Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Ventajas y limitaciones de las lentillas para corregir la presbicia

La presbicia o vista cansada es un problema de la vista que casi todos vamos acabar teniendo al cumplir los 40 ó 45 años. Consiste en una dificultad para enfocar los objetos cercanos, que se va acrecentando a medida que se cumplen años. Este problema se puede solucionar con gafas o lentillas de presbicia, existiendo también la posibilidad de una intervención quirúrgica para poder ver bien desde todas las distancias sin necesidad de depender continuamente de un elemento óptico externo.

New Call-to-action

Síntomas de la presbicia

Notamos que tenemos presbicia o vista cansada cuando empezamos a tener problemas para ver bien de cerca. Las letras de los libros o del móvil se vuelven borrosas, impedimento que tratamos de contrarrestar sosteniéndolo a más distancia de lo normal con el objeto de poder enfocar mejor.

Actividades que precisan enfocar los objetos cercanos, como coser o dibujar son también  complicadas de realizar cuando se empieza a sufrir presbicia.

La imposibilidad de enfocar correctamente los objetos que se encuentran a distancia cercana es el síntoma más claro, y muchas veces el único, de la vista cansada. Aunque si no se corrige también puede provocar otras molestias, como dolores de cabeza o fatiga visual.

¿Por qué se produce la presbicia o vista cansada?

Porque con el paso del tiempo tanto el cristalino como los músculos y ligamentos que lo rodean van perdiendo elasticidad y flexibilidad y, por lo tanto, su capacidad de acomodación se resiente.

Esto provoca que, inevitablemente y sin que se pueda prevenir, a partir de los 40 o 45 años y de forma progresiva empecemos a tener problemas para ver bien de cerca, hasta que se llega un punto en que ya no somos capaces de distinguir los objetos cercanos si no es con ayuda de lentes o una operación.

Las lentillas para presbicia

Como hemos señalado, además de las tradicionales gafas de cerca, otra forma de corregir el problema de la vista cansada es con lentillas especiales para presbicia, existiendo dos posibilidades distintas:

  • Lentillas para presbicia multifocales. Con ellas se puede ver con claridad desde cualquier distancia.
  • Lentillas de monovisión. En este caso, el usuario lleva una lentilla para ver de cera y otro para ver de lejos.   

Dedo mostrando una lentilla y lentillero

Ventajas de las lentillas para presbicia

  • Muchas personas consideran más cómodo llevar lentillas que estar constantemente poniéndose y quitándose las gafas para poder enfocar de cerca.
  • Las lentillas multifocales permiten ver desde todas las distancias y, además, corregir al mismo tiempo otro defecto refractivo que podamos tener, como miopía o astigmatismo.

Principales inconvenientes

Las desventajas de las lentes de contacto para la presbicia son más o menos las mismas que las lentillas que se usan para corregir defectos refractivos (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo):

  • Requieren de ciertos cuidados y medidas higiénicas.
  • Solo se pueden llevar un número de limitado de horas (10-12 horas como máximo).
  • Posibilidad de sufrir infecciones corneales, queratitis y erosiones o lesiones oculares como consecuencia del roce de la lente en el interior del ojo.
  • Molestias diversas, como sequedad ocular u ojo rojo producido por factores ambientales o lagrimeo del usuario.
  • En ciertas condiciones pueden ensuciarse o empañarse, dificultando la visión de calidad del usuario.
  • Las lentes pueden también caerse y perderse.

Como hemos comentado, existe las posibilidad de una solución quirúrgica para la presbicia, que puede consistir en la introducción de una lente intraocular multifocal o el uso de la técnica láser.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario