Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Vista Cansada

Lentillas para vista cansada, ¿cuáles me convienen?

La presbicia es una enfermedad visual causada por el envejecimiento del organismo. Aunque no se puede evitar, uno de los tratamientos más recomendados para mitigar sus efectos son las lentillas para vista cansada.

Este problema, que suele afectar principalmente a personas mayores de 45 o 50 años, se produce cuando el cristalino se vuelve más rígido y no puede cambiar de forma con la misma flexibilidad y suavidad de antes, lo cual dificulta la transición de la vista lejana a la vista de los objetos cercanos.

lentillas vista cansada, presbicia

Con frecuencia, el diagnóstico de la presbicia suele coincidir con cuadros de otro tipo de enfermedades refractivas, como por ejemplo la miopía, el astigmatismo y, sobre todo, la hipermetropía, que afecta la misma zona y tiene síntomas similares.

El término presbicia significa literalmente ‘vista cansada’, pues esta anomalía se revela generalmente a través de una creciente dificultad para realizar tareas cotidianas como la lectura o la identificación de detalles en objetos cercanos.

¿Existen lentillas específicas para la vista cansada?

El desarrollo tecnológico de las últimas décadas ha permitido que en el área de la salud visual tengamos mayores recursos para tratar algunas enfermedades propias de esta zona, como por ejemplo la presbicia o vista cansada.

 

New Call-to-action

 

Dicho desarrollo se ha visto reflejado no sólo en las intervenciones quirúrgicas o en los tipos de lentes que usamos para corregir problemas refractivos, los cuales son cada vez más personalizados y versátiles.

Estos avances también han dado lugar a nuevos y variados tipos de lentillas. En un plazo relativamente breve, hemos pasado de las primeras lentillas blandas, comercializadas en España desde finales de los años 60, a otras más cómodas, prácticas y elaboradas en materiales más sensibles y fácilmente adaptables al ojo.

Aunque sigue siendo una solución genérica, hoy día podemos hablar de diversos tipos de lentillas disponibles en el mercado: para miopía, hipermetropía, astigmatismo y, claro, presbicia o vista cansada. Su uso depende, por supuesto, del diagnóstico previo del oftalmólogo al que acudamos regularmente.

Lentillas para vista cansada: características y propiedades

Cuando hablamos de lentillas para vista cansada, nos estamos refiriendo a un tipo de lentillas que, pese al avance de los métodos clínicos y la cuantiosa información que circula en varios medios, siguen siendo desconocidas para muchos de los pacientes.

Existen dos tipos de lentillas diseñadas específicamente para mitigar los efectos de la presbicia o vista cansada: las bifocales y las multifocales. Echemos una mirada rápida a sus principales características y usos:

Este tipo de lentillas está disponible tanto en formato blando como rígido. Han sido elaboradas a base de gas permeable y por lo general tienen un tiempo específico de uso, con lo cual es necesario reemplazarlas una vez caduquen. La característica más importante de estas lentillas es que están hechas con dos prescripciones en una sola lente, mientras que las multifocales cuentan con más de dos graduaciones en cada lente. Pese a que llevan varios años en el mercado, sólo recientemente han empezado a ganar popularidad entre los pacientes que sufren presbicia.

Al contrario que las lentillas bifocales, las multifocales cuentan con más de dos tipos de graduación en una misma lente. Es decir, la misma pieza ha sido diseñada para enfocar objetos a distancia larga, media y corta, lo cual les convierte en una opción idónea para los pacientes que son incapaces de realizar dicho tránsito con agilidad, precisión y naturalidad. También pueden ser blandas o rígidas. Dentro de las lentes multifocales existen dos tipos: las que están elaboradas con círculos concéntricos para distintos tipos de visión y los diseños combinados, los cuales mantienen la graduación tanto de cerca como de lejos en el centro del ojo.

¿Cuándo usar lentillas bifocales y cuándo lentillas multifocales?

Ahora bien, la pregunta que se desprende de la explicación anterior es cuál de los dos tipos de lentillas para vista cansada debemos usar. La respuesta depende de muchos factores y es preciso tener en cuenta ciertas consideraciones.

En términos generales, cualquiera de los dos tipos de lentillas son eficaces a la hora de mitigar los efectos de la presbicia. Sin embargo, lo que puede inclinar la balanza hacia un lado u otro son las ventajas que supone cada modelo y la situación del paciente:

a) Ventajas de las lentillas bifocales:

  • Tienen dos tipos de graduaciones en la misma lente y suponen una evolución en relación con las lentes tradicionales para ver de cerca. Gracias a ellas, el paciente deja de preocuparse cuando debe realizar un cambio permanente del enfoque de visión, el cual se realiza por sí solo y sin esfuerzo.
  • Aumenta la agudeza visual tanto de cerca como de lejos. El error del cristalino queda subsanado y la persona puede ver sin problemas en distintas graduaciones.
  • Guardan cierta similitud con las gafas bifocales, que han sido durante años la alternativa más extendida para mitigar los efectos de la presbicia. Esto supone una ventaja en términos de adaptación de los pacientes.
  • Siguen siendo las lentillas más baratas del mercado y, por ello mismo, una de las opciones más demandadas.

b) Ventajas de las lentillas multifocales:

  • Mayor agudeza visual en el intervalo de visión de cerca y visión de lejos. Es decir, no sólo mejora la calidad de la vista en ambas graduaciones (e incluso en las distancias intermedias), sino que hace que el tránsito entre una y otra sea sencillo.
  • Algunos materiales con los que están elaboradas, por ejemplo el hidrogel de silicona, permiten que una mayor cantidad de oxígeno llegue a la córnea. Debemos tener en cuenta que esta es una de las principales preocupaciones de los fabricantes de lentillas, pues como éstas cubren casi por completo la superficie externa del ojo, es vital que exista una oxigenación e hidratación adecuadas. En este sentido, las lentillas multifocales son la mejor opción.

No obstante, antes de elegir las lentillas para vista cansada más adaptadas a tu caso, recuerda que no debes tomar ninguna decisión sin antes consultar al oftalmólogo. Es él quien debe realizar la valoración pertinente y recetarte uno de los dos tipos de lentillas en función del tamaño de la pupila y el grado de presbicia.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario