Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Dificultad para enfocar bien la vista

Uno de los problemas más comunes en la consulta de los oftalmólogos se da cuando los pacientes afirman que presentan dificultad para enfocar bien la vista. Esto hace que la visión de estos pacientes no sea tan buena como pudieran querer, ya que tardan más tiempo de lo habitual en obtener una imagen nítida de lo que tienen delante, lo que perjudica su calidad de vida. Asimismo, también hay que tener en cuenta que los problemas a la hora de enfocar la vista no son todos iguales, por lo que podemos encontrar diferencias según se trata de problemas para enfocar de cerca, de lejos o, incluso, en ambos casos.

New Call-to-action

A qué llamamos enfocar la vista

Hablamos de enfocar la vista a la adaptación que hace nuestro ojo para recibir la luz que le llega del exterior y que le permite obtener una imagen nítida y clara de lo que tiene delante. Cuando esta adaptación del ojo no es la adecuada, la imagen que obtenemos se vuelve borrosa.

En algunos casos, se suele forzar la visión para obtener una imagen clara y nítida de lo que tenemos delante, consiguiendo mejorar la imagen que vemos. Sin embargo, si se tiene que forzar la vista para obtener esa imagen nítida, se está ante un síntoma claro de que nuestro ojo no está viendo bien, por lo que presenta dificultad para enfocar correctamente la vista y necesitaremos ir al médico para solucionarlo.

Mujer con bata blanca enseña unas gafas con montura roja

Posibles causas de dificultad para enfocar la vista

Existen diversas causas que pueden propiciar la dificultad para enfocar bien la vista. En la mayoría de los casos, lo más habitual es que se deba a alguno de los siguientes problemas:

Se trata de un defecto refractivo  que hace que el punto focal no se encuentre sobre la retina, sino un poco por delante de ella. En consecuencia, se tienen dificultades para enfocar bien las imágenes lejanas.

Se trata del defecto contrario a la miopía. En este caso, el punto focal se encontraría  pasada la retina en lugar de sobre esta. En consecuencia, se presenta una dificultad para enfocar bien los objetos cercanos, por lo que se ven borrosos.

En este caso, existe un defecto en los meridianos del propio ojo, lo que hace que se enfoque mal imagen que nos llega al interior del ojo. Se manifiesta con visión borrosa tanto de los objetos cercanos como de  los lejanos que percibimos.

En este caso, se trata de un problema  del ojo asociado a la edad. En este caso, es el cristalino del ojo el que no puede acomodarse con la misma facilidad que cuando se es joven a la luz que recibe y, en consecuencia, se presentan dificultades a la hora de enfocar la imagen de objetos cercanos.

Tratamientos posibles

Cuando se presentan problemas a la hora de enfocar correctamente la vista, existen dos tratamientos que nos van a ayudar a solucionarlos. Por un lado, existen los tratamientos basados en lentes correctoras. Estas lentes correctoras pueden ser las gafas o las lentes de contacto. En ambos casos, lo que se hace es colocar una lente por delante del ojo que adapta  la luz que recibimos en el interior del ojo para que se compense el defecto natural que presenta el ojo, con lo que se consigue una imagen bien enfocada al mirar a través de estas lentes.

Por otro lado, el otro tratamiento posible que se usa en algunos casos es la cirugía refractiva. En este caso, lo que se hace es modificar la propia anatomía del ojo para que, sin necesidad del uso de lentes de ningún tipo, la luz que llega a nuestra retina tenga una refracción correcta y, de esta forma, la imagen que se perciba sea nítida y fiel a la realidad.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario