Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Ojos cansados: un problema estético y de salud

El uso intensivo del ordenador como principal herramienta de trabajo  y de ocio, sumado a los efectos del resto de dispositivos electrónicos que forman parte de nuestro día a día, como el móvil, la tablet, la televisión o la videoconsola favorece la aparición de lo que se conoce como ojos cansados o fatigados.


Descarga la guía:

Síntomas de los ojos cansados

El típico cuadro clínico de los ojos cansados es el siguiente:

  • Enrojecimiento de los ojos.
  • Sensación de ardor.
  • Ojos doloridos, especialmente en los músculos situados alrededor de los ojos.
  • Excesiva producción de lágrima.

Aunque no es un problema grave, los ojos cansados impiden rendir al máximo nivel en el trabajo, producen una sensación de molestia constante que merma la calidad de vida y, además, empeoran nuestra apariencia estética.

¿Qué podemos hacer si tenemos ojos cansados?

Existen una serie de actitudes y medidas preventivas para evitar o paliar, en la medida de lo posible, que se nos cansen los ojos, evitando o minimizando las molestias asociadas como dolor en los ojos o enrojecimiento:

  • Realizar pausas al trabajar con el ordenador. Es fundamental descansar por lo menos cinco o diez minutos cada hora u hora media de trabajo intensivo con el ordenador. Igual que cuando realizamos un ejercicio físico intenso procuramos descansar para coger fuerzas y poder proseguir con la actividad, con el trabajo frente a una pantalla tenemos que comportarnos de la misma manera.
  • Situar la pantalla a la distancia adecuada. Otra cuestión básica para evitar el cansancio visual es colocar la pantalla de nuestro ordenador a un mínimo de 50 centímetros de nuestros ojos. De lo contrario, los estamos sometiendo a un impacto lumínico que, con el paso del tiempo, puede llegar a ser muy perjudicial para nuestra salud visual.
  • Descansar y desconectar. Cuando llegamos a casa después del trabajo tenemos que acostumbrarnos a coger el hábito de tumbarnos un rato con los ojos cerrados y tratar de desconectar del ajetreo diario. Además de para descansar los ojos, nos servirá para gestionar adecuadamente el estrés.
  • Pasar un paño de agua fría por los ojos. Es un remedio natural y muy relajante con el que se puede sentir un gran alivio. Es una forma de mimar y cuidar nuestros ojos, que son unos órganos importantísimos, sensibles y delicados.
  • Aplicar colirios. Siempre bajo prescripción o recomendación de nuestro médico, en ciertas ocasiones nos puede ir muy bien un tratamiento tópico con colirios o lágrimas artificiales. Esto nos ayudará a hidratar la zona, aliviando así los ojos rojos.
  • Lavarse las manos con asiduidad. De esta forma evitaremos que, al tocarnos los ojos, algo que casi todos hacemos de una manera instintiva, introduzcamos involuntariamente bacterias o gérmenes del exterior, incrementando así la sensación de picor y escozor en los mismos.

Los ojos cansados son, normalmente, un problema menor que, con el paso del tiempo y el descanso, suele remitir espontáneamente. No obstante, si esta situación se cronifica y los síntomas se intensifican o aparecen nuevos, es necesario acudir al especialista.

¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario