Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Aniridia: causas, síntomas y tratamiento

La aniridia es una malformación de los ojos que se manifiesta por la ausencia total o parcial del iris. Tiene un origen congénito, y está asociada a otras enfermedades de los ojos que afectan de forma importante a la visión y calidad de vida del pacientes. 

New Call-to-action

Qué es la aniridia y cómo afecta a la visión

La aniridia es la ausencia total o parcial de iris (la parte coloreada del ojo). Se trata de una malformación de origen congénito, por lo que es común que se herede de padres a hijos o que esté presente en varios miembros de la misma familia, aunque no siempre tiene que haber casos conocidos. 

Las personas que padecen aniridia la pueden manifestar en distintos grados y, por lo general, en ambos ojos. Esto hace que no todos los diagnósticos impliquen la misma gravedad, así como que no sea igual la evolución de la enfermedad en unos pacientes que en otros. Entre los problemas más inmediatos que presentan estos pacientes, cabe destacar la fotofobia (rechazo al exceso de luz), puesto que la pupila no puede graduar correctamente la cantidad de luz que entra en el ojo al carecer de iris. Además, estos pacientes suelen presentar una agudeza visual muy deteriorada, generalmente inferior al 20%. 

Sin embargo, los principales problemas derivados de la aniridia están presentes en otra serie de enfermedades del ojo que surgen como consecuencia de esta malformación. Por lo general, la mayoría de pacientes con aniridia terminarán desarrollando a lo largo de su vida glaucoma, cataratas o incluso desprendimiento de retina

Primer plano de ojo azul

Causas de la aniridia

Como se ha comentado, la causa de la aniridia es congénita. Es decir, depende de los genes del propio paciente. Debido a esto, se suele diagnosticar poco después del nacimiento de la persona, sin que se pueda prevenir de ningún modo posible más allá de considerar que las personas que tienen antecedentes familiares tienen una mayor posibilidad de padecerla. 

Síntomas de la aniridia

El principal síntoma de la aniridia es la ausencia parcial o total de iris, lo que puede ser visto directamente por los médicos cuando un bebé acaba de nacer. Por otro lado, los pacientes con aniridia suelen presentar también problemas renales, aunque este tipo de síntomas deben ser estudiados con pruebas complementarias. 

Tratamientos disponibles

Actualmente, no existe una cura completamente eficaz para la aniridia. En el caso de los pacientes con este problema, es necesario que su oftalmólogo lleve a cabo un seguimiento crónico de la evolución de la enfermedad, lo que servirá para minimizar los daños y para actuar con rapidez en el caso de que aparezcan otras enfermedades vinculadas a la aniridia. 

Por lo general, los pacientes con aniridia pueden valerse de gafas y lentes de contacto (solo en aquellos casos en los que la córnea y la pupila no estén dañadas) para mejorar su calidad de visión. Así mismo, hoy en día se están probando tratamientos complementarios que asociados a la cirugía, lo que permite la implantación de un iris artificial en estos pacientes o el trasplante de córnea en algunos casos. Sin embargo, se trata de una opción de tratamiento que todavía no está plenamente desarrollada en la actualidad. 

Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER)- Qué es la aniridia.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario