Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Gafas de sol polarizadas: en qué consisten y cuáles son sus ventajas

Las gafas de sol polarizadas se caracterizan por tener un filtro especial capaz de bloquear la luz reflejada, dejando pasar únicamente la luz útil, eliminando reflejos y permitiendo una visión, color y contraste más naturales. Este conjunto de propiedades otorgan una serie de ventajas a las gafas polarizadas que las convierten en ideales para conducir y realizar actividades al aire libre.

New Call-to-action

Toda las ventajas de la gafas de sol polarizadas

  • Eliminan los molestos reflejos.
  • La nitidez y el contraste son superiores a los que se consiguen con otro tipo de gafas.
  • Los colores percibidos a través de ellas son más naturales.
  • Otorgan una gran protección contra  los rayos UV.
  • Reducen la fatiga ocular.
  • El usuario gana en comodidad y seguridad, ya que son más ligeras y resistentes.
  • Son las más adecuadas para aquellas personas con hipersensibilidad a la luz.
  • Son muy versátiles, lo cual permite personalizar totalmente los cristales polarizados: añadirles la graduación adecuada de miopía, hipermetropía y/o astigmatismo e, incluso, incorporar lentes progresivas o fotocromáticas.

Las gafas de sol polarizadas tienen, por lo general, una gran aceptación entre los usuarios porque se gana en calidad de visión y comodidad, eliminado en gran medida los molestos reflejos y consiguiendo, al mismo tiempo, una gran protección contra los peligrosos rayos UV.

Gafas de sol polarizadas

La importancia de elegir adecuadamente nuestras gafas de sol

Con independencia de que, finalmente, adquiramos o no unas lentes polarizadas, a la hora de elegir unas gafas de sol debemos tener en cuenta una serie de parámetros básicos:

  • Comprarlas siempre con Certificado CE, lo que nos garantiza que están homologadas por la Unión Europea.
  • Debemos asegurarnos de que las lentes de las gafas sean capaces de eliminar o filtrar la radiación UV nociva por debajo de los 400 nn (nanómetros), una información que podemos encontrar en el folleto que el fabricante debe incluir en cada modelo de gafa.
  • Los filtros de la gafas de sol se dividen en 5 categorías (0, 1, 2, 3, 4) que indican la   cantidad de absorción lumínica que tienen. Los filtros de categoría 0 son más claros y, por lo general, se consideran apropiados para conducir. Los filtros de categoría 1 son idóneos para su uso en espacios que no tienen excesiva luminosidad. Las categorías 2 y 3 son las más comunes, puesto que ofrecen una buen protección en condiciones de luminosidad media: aire libre, montaña y ambientes soleados. La categoría 4 está pensada para ambientes más extremos en cuanto a luminosidad: actividades de alta montaña, deportes acuáticos o para ir a la playa. Lo recomendable es elegir el filtro de nuestras gafas en función del uso específico que vayamos a darles.
  • Además de su efecto estético, el color de los cristales nos puede ayudar a mejorar nuestro defecto visual (si lo tenemos) o ser más apropiado para determinadas actividades. Por ejemplo, los filtros marrones son recomendables para personas con miopía o astigmatismo, mientras que el color verde es el ideal para la hipermetropía. Si tenemos que conducir, sobre todo con niebla, los cristales naranjas o amarillos pueden ser la mejor opción.

Una lente de mala calidad puede dejarnos desprotegidos ante la radiación nociva y, en casos extremos, llegar a producir queratoconjuntivitis y hasta quemaduras en la mácula como consecuencia de la exposición directa a los rayos de sol.

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario