Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Qué es blefaritis y cómo se trata

Rate this post

Si pareces enrojecimiento y dolor en los párpados, además de restos de piel costrosa en la base de las pestañas seguramente se trate de un problema de blefaritis o inflamación de los párpados. 

¿Qué es la blefaritis?

Este problema se debe a que las secreciones grasas de las glándulas del borde palpebral son más abundantes y se quedan adheridas a los párpados. En consecuencia, se acumulan entre las pestañas. 

Lo normal es que estas secreciones lubriquen la superficie del ojo y los párpados y prevengan  la evaporación de la lágrima. Lo que pasa cuando se sufre un problema de blefaritis es que estas secreciones se transforman en ácidos grasos que irritan e inflaman el borde de los párpados. En la costra que se forma pueden proliferar bacterias que irritan los párpados. Por eso es clave detectar el problema a tiempo. 

Es esencial seguir una pauta muy concreta de limpieza de los párpados. De hecho, pueden utilizarse toallitas especiales para la blefaritis. Cuando las usamos, es importante no rozar el ojo e incidir solo en los párpados. 

En casos excepcionales, si el médico lo prescribe, puede ser necesario el uso de antibióticos como colirios.

New Call-to-action

¿Qué tipos de blefaritis existen? 

1. Blefaritis escamosa

  • Se caracteriza por la formación de escamas en la base de las pestañas. Suelen ser costras duras y secas.
  • Su síntoma más significativo es el levantarse con los ojos pegados a causa de la secreción continua y los problemas en la piel.
  • También provoca una seria irritación de los ojos, especialmente de los párpados.
  • Esta blefaritis se asocia a la presencia de una bacteria del género Staphylococcus y suele ser más problemática y severa.

 2. Blefaritis seborreica

  • Su síntoma más significativo es la acumulación y exceso de grasa en el borde de los párpados. Esta es, de hecho, la zona más afectada.
  • Otro síntoma característico es el picor y enrojecimiento, fruto de la acumulación de lípidos en la zona lagrimal.
  • Con frecuencia, este tipo de blefaritis se asocia a otros problemas cutáneos como la dermatitis del cuero cabelludo o de otras áreas del cuerpo.

Cuando se dan síntomas de ambos tipos podemos hablar de blefaritis mixta.

También existen diferentes tipos de blefaritis según dónde se sitúe el problema:

1. Blefaritis anterior

  • Afecta a la parte del párpado en la que se ubican las pestañas y puede ser escamosa o seborreica.
  • Su origen se encuentra en una infección bacteriana o vírica y normalmente los síntomas aparecen en los párpados y suelen consistir en enrojecimiento, hinchazón y/o picor.
  • En este caso, existe un alto riesgo de complicaciones porque la colonización por bacterias puede extenderse a la superficie ocular llegando a producirse un engrosamiento o inflamación de los párpados haciendo que se plieguen hacia adentro o hacia afuera de los ojos (entropión y ectropión). Incluso pueden darse daños en la córnea debidos al roce de las pestañas (úlceras corneales).

2. Blefaritis posterior

  • Afecta a las glándulas de Meibomio y suele ser seborreica.
  • En este caso, estas glándulas no funcionan correctamente porque se obstruyen derivando en la formación de legañas y en la inflamación del borde del párpado.
  • También pueden aparecer orzuelos y chalaziones.
  • Las lágrimas pueden adquirir una apariencia espumosa.

Ojo marrón mirando hacia arriba

Las blefaritis suelen ser leves, aunque pueden aparecer complicaciones si no se toman las medidas terapéuticas e higiénicas adecuadas. 

Hay algunos remedios caseros que podemos poner en práctica. Por ejemplo, mezclar una parte de champú neutro con cuatro partes de agua. A continuación humedecemos  un bastoncillo de algodón o la yema del dedo índice y frotamos suavemente los párpados con los ojos cerrados. Después hay que aclarar los bordes palpebrales con otro bastoncillo humedecido en agua.

¿Qué factores pueden causar la blefaritis?

Según las causas de la blefaritis distinguimos entre:

  1. Blefaritis infecciosa.
  2. Blefaritis asociada a la obstrucción de los poros.
  3. Blefaritis asociada a una reacción alérgica. 

En los tres casos, los síntomas son la inflamación y el enrojecimiento de los párpados, la sensación de acartonamiento de la piel y el picor o escozor acompañado a veces de descamación.

¿Qué tratamientos existen para la blefaritis?

No hay un solo tipo de tratamiento para mitigar los efectos de la blefaritis. Las alternativas son diversas y la aplicación de una u otra depende de cada paciente y de sus necesidades.

La blefaritis no tiene cura pero puede controlarse haciendo que sus síntomas disminuyan. 

Medidas de higiene

En la mayoría de los casos, pautar unas correctas rutinas de higiene mejorará considerablemente la situación. 

Hay que realizar una limpieza a fondo de la zona afectada frotando suavemente los ojos con un paño limpio, champú neutro o toallitas especiales para la blefaritis. Se trata de eliminar la grasa, las escamas, las costras y las secreciones.

Fármacos

En algunos casos se puede optar por el uso de fármacos por vía oral, en colirio o en forma de pomada. El objetivo de estos tratamientos para la blefaritis es controlar la inflamación.

Ojo verde mirando de frente

Otros tratamientos

  • Desbridamiento electromecánico del borde del párpado. Se trata de eliminar las bacterias, la biopelícula y los ácaros y desobstruir las glándulas de Meibomio.
  • Tratamiento de pulsación termal o pulsación térmica. Se aplica calor y presión terapéutica en los párpados para mejorar el drenaje de las glándulas.
  • Terapia de luz pulsada de alta intensidad (IPL) para mejorar la secreción de los lípidos por las glándulas. Además, se puede reducir la inflamación local y de las bolsas palpebrales.

 

¿Por qué el maquillaje puede provocar blefaritis?

El problema del maquillaje aplicado en los ojos es que deja una capa de productos que tapan y obstruyen el poro natural de la piel, incluida la de los párpados. Esto hace que sea más probable desarrollar blefaritis asociada a la obstrucción de los folículos pilosos de las pestañas. 

Además, el maquillaje también puede facilitar la acumulación de gérmenes en la zona y, en consecuencia, la aparición de una blefaritis infecciosa.

Blefaritis y maquillaje: soluciones y tratamiento

Si se sospecha de que se puede estar padeciendo un episodio de blefaritis, hay que acudir al oftalmólogo o médico de cabecera para que pueda evaluar la situación, hacer un diagnóstico y prescribir el tratamiento más aconsejable en cada caso. 

Sin embargo, más allá del tratamiento concreto que pueda prescribir el médico, existen una serie de pautas que se deberán implementar cuando se crea que existe una relación directa entre blefaritis y maquillaje.

Limpiar correctamente la zona

Los utensilios para aplicar el maquillaje en la zona de los ojos y los párpados deben limpiarse a conciencia después de cada uso. 

Además, mantener el maquillaje sobre la cara (especialmente sobre los párpados) durante mucho tiempo o irse a la cama sin desmaquillarse hará que los párpados se inflamen y se padezca un episodio de blefaritis. Por eso, es indispensable extremar la limpieza e higiene cuando se use maquillaje en esta zona del rostro. 

Retirar el maquillaje de forma inmediata si se sienten molestias

Por otro lado, la relación entre blefaritis y maquillaje también depende, en gran medida, del tiempo de uso del maquillaje. Es decir, si se empiezan a sentir molestias después de su aplicación, lo correcto será retirarlo por completo de forma inmediata. De esta forma, se podrá prevenir la blefaritis antes de que llegue a manifestarse de forma aguda. 

Usar maquillaje hipoalergénico o formulado para pieles sensibles

Si la persona sabe que en su caso existe una relación directa entre blefaritis y maquillaje deberá seleccionar correctamente los productos menos agresivos para la piel. En este sentido, optar por maquillaje hipoalergénico o formulado sin productos químicos sintéticos puede ser una buena alternativa. 

Prescindir del maquillaje o limitar su utilización

Finalmente, hay que considerar la posibilidad de prescindir del maquillaje o de limitar su uso y cantidad lo máximo posible. De esta forma, se reducirá el efecto negativo y la relación existente entre blefaritis y maquillaje, mejorando la afección en los pacientes y reduciendo también los episodios de blefaritis aguda que puedan ocasionarse.

¿Están relacionados el ojo seco y la blefaritis?

El ojo seco y la blefaritis son dos problemas oculares que muchas veces van de la mano. Sin embargo, esto no quiere decir que sean sinónimos. En realidad, la blefaritis es una de las posibles causas del ojo seco.

Principales causas de la blefaritis:

  • Ojo seco: el ojo no es capaz de producir las suficientes lágrimas o estas son de baja calidad.
  • Orzuelo: protuberancia dolorosa y de color rojo que se produce como consecuencia de la infección de la glándulas de los párpados.
  • Chalazión: secreción inflamatoria provocada por una secreción de grasa en las glándulas de los párpados.

Existe, por lo tanto, una relación muy evidente entre el ojo seco y la blefaritis. El primero se produce por un déficit de lágrimas en los ojos que puede deberse a una evaporación excesiva de esta, consecuencia a veces del mal funcionamiento de las glándulas de Meibomio por culpa de la blefaritis.

blefaritis caspa pestañas

¿Cómo tratar la grasa y la caspa en las pestañas?

Como decimos, la blefaritis se caracteriza por la inflamación o infección de los párpados, concretamente en la zona donde nacen las pestañas y donde se encuentran las glándulas de Meibomio. Estas generan una serie de secreciones que forman parte de la lágrima en la que abundan lípidos de diversos tipos.

La blefaritis es una anomalía que produce inflamación, infección en los párpados, enrojecimiento y secreción de una serie de líquidos. De todos modos, uno de sus síntomas más conocidos es la aparición de grasa y de caspa en las pestañas.

 

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 2 de octubre de 202114:08
    dijo:

    Muchas gracias por la información, ha sido de gran ayuda para mi, saludos cordiales desde Costa Rica, bendiciones

Escribe un comentario