Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Vista Cansada

La vuelta al trabajo puede producir fatiga visual

Estamos a principios de septiembre, eso indica que las vacaciones se acabaron para muchos y el verano está a punto de finalizar. Todo nuestro cuerpo y mente se tiene que adaptar de nuevo al día a día y, por eso, no es extraño que aparezca la fatiga visual. Decimos adiós al pequeño o largo break y retomamos las rutinas y largas jornadas frente a los dispositivos móviles. Este último no es el único factor que afecta a la vista después de la vuelta al trabajo, también, si no se han tomado precauciones como hacer uso de gafas de sol, gorros y sombreros para cuidar los ojos durante la época del año de más calor y exposición solar, seguramente se habrá alterado el funcionamiento ocular.

New Call-to-action

Entonces, ¿cómo afecta la vuelta al trabajo a la vista? Entre los daños que pueden producirse al estar varias horas frente al ordenador está la sequedad ocular y la fatiga visual. Al fijar la vista en la pantalla del ordenador se reduce el parpadeo y esto hace que se aminore la producción de lágrimas generando sequedad.

La fatiga visual surge en respuesta al esfuerzo muscular excesivo que hacen los ojos durante un periodo largo. Es como si lleváramos varias horas del día haciendo abdominales y seguramente empezáramos a sentir varios síntomas de cansancio ya que necesitamos una pausa. La fatiga visual se manifiesta con escozor en los ojos o quemazón. Además, los ojos suelen enrojecerse y empezamos a ver borroso. En ocasiones aparecen dolores de cabeza mareos y/o dolores cervicales.

fatiga visual

Para afrontar mejor la vuelta al trabajo y que tus ojos no sufran más de la cuenta sigue estos consejos:

  1. Coloca el monitor a una distancia prudente y asegúrate de que esté a la altura de los ojos.
  2. Aumenta el tamaño de letra. Esta es una gran opción para que tus ojos no hagan tanto esfuerzo muscular.
  3. Descansa la vista cada cierto tiempo, apartándola de la pantalla, vete a por un café o toma el aire, pero recuerda no utilizar el móvil durante ese tiempo, ya que tus ojos tienen que descansar de todo tipo de pantallas.
  4. Trata de parpadear más para que no haya sequedad y si es necesario haz uso de gotas para hidratar los ojos. Si se irritan o están secos no te los frotes con las manos ya que esto puede producir infecciones.
  5. Trabaja en un sitio luminoso pero no con exceso de luz y si la luz es natural será mucho mejor.
  6. Una revisión con tu oftalmólogo después del verano siempre viene bien, ya que se recomienda visitar al oftalmólogo al menos una vez al año.
  7. Si usas gafas, úsalas sí o sí. Es mejor que sean anti-reflejantes para evitar los reflejos de las pantallas.

 

New Call-to-action

Valora este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario