Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Óptico-optometrista: qué es y qué funciones tiene

El óptico-optometrista es un profesional sanitario con titulación universitaria, dedicado al cuidado y mejora, en atención primaria, de todo lo relacionado con la visión y la salud visual de la población. Este profesional está capacitado para reconocer y tratar situaciones relacionadas con un sistema visual funcionalmente inadecuado que requiera algún tipo de compensación con lentes correctoras (gafas o lentillas), así como también entrenamiento o terapia visual y procedimientos de carácter preventivo.

Mujer de pelo rizado en consulta con óptico optometrista

El óptico-optometrista es un profesional sanitario, pero no un médico, por ese motivo no puede diagnosticar patologías como desprendimiento de retina, cataratas o glaucoma. En el caso de detectar o sospechar de estas u otras enfermedades, el óptico debe remitir al paciente al oftalmólogo para que confirme y, en su caso, trate la enfermedad.

Descarga la guía:

Competencias básicas del óptico-optometrista

  • Detectar cualquier disfunción de la visión.
  • Manejar los distintos aparatos de medida y valoración de la función visual y de las estructuras del ojo y del sistema visual.
  • Corregir mediante lentes y tratamientos optométricos problemas de refracción y otras disfunciones visuales.
  • Graduar la vista de los pacientes (detectar el número exacto de dioptrías de miopía, hipermetropía o astigmatismo).
  • Montar lentes oftálmicas en gafas y controlar su calidad.
  • Adaptar cualquier tipo de lente de contacto.
  • Asesorar a los pacientes sobre salud visual (cuidados de los ojos, factores de prevención).

Con frecuencia, este profesional sanitario es el primero en detectar patologías oculares en las personas que acuden a la óptica o centro sanitario, así como también aquellas enfermedades de carácter general que se pueden reflejar tras una revisión exhaustiva de los ojos, como por ejemplo la hipertensión o la diabetes.

Una profesión muy consolidada y con excelentes salidas profesionales

En España, el título de Graduado en Óptica y Optometría, para cuya consecución es necesario cursar y superar 4 años de estudios universitarios, capacita para el ejercicio de esta profesión sanitaria, la cual está firmemente asentada en todo el territorio español, así como también en la mayor parte de Europa y de América.

El óptico-optometrista está capacitado, asimismo, para participar activamente en tareas que beneficien la salud visual de la población en general como el diagnóstico y tratamiento optométrico de disfunciones visuales (por ejemplo, defectos de refracción), y también  la prevención de enfermedades del sistema visual. Esto requiere también el intercambio de información con otros profesionales de la salud.

En cuanto al mercado laboral, la principal salida profesional para un óptico-optometrista corresponde al desarrollo de su labor en los centros de óptica, que es donde normalmente tienen lugar las actividades de atención visual primaria, montaje de ayudas visuales, rehabilitación visual, etc.

También se está llevando a cabo una progresiva integración de estos profesionales en los centros de oftalmología y de cirugía refractiva, puesto que el perfil tanto sanitario como experimental de estos titulados les permite colaborar de forma eficaz con el oftalmólogo. En esta área profesional cumplen funciones muy importantes. Algunas de ellas serían el manejo de instrumentos de medida y diagnóstico de tipo optométrico y oftalmológico, aportar información y asesoramiento sobre las ayudas ópticas disponibles, así como todas las pruebas previas y posteriores a diversos procedimientos quirúrgicos.

Otra de las salidas profesionales es el desarrollo de actividades en empresas de fabricación, mantenimiento y/o distribución de gafas, lentes de contacto y todo tipo de instrumentación óptica. Dentro de este campo, las salidas profesionales son bastante variadas, ya que pueden ir desde el diseño del producto al posicionamiento y venta final.

La suma de todas estas posibilidades de desarrollo profesional supone unas excelentes expectativas de colocación de estos técnicos sanitarios especializados en la visión una vez que han finalizado sus estudios, los cuales tienen un enfoque tanto teórico como práctico.

Qué campos de investigación se aplican a la óptica-optometría

Como hemos podido ver, el óptico-optometrista es un profesional que no se engloba dentro del área de la medicina, sino en el de las ciencias de la salud. Por ello, aunque no sea un médico, su labor está enfocada a la salud y el bienestar de los pacientes. Esto define también el tipo de sectores de trabajo y estudio, entre los que cabe destacar los siguientes:

  • Óptica fisiológica
  • Instrumentación optométrica
  • Neuro-optometría
  • Contactología
  • Visiogénesis
  • Optometría clínica
  • Baja visión
  • Entrenamiento y reeducación visual

Así mismo, dentro de la ciencia de la óptica-optometría, existen diversos campos que están íntimamente relacionados con esta ciencia. Gracias a ellos, la óptica-optometría responde a las necesidades que permiten ofrecer a los pacientes mejoras en su calidad visual y atención primaria en lo que ha salud visual se refiere.

Las principales ciencias de las que se vale la óptica-optometría son las siguientes:

  • Física
  • Anatomía
  • Biología
  • Neurología
  • Fisiología
  • Psicología
  • Farmacología
  • Patología
  • Ergonomía

Gracias a la combinación de cada una de estas disciplinas, se pueden desarrollar productos que permiten que el paciente mejore su calidad visual, tanto mediante el uso de gafas como de lentes de contacto, así como mediante otros aparatos que complementan y mejoran la salud visual del paciente en cada caso concreto.

 
ojos sanos todo el año

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario