Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Tensión ocular: los tratamientos más eficaces para controlarla

¿Qué provoca la tensión o presión ocular? Dentro del globo ocular existe un fluido, el humor acuoso, que es fundamental para mantener su forma correcta y para que pueda funcionar de manera óptima, puesto que se encarga de proporcionar los nutrientes necesarios y el oxígeno al cristalino y la córnea, dos de las estructuras más relevantes para que el ojo desarrolle su actividad. Dicho líquido ejerce una cierta presión dentro del ojo que se conoce presión ocular o intraocular (PIO).

Los niveles de PIO se miden en milímetros de mercurio (mmHG), considerándose que se encuentran dentro de unos parámetros normales cuando se sitúan entre los 11 y los 21 mmHg.

 

New Call-to-action

¿Qué es la presión ocular alta? 

Es relativamente frecuente que la presión ocular, que no debe confundirse con la presión arterial, se sitúe por encima de los valores normales, pudiendo provocar daños importantes en el nervio óptico. Es lo que se conoce como glaucoma

Causas de la presión ocular elevada  

Según la mayor parte de los expertos,  la causa principal de un anormal aumento de la presión intraocular es un mal funcionamiento del sistema de drenaje del humor acuoso. No se conocen los motivos concretos por los que se producen  daños en el sistema de drenaje del humor acuoso, si bien diversos estudios señalan que el mayor problema, en gran parte de los casos, es el estrés oxidativo provocado por el envejecimiento.

Por este motivo, la edad es uno de los factores de riesgo de la tensión intraocular alta, junto con:

  • El tabaco.
  • La contaminación.
  • Los antecedentes familiares.
  • El estrés.
  • La alimentación inadecuada.

Factores de prevención de la tensión ocular

La prevención de la tensión ocular alta ha de estar encaminada a reducir el estrés oxidativo y para ello es aconsejable:

  • Practicar deporte de manera habitual
  • Evitar el tabaquismo
  • No beber alcohol o hacerlo con moderación.
  • Seguir unas buenas pautas de alimentación: variedad, comer abundante fruta y verdura, ya que son una fuente importante de: vitaminas antioxidantes como la C, la B1, el caroteno, el licopeno, la luteína y la zeaxantina. También se deben evitar las grasas saturadas, los azúcares refinados, las harinas, la comida rápìda y  la bollería industrial.   

Síntomas de la PIO elevada

El principal problema de la PIO alta es, precisamente, la falta de síntomas claros en sus fases iniciales, lo que puede producir daños irreversibles en el nervio óptico por la presión a la que se ve sometido. Cuando el daño es ya considerable, el paciente empieza a notar un pérdida progresiva en la visión, que puede afectar a uno o los dos ojos. Esta pérdida de la visión se produce, sobre todo, en la parte más externa del campo visual, llevando a lo que se conoce como “visión de túnel o visión de cañón”.

Solamente en el caso de glaucoma agudo o de ángulo cerrado, sí que se notan unos síntomas repentinos y notables:

  • Dolor fuerte y agudo en el ojo.
  • Enrojecimiento del ojo.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas de visión: visión borrosa, arcos alrededores de las luces, disminución de la visión periférica o problemas para enfocar en la oscuridad, entre otros. 
  • Dificultad para enfocar en la oscuridad.
  • Náuseas y vómitos.
  • Aumento del tamaño de la pupila.
  • Escleritis, que es inflamación crónica de la esclera, que es una capa muy fina que cubre la parte blanca del ojo, pudiendo causar a largo plazo incluso ceguera.

Tratamientos para la tensión ocular alta

Remedios naturales

En algunos casos se puede controlar la tensión ocular llevando un estilo de vida más saludable:

  • Mejorar la alimentación, evitando las grasas saturadas para no perjudicar al sistema cardiovascular, el cual tiene una relación directa con los niveles de PIO.
  • Evitar el sedentarismo excesivo.
  • Mantenernos siempre bien hidratados: en este sentido beber mucha agua y de manera constante es fundamental.
  • Ser moderados en el consumo de bebidas azucaradas o alcohol.
  • Controlar el estrés: relajarse, tomarse los periodos de descanso necesarios, evitar tensiones, etc.
  • Cuidar los ojos con una buena higiene y la realización de sencillos ejercicios visuales: masajes, parpadeos voluntarios, rotaciones, etc.
  • Controlar el estrés.
  • Acudir periódicamente al oftalmólogo, realizando mediciones de la presición ocular, especialmente si tenemos antecedentes familiares de problemas en este sentido.

Tratamientos médicos

La detección precoz de la presión ocular alta es fundamental, ya que los daños ocasionados en el nervio óptico pueden ser irreversibles. De ahí que la medición periódica de la presión de nuestros ojos por parte de un especialista es fundamental, sobre todo a partir de los 40 años o si tenemos predisposición a sufrir este problema.

Siempre bajo control médico, el especialista puede prescribir colirios o medicamentos específicos para controlar la presión y, en los casos más graves, recurrir a una cirugía ocular para restablecer el normal funcionamiento del drenaje.

 

Estos son algunos de los síntomas generales que pueden indicar la presencia de glaucoma, sin embargo los síntomas difieren un poco dependiendo del tipo de glaucoma presente y los tipos que son más comunes raramente causan síntomas.

En presencia de algunos de estos síntomas, se recomienda consultar a un oftalmólogo tan pronto como sea posible, para que el médico pueda diagnosticar el problema. En general, el diagnóstico del glaucoma puede hacerse a través de un examen oftalmológico completo realizado por el médico, que incluirá una tonometría, un examen que permite medir la presión dentro del ojo. Como en la mayoría de los casos el glaucoma no causa síntomas, se recomienda realizar este examen oftalmológico al menos 1 vez al año, especialmente a partir de los 40 años de edad.

Fuentes:

https://www.glaucoma.org/es/presion-ocular-elevada-y-glaucoma.php

https://www.aao.org/salud-ocular/anatomia/la-presion-ocular

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario