Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Dolor de cabeza nocturno: su relación con los problemas de visión

El dolor de cabeza nocturno, aunque la mayoría de las veces no es un síntoma de enfermedad potencialmente peligrosa, puede llegar a reducir de manera notable la calidad de vida de quien lo padece. Con frecuencia, esta cefalea nocturna es la consecuencia de un estilo de vida demasiado estresante o de un esfuerzo (físico o psicológico) excesivo durante el día , aunque pueden existir otras causas, como por ejemplo los problemas de visión.

Hombre en la cama con dolor de cabeza nocturno

Cuando aparecen de noche, los dolores de cabeza impiden descansar como es debido, lo que hace que a la mañana siguiente nos levantemos excesivamente cansados e inquietos, y esto, a su vez, produce mayor nerviosismo y más dolor de cabeza, pudiéndose llegar a una situación cíclica con tendencia a retroalimentarse que puede provocar alteraciones en la salud. En estas circunstancias urge poner remedio al problema, siendo para ello totalmente necesario detectar la causa, o causas, que producen dichos dolores.

Además, en muchas ocasiones, los dolores de cabeza nocturnos pueden llegar, incluso, a despertar a la persona que los padece, por lo tanto afectan al descanso y a la posibilidad de conciliar un sueño reparador.


Descarga la guía:

Tipos de dolor de cabeza nocturno

No todos los dolores de cabeza durante el sueño son iguales, sino que suelen clasificarse en alguno de los siguientes grupos, aunque también se pueden producir alternancias o combinaciones de varios de ellos en una misma persona:

  • Cefaleas tensionales. Son cefaleas con presión o de tipo opresivo (no pulsátil) leves a moderadas que afectan a toda la cabeza (dolor en ambos lados de la cabeza). Su diagnóstico y tratamiento es muy importante cuando las crisis se convierten en frecuentes.
  • Cefaleas por abuso de analgésicos. Este tipo de cefalea aparece cuando una cefalea previa no se ha tratado en el momento o el modo adecuado. El paciente ha consumido analgésicos de venta libre de manera continuada y se ha convertido en “dependiente” de estos fármacos. Aunque los analgésicos mejoran inicialmente el dolor de cabeza, finalmente pueden ser contraproducentes.
  • Cefaleas trigémino vasculares. Producen enrojecimiento ocular y lagrimeo e incluso caída de los párpados. En ocasiones, estos síntomas son más llamativos que el propio dolor de cabeza nocturno.

Como hemos comentado, la mayoría de dolores de cabeza que aparecen en la madrugada son la manifestación de un problema de estrés, ansiedad  o depresión, provocado por lo acontecido durante el día, como problemas en el trabajo o los estudios o conflictos personales o familiares continuos.

Solamente en casos excepcionales, el dolor de cabeza o migraña está provocado por enfermedades realmente graves o preocupantes como tumores cerebrales, accidentes cerebrovasculares, infecciones como la meningitis, apnea del sueño o hipoglucemia.

Los problemas de visión

Con mayor frecuencia de lo que creemos,  los problemas de visión son también causa de dolores de cabeza. Si no somos capaces de enfocar correctamente por un problema de refracción (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) o cualquier otro motivo, nos vemos obligados a realizar un constante sobreesfuerzo al leer, trabajar con el ordenador, coser o conducir. En consecuencia, la vista se fatiga dando lugar al dolor de cabeza por las noches o durante el día.

Por lo tanto, es muy recomendable acudir regularmente al oftalmólogo, sobre todo si notamos que nuestra visión comienza a dar síntomas, aunque sean leves, de fatiga o mal funcionamiento (visión borrosa o nublada a diferentes distancias).

Puede que la solución a unos molestos dolores de cabeza, en ocasiones, incapacitantes para poder llevar nuestro ritmo de vida habitual, se encuentre en el uso de gafas o lentillas acorde a nuestra graduación o en una intervención quirúrgica para solucionar nuestro problema mediante la cirugía láser.

Cómo distinguir los dolores de cabeza provocados por problemas de visión

La mayoría de dolores de cabeza provocados por problemas en la vista están motivados por las contracciones musculares que hacen las personas afectadas para intentar contrarrestar los problemas de enfoque (exceso de acomodación). 

Si el dolor de cabeza que sufrimos tiene una o varias de estas características, deberíamos sospechar que tenemos un problema de visión. En estos casos, el foco del dolor se suele producir en la frente y alrededor de los ojos.

  • Suele ser un dolor acompañado de los síntomas típicos de la fatiga visual: lagrimeo excesivo, picor en los ojos, sensación de cuerpo extraño, ojo rojo, etc.
  • El dolor es molesto pero no  muy intenso.
  • Solamente cuando el dolor es consecuencia de un glaucoma agudo, este sí se caracteriza por ser muy  intenso y concentrado en la parte de la cabeza donde está  el ojo afectado. además, suele ir acompañado de otros síntomas, como visión borrosa o náuseas.

No obstante, el diagnóstico debe ser confirmado siempre por un médico. 

Cómo solucionar o aliviar el mal de cabeza por problemas de visión

Obviamente, para acabar con las cefaleas nocturnas lo primero que tenemos que hacer es acudir al especialista para corregir adecuadamente los problemas de vista que podamos tener.

Existen además unos factores de prevención frente a este problema:

  • Evitar la fatiga visual reduciendo las exposiciones prolongadas a las pantallas electrónicas, colocándonos  a por lo menos 40 ó 45 cms. de la pantalla del ordenador y procurando trabajar en lugares espaciosos, ventilados y con la iluminación adecuada.
  • Tratar de llevar unos hábitos de vidas saludables: alimentación equilibrada evitando la ingesta de productos con glutamato monosódico, ausencia de hábitos tóxicos como el consumo de tabaco o alcohol, practicar ejercicio regularmente…
  • Descansar y dormir las horas suficientes.
  • Evitar posturas incorrectas.
  • Gestionar adecuadamente el estrés y la ansiedad.

Cuando el dolor de cabeza en las noches ya se ha producido, puedes intentar aliviarlo siguiendo estos consejos:

  1. Masajea la cabeza presionando el centro de la frente con las yemas de los dedos pulgares. Esto es especialmente efectivo en las cefaleas tensionales.
  2. Aplica compresas de agua fría sobre la cabeza.
  3. Descansa el tiempo que puedas en una habitación tranquila, sin ruidos y nada o muy poca luz.
  4. Date un suave masaje en los párpados.

Recuerda que los defectos refractivos, incluida presbicia deben detectarse y corregirse cuanto antes. Además, si se usan lentillas o gafas estas deben estar siempre actualizadas según la graduación que tengamos en cada momento.

Cefaleas hípnicas

El dolor de cabeza hípnico, cefalea hípnica o cefalea despertador es un problema poco conocido que aparece por la noche o durante el sueño, normalmente durante la fase REM del sueño.

Las principales características de las cefaleas hípnicas son:

  • Es un dolor leve con localización variable que suele durar entre los 15 minutos y las tres horas.
  • Suele aparecer en personas con 50 años o más.
  • Es más frecuente en mujeres.
  • Puede estar acompañada de náuseas.

Cuándo consultar al médico

Los dolores de cabeza ocasionales son muy frecuentes entre la población y, por lo general, no requieren atención médica. Sí debemos acudir al especialista si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • El paciente tiene dos o más dolores de cabeza a la semana (cefalea en racimos o cefalea en brotes).
  • Para aliviar el dolor necesita una dosis cada vez mayor de analgésicos de venta libre.
  • El patrón del dolor de cabeza cambia o empeora.
  • El dolor de cabeza es incapacitante.
  • Surge de forma repentina e intensa.
  • Está acompañado de otros síntomas, como fiebre, rigidez en el cuello, desorientación, convulsiones, visión doble, debilidad, entumecimiento o dificultad para hablar.
  • Aparece después de un traumatismo o lesión en la cabeza.
  • El dolor empeora a pesar de que el paciente descansa o toma analgésicos.

 


¿Por qué veo mal?


No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario