicho más concretamente: el párpado superior debe cubrir unos 2 milímetros de la córnea, mientras el párpado inferior tiene que llegar justo al límite entre la córnea y la  esclera. Si se presenta cualquier alteración en un sentido o en otro, el diagnóstico será el que queremos explicarte en este post: la retracción palpebral.

 

Síntomas y causas de la retracción palpebral

La retracción en cualquiera de los dos párpados provoca una reducción de la visión y el cierre insuficiente de los mismos, dos síntomas que suelen notarse al poco tiempo. Sin embargo, siempre se recomienda tener el diagnóstico de un oftalmólogo.

Quizá la mayor complicación de la retracción palpebral puede presentarse durante las horas de sueño. Como el párpado no cierra lo suficiente, el ojo está expuesto a agentes externos e incluso es posible que se presente un daño significativo en la córnea, el cual se le conoce en términos médicos como queratitis.

Ahora bien, en cuanto a las causas de la retracción palpebral, los especialistas en el área han detectado al menos 5 de ellas. Veamos en qué consisten:

  • Variaciones en la zona del párpado. Por ejemplo, la presencia de huesos malares pequeños o las órbitas demasiado grandes.
  • Envejecimiento de los tejidos de la zona ocular, lo cual puede derivar a largo plazo en un cambio de la posición original de los párpados.
  • La miopía de alto grado o miopía magna, que también puede provocar una alternación en la posición de los tejidos del párpado.
  • Enfermedad tiroidea orbitaria, que generalmente se manifiesta a través de un aumento significativo del globo ocular.
  • Tumores o inflamaciones causadas por otro tipo de circunstancias.

Los párpados son más importantes de lo que generalmente creemos y por eso mismo no debemos dejarlos de lado a la hora de realizarnos revisiones visuales.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario