Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Pérdida de visión periférica: causas más comunes

La pérdida de visión periférica, también conocida como visión de túnel, es un síntoma asociado a diversos problemas oculares. Si se piensa que se puede estar experimentando pérdida de visión periférica, lo más recomendable será acudir al oftalmólogo para que pueda llevar a cabo un reconocimiento y valorar si es necesario o no empezar un tratamiento acorde al diagnóstico. En esos casos, comenzar un tratamiento cuanto antes puede significar evitar una pérdida visual irreparable.

Qué es la pérdida de visión periférica

Se denomina pérdida de visión periférica a la pérdida de visión en los extremos de la visión. Es decir, tanto en los lados como en las zonas alta y baja del campo de visión. Este síntoma también se denomina comúnmente como visión en túnel, ya que la pérdida de visión periférica suele asociarse a la forma en que se vería en un túnel, reduciendo el campo de visión únicamente a la zona central. 

Hay que tener en cuenta que la pérdida de visión periférica no es un síntoma que aparezca de manera repentina. Lo más habitual es que se trate de un proceso lento y progresivo que puede alargarse desde semanas a meses, o incluso años. Debido a esto, es importante prestarle atención y acudir al médico si se cree que se puede estar sufriendo visión en túnel. 

En este sentido, un síntoma asociado a la pérdida de visión periférica son las caídas o los choques. Estas situaciones se pueden producir por diversas causas. No obstante, en el caso de aquellas personas que tienden a chocarse o caerse habitualmente y sin que aparentemente haya una causa física, pueden estar sufriendo pérdida de visión periférica y no saberlo. Esto se explica precisamente por la visión en túnel, que limita el campo de visión en las zonas laterales de este e implica  que el paciente perciba objetos situados a su alrededor en estos espacios. 

New Call-to-action

Causas de la pérdida de visión periférica 

Existen diversos diagnósticos que pueden asociarse a la pérdida de visión periférica. Algunos de los más comunes y que requieren especial atención son los siguientes. 

  • Glaucoma: El glaucoma es una enfermedad de los ojos que normalmente está causada por una presión intraocular excesiva. Esta se produce cuando la renovación del humor vítreo que rellena el interior del globo ocular no es la adecuada y, en consecuencia, aumenta la presión interna. Esto afecta al nervio óptico, causándole daño y afectando a la calidad de la visión del paciente. De hecho, uno de los primeros síntomas asociados al glaucoma es la pérdida de visión periférica, que, si no se trata, irá aumentando en dirección al centro del campo visual. 
  • Retinitis pigmentaria: La retinitis pigmentaria es un conjunto de enfermedades degenerativas del ojo que está causado por motivos genéticos. Se desarrolla en distintas etapas y, junto a la pérdida de visión periférica, también suele manifestarse con dificultad de visión nocturna. En este caso, suele ser importante prestarle especial atención en el caso de que haya otros casos de retinitis pigmentaria en la familia. 
  • Retinopatía diabética: La retinopatía diabética hace referencia al daño que la diabetes causa en  los tejidos del propio ojo. Igual que afecta a otros tejidos y órganos, la diabetes puede dañar este órgano y, cuando lo hace, se desarrolla la enfermedad conocida como retinopatía diabética. Al igual que sucede en los casos anteriores, la pérdida de visión periférica es uno de sus síntomas asociados. En este caso, es especialmente importante prestarle atención si el paciente es diabético o si presenta condiciones favorables para su desarrollo

Cuándo se debe acudir al médico

Aunque estas sean algunas de las causas más comunes que pueden propiciar la aparición de pérdida de visión periférica, corresponderá al médico realizar el diagnóstico. Debido a esto, lo más recomendable ante los primeros síntomas de pérdida de visión periférica o visión en túnel será acudir al oftalmólogo para que evalúe el estado del paciente y prescriba un tratamiento adecuado a cada caso, si lo considera necesario.

Fuentes:

Academia Americana de Oftalmología – Pérdida de la visión periférica (lateral)

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario