Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

Oftalmopatía u orbitopatía tiroidea: ¿qué es y cómo se trata?

4.3/5 - (3 votos)

La orbitopatía tiroidea u oftalmopatía de Graves es una patología autoinmune que provoca el mal funcionamiento de la glándula tiroides y que afecta a los componentes orbitarios del globo ocular en conjunto o de forma aislada. Una de las posibles consecuencias de la orbitopatía tiroidea es el exoftalmos o proptosis, que es lo que se conoce comúnmente como ojos saltones.

En este artículo te explicamos en profundidad qué es la orbitopatía tiroidea, cuáles son sus consecuencias y qué alternativas existen para su tratamiento.

¿Qué es la orbitopatía tiroidea?

La orbitopatía tiroidea es una enfermedad inflamatoria que provoca cambios en los tejidos blandos orbitarios y preorbitarios y que suele asociarse a trastornos metabólicos de la glándula tiroides. Sus principales manifestaciones son:

Además de sus consecuencias visuales, todos estos síntomas pueden disminuir significativamente la calidad de vida del paciente y afectar a su personalidad.

Podemos diferenciar dos fases de la enfermedad:

  • Fase activa. Existe una gran actividad inflamatoria, haciendo que los síntomas de la orbitopatía tiroidea sean más evidentes y severos.
  • Fase inactiva. Los marcadores de la orbitopatía tiroidea están presentes, pero los síntomas no se manifiestan con tanta gravedad.

¿Quiénes pueden verse afectados por la orbitopatía tiroidea?

La orbitopatía tiroidea afecta fundamentalmente a los pacientes con hipertiroidismo o con alguna otra patología relacionada con la glándula tiroidea. Puede aparecer incluso antes de que alguna de esta patologías haya sido diagnosticada.

La orbitopatía tiroidea se manifiesta, sobre todo, en el caso de las mujeres y su aparición puede estar relacionada con factores como:

  • La edad del paciente.
  • Su sexo.
  • Su raza.
  • Su predisposición genética.
  • El consumo de tabaco.
  • Si ha estado sometido a tratamientos con yodo radioactivo.

¿Cuáles son las causas de la orbitopatía tiroidea?

En el caso del hipertiroidismo, por razones que se desconocen, el organismo de las personas con este tipo de afectados produce unos anticuerpos que vuelven hiperproductiva la glándula tiroidea.

Esta hiperproductividad afecta a los tejidos blandos de la órbita y de la región periorbitaria y a los músculos extraoculares, que tienden a inflamarse.

Médico revisa la vista de paciente con pelo blanco y jersey rosa

¿Cuáles son los síntomas en los ojos por hipertiroidismo?

El exceso de hormonas tiroideas (hipertiroidismo) puede tener síntomas muy diversos, que afectan a diferentes órganos y actividades como:

  • Bocio o agrandamiento de la tiroides.
  • Dificultad de concentración.
  • Fatiga.
  • Nerviosismo.
  • Palpitaciones.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Otros síntomas.

Aunque no es tan frecuente, el hipertiroidismo puede producir una serie de cambios que afecten a órganos relacionados con la vista: párpados, músculos de alrededor de ojos y órbita. Estos son los más frecuentes:

  • Exoftlalmos y ojos saltones (también se le llama proptosis) debido al aumento del volumen de los músculos extraoculares y de la grasa orbitaria.
  • Retracción palpebral.
  • Estrabismo.
  • Irritación ocular.
  • Problemas para cerrar los ojos.
  • Lagrimeo por exposición corneal.
  • Sensación de arenilla.
  • Edema palpebral o periocular.

En casos extremos, si los músculos extraoculares se inflaman mucho pueden llegar a comprimir y dañar el nervio óptico, provocando visión doble (diplopía) y hasta la disminución de la agudeza visual debida a una neuropatía óptica compresiva (5% de los casos).

¿Cómo se diagnostica la orbitopatía u oftalmopatía tiroidea?

Para llevar a cabo el diagnóstico de la orbitopatía tiroidea resulta fundamental que exista una estrecha colaboración entre el oftalmólogo, el endocrino, el otorrinolaringólogo y el médico general. Todos ellos deben elaborar una historia clínica detallada para analizar los síntomas y signos de sospecha de la enfermedad.

Entre las pruebas que se suelen realizar destacan:

¿Cuál es el tratamiento de la orbitopatía u oftalmopatía tiroidea?

El tratamiento de la orbitopatía tiroidea está directamente relacionado con la severidad de la enfermedad y, en consecuencia, con los tipos de síntomas que presente el paciente y por su intensidad.

Todos los pacientes con orbitopatía tiroidea, independientemente del grado de actividad de la patología, deben:

  • Realizarse un buen control de la función tiroidea.
  • Dejar el tabaco.

Síntomas leves

Los síntomas menores, que no suelen poner en peligro la calidad de la visión, son:

  • Irritación ocular.
  • Lagrimeo.
  • Sensación de cuerpo extraño.

La administración de lágrimas artificiales o compresas frías, o bien el uso de gafas de sol, suele ser suficiente para eliminar, o al menos aliviar, estas molestias.

Uso de medicamentos

En pacientes que presentan la forma moderada o severa de la enfermedad pueden considerarse tratamientos como:

  • Corticoides.
  • Radioterapia.
  • Fármacos biológicos.

Riesgos para la visión

En los casos en que exista un riesgo evidente para el nervio óptico y, por lo tanto, la visión del paciente corra peligro, el tratamiento más habitual es la intervención quirúrgica. Esta consiste, básicamente, en la eliminación de una parte de los huesos que rodean al globo ocular con el fin de lograr una descompresión orbitaria.

Problemas estéticos

Si el exoftalmos es tan severo que está afectando de manera muy negativa el aspecto estético del paciente, lo que puede acarrear rechazo social o problemas psicológicos, pueden considerarse algunas opciones quirúrgicas.

La cirugía solo puede realizarse en pacientes cuya enfermedad se encuentre en fase inactiva durante al menos 6 meses.

  • Descompresión orbitaria, que es un procedimiento muy parecido al que se utiliza cuando se está produciendo una excesiva presión en el nervio óptico.
  • Cirugía rehabilitadora.
  • Cirugía palpebral.
  • Cirugía del estrabismo.

¿Se puede prevenir?

Aunque la orbitopatía tiroidea no se puede prevenir, se recomienda:

  • Un buen control hormonal por parte del endocrino.
  • No fumar para que los síntomas sean más leves.

¿Cuáles son sus posibles complicaciones?

En general, estos tratamientos quirúrgicos suelen ser muy seguros y efectivos, lográndose en la mayor parte de los casos unos resultados altamente satisfactorios, tanto si se realizan para solucionar problemas estéticos como de visión.

No obstante, tras las descompresiones realizadas por la cirugía en párpados y músculos extraoculares, existen algunos riesgos, aunque infrecuentes y normalmente abordables con tratamiento antibiótico:

  • Inflamación palpebral o conjuntival (suele ceder por sí sola en unos pocos días).
  • Sangrado.
  • Infección de la zona intervenida.

Fuentes


Jesus Garcia Arribas
Jesus Garcia Arribas
19/12/2022
Operación de cataratas con resultado perfecto. Trato impecable. Felicidades a todo el equipo.
Javier González
Javier González
14/12/2022
jose luis jimenez diez
jose luis jimenez diez
12/12/2022
Todos encantadores y muy profesionales. Totalmente satisfecho con el trato desde el principio hasta el final. Un 10 Y 5 estrellas.
Beca MC
Beca MC
09/12/2022
Desde el primer momento, todo el personal fue muy amable y atento.
Jaime Sanz
Jaime Sanz
09/11/2022
Un trato excelente del personal de la clinica. En particular de Mar. Gracias por hacer la espera de los pacientes tan agradable
Emilio Camarero
Emilio Camarero
09/11/2022
Muy buena
Desiree Vito
Desiree Vito
21/10/2022
Muy bien todo perfecto
Mari Jose Jiménez
Mari Jose Jiménez
04/10/2022
Muy buena como siempre!!
Oscar Puerta
Oscar Puerta
30/09/2022
Desde el primer momento la atención ha sido realmente totalmente buena y la sensación inicial de profesionalidad inicial, se ha confirmado durante todo el proceso. Explicaciones claras y respuestas concisas a la multitud de dudas que uno tiene cuando va a tomar una decisión tan importante. Muy contento del trato, proceso y resultado.


 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario