Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Quién puede iniciar un tratamiento de ortoqueratología?

¿Te suena de algo la palabra ortoqueratología? ¿Tienes idea a qué se refiere? ¿Es un tratamiento, una enfermedad, un medicamento para mitigar los defectos refractivos? Hoy nos proponemos despejar todas tus dudas al respecto.

Ortoqueratología: una vía intermedia entre las gafas y la cirugía

Cuando un paciente es diagnosticado de un defecto refractivo tiene, al margen de las características de cada caso, básicamente dos alternativas: ponerse gafas graduadas o lentillas que le ayuden a corregir el defecto como tal (miopía, hipermetropía, astigmatismo) o, por el contrario, someterse a una cirugía.

 

New Call-to-action

 

La primera opción es la más tradicional de todas, pero no siempre la más cómoda. Las gafas te obligan a llevarlas contigo a todos lados y a sacártelas y volver a ponértelas en varios momentos del día. Es algo que a muchos pacientes les molesta.

En cuanto a la cirugía, existen dos limitantes: o bien que el paciente no cumpla con las condiciones previas exigidas para someterse a un procedimiento de este tipo, o bien que tenga miedo de los efectos secundarios y riesgos.

Pues bien, si eres una de las personas que tiene este dilema, debes saber que existe una tercera vía: la ortoqueratología, un procedimiento basado en el uso de lentillas especiales durante el sueño  y al cual se apuntan cada vez más pacientes.

Mujer con camiseta blanca de tirantes enseñando una lentilla

Lentillas de ortoqueratología, ¿quién puede usarlas?

Las lentillas del tratamiento de ortoqueratología actúan básicamente moldeando la córnea y corrigiendo la mala visión  generada por problemas como el astigmatismo, la miopía, la hipermetropía o similares.

Casi cualquier persona puede usar estas lentillas, las cuales actúan cada noche mientras el paciente duerme. Sin embargo, sí que es cierto que en algunos casos es un tratamiento especialmente preventivo, por ejemplo cuando se trata de miopía, lo cual lo hace idóneo para niños o jóvenes que apenas hayan desarrollado las primeras fases del problema.

De hecho, los especialistas recomiendan la ortoqueratología para aquellos niños entre 7-8 años que padezcan una miopía de -2.00/-3.00 y la cual aumente en cada revisión, además de tener antecedentes familiares sobre esta enfermedad.

Los menores que se someten a este tratamiento reducen notablemente la posibilidad de que en el futuro, cuando su aparato visual esté del todo desarrollado, sufran patologías retinianas derivadas de la alta miopía.

Proceso para saber si eres apto para la ortoqueratología

Pese a la efectividad del procedimiento, la ortoqueratología no es un tratamiento al que pueda someterse cualquier persona. Tu oftalmólogo debe realizar previamente una serie de pruebas para determinar si tu córnea es idónea para ello.

Otra cosa distinta es la adaptación de las lentillas, que es el paso siguiente al aval que te ha dado tu médico. Dicha etapa de adaptación debe realizarse con un aparato que se conoce como topógrafo corneal, que es el que ajusta lo mejor posible las lentillas a las características y especificidades de tu córnea.

Las lentillas de ortoqueratología, como ya hemos dicho, son de uso nocturno y debes ponértelas al finalizar cada día, justo antes de  irte a la cama. Debes reemplazarlas cada año y, al igual que las lentillas tradicionales, necesitan que tengas en cuenta las recomendaciones propias para una buena higiene y mantenimiento.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario