Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Lentillas multifocales: opiniones y valoraciones

Las lentillas multifocales constituyen uno de los tratamientos más innovadores en materia visual en los últimos años. Sin embargo, lo son no tanto por las lentillas en sí mismas, sino más bien por la función que cumplen ante problemas refractivos como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

Ojo marrón de frente

New Call-to-action

¿Qué son exactamente las lentillas multifocales?

Por paradójico que parezca, las lentillas multifocales no son un  tipo de lentillas como las que tradicionalmente conocemos. De hecho su aparición, que se produjo hace un par de años, supuso un antes y un después en los tratamientos visuales refractivos.

Las lentillas más conocidas son las bifocales, aquellas en las que la graduación para ver objetos de cerca y de lejos está bien diferenciada.

Por su parte, las lentillas multifocales están diseñadas para que el paciente se beneficie de distintas potencias y graduaciones. O dicho en otras palabras, permiten que la persona vea con claridad y nitidez desde distintas distancias gracias a unos escalones o círculos concéntricos tallados en la superficie de las lentillas.

Es más, recientemente hemos conocido una nueva versión de las lentillas multifocales que no solo mejoran la visión intermedia, sino que además reducen los halos de luz que perciben muchos pacientes con los primeros modelos.

Las opiniones sobre este tratamiento son casi todas favorables, en gran parte gracias a que corrige los defectos refractivos sin necesidad de someternos a una intervención quirúrgica como tal. Son fáciles de usar, útiles y muy cómodas.

Diferencias entre lentillas multifocales y lentillas bifocales

Aunque a veces se confunden, en realidad se trata de dos términos distintos. La principal diferencia es que las lentillas bifocales se refieren a únicamente dos tipos de enfoques: de cerca y de lejos, mientras que las lentillas multifocales están pensadas para ver bien desde todas las distancias, incluyendo la distancia media, que es donde muchas personas tienen mayores problemas y necesidades.

Hoy en día es fundamental tener una visión excelente de la pantalla del ordenador o del navegador del coche y, por lo general, una lente bifocal no suele cubrir con la suficiente calidad estas áreas.

Ventajas de las lentillas multifocales

  • Se puede conseguir una buen visión desde cualquier distancia: de lejos, de cerca y a media distancia.
  • Pueden ser una buena solución para personas miopes, y por lo tanto que no ven bien de lejos y a media distancia, que al cumplir los 40 ó 45 años empiezan también a tener problemas para ver de cerca, por sufrir de vista cansada o presbicia (un problema que afecta a casi todas las personas a llegar a una cierta edad,  puesto que el cristalino pierde su capacidad de acomodación y, en consecuencia, no es capaz de enfocar correctamente los objetivos cercanos).
  • Los pacientes que nunca han llevado gafas ni lentillas y que ahora necesitan lentes (normalmente para ver de cerca) pueden sentirse más cómodos con las lentes multifocales, ya que les proporcionan más libertad y una visión más natural que la que pueden conseguir con gafas.

Claves para adaptarnos a las lentillas multifocales

Como cualquier otro tipo de lentillas, las multifocales necesitan ser adaptadas de tal forma que corrijan los defectos refractivos que han motivado su uso. Sin embargo, esto no siempre es tan fácil y conviene seguir una serie de recomendaciones al respecto:

  • Visitar a nuestro oftalmólogo una o varias veces. Por lo general, un paciente requiere entre 2 y 3 visitas a la consulta para que las lentillas multifocales se adapten correctamente. De lo contrario, no tendremos la seguridad de que el tratamiento mejorará la visión de la persona.
  • La adaptación también depende del paciente. La gran mayoría de quienes optan por este tratamiento necesitan una o varias semanas para adaptarse del todo a las lentillas. El uso continuo y regular también ayuda.
  • Ten en cuenta la refracción precisa. Cada paciente cuenta con unas necesidades propias. Los especialistas recomiendan utilizar la lente positiva más alta para ver de lejos y la más baja para ver de cerca. Esto nos evitará una acomodación excesiva con una refracción negativa.
  • Identifica tu ojo dominante y la posición de la visión más borrosa. Con esto se busca determinar si debemos utilizar más potencia positiva o una adición más alta en el ojo que predomine sobre el otro para mejorar la visión de cerca sino que esto necesariamente disminuya la calidad de la visión de lejos.

Las lentillas multifocales constituyen una alternativa de tratamiento visual que sigue en constante evolución. La tecnología ha permitido explorar nuevas posibilidades, como por ejemplo las denominadas lentillas inteligentes, que si bien son apenas un proyecto a largo plazo, su origen está en las del tipo multifocal.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario