Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿En qué se diferencian la presbicia y el astigmatismo?

La presbicia y el astigmatismo son problemas que padece gran parte de la población. Lo cierto es que ambas ocasionan una visión borrosa, pero las causas que las originan son muy diferentes.

Así, la presbicia o vista cansada suele manifestarse a partir de los cuarenta y cinco años debido al propio envejecimiento del cristalino. De hecho, es común que las personas que sufren este problema necesiten alejar el libro e incluso el móvil para poder leer con nitidez.

New Call-to-action

Poco se puede hacer para prevenir la presbicia puesto que es parte del propio proceso de envejecimiento. Por su parte, el astígmata percibe borrosos no solo los objetos cercanos a él, sino también los que se encuentran lejos. Además, a diferencia de lo que ocurre con la presbicia, el astigmatismo puede presentarse en personas de cualquier edad. Pero vamos a ahondar en ambos conceptos ya que esto nos ayudará a establecer de una manera clara las diferencias existentes.

Hombre con camisa rosa aleja el móvil para verlo

¿En qué consiste la presbicia?

La presbicia –tal y como adelantábamos– es una anomalía visual que se produce en el ojo con el paso del tiempo. En concreto, la vista cansada afecta al cristalino que es la lente con la que el ojo humano enfoca los objetos y que, con los años, empieza a presentar problemas para realizar esta tarea pues pierde su elasticidad paulatinamente.

De esta manera, el paciente necesitará gafas o lentillas para ver de cerca.

Además, dado que es una consecuencia derivada del propio envejecimiento, nada se puede hacer para prevenir su aparición y afecta a toda la población sin excepción aproximadamente a partir de los 40 ó 45 años. Se hecho, se estima que el 98 % de la población mayor de 65 años la padece. Aunque sí que es cierto que ciertos hábitos de vida pueden contribuir a su aparición temprana. Así, los especialistas han alertado de que la vista cansada puede manifestarse incluso diez años antes de lo esperado por culpa de la sobreexposición a las pantallas digitales.

¿Y el astigmatismo?

El envejecimiento nada tiene que ver en su desarrollo dado que suele venir determinado genéticamente, aunque también es posible que tenga su origen en traumatismos o intervenciones quirúrgicas.

¿Y por qué sucede esto? Pues porque la luz procedente de los objetos que entra en el ojo se enfoca en más de un punto de la retina, cuando lo normal es que lo haga en un único punto.

Así, este error refractivo puede afectar a un 20 o un 40 % de la población. Además, suele ir acompañado de otros problemas como la miopía o hipermetropía.

¿Qué tiene en común la presbicia y el astigmatismo?

Lo cierto es que tanto en un caso como en otro es imposible la prevención. Así, una vez que se presenta será preciso el empleo de gafas o lentes de contacto para corregir estos defectos de visión.

También es posible recurrir a la cirugía refractiva para solucionar de una manera indolora, rápida y segura estos problemas en la visión. Además, es interesante que sepamos que en una misma operación podemos solventar no solo nuestros problemas de astigmatismo, sino también otros errores refractivos, como la miopía, la hipermetropía o la presbicia.

 

 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario