Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Dolor de cabeza al mover los ojos: ¿qué significa?

Muchas personas se quejan de dolor de cabeza al mover los ojos. Se trata de una alteración que puede llegar a ser muy molesta, bastante frecuente y que, en la mayor parte de casos, no reviste gravedad. Pero esto no quiere decir que debamos bajar la guardia ante este tipo de síntomas, ya que en ocasiones puede suponer un aviso de la presencia de diversas patologías, algunas de ellas que no tienen nada que ver con la vista.

New Call-to-action

Cuándo debemos acudir al médico

En conveniente acudir al médico en cuanto tengamos ocasión en los siguientes casos:

  • Cuando los episodios de cefalea al mover los ojos son de aparición brusca o, aunque ya los hayamos experimentado, el patrón de dolor ha sufrido cambios.
  • Cuando el dolor es muy intenso y excesivamente recurrente (varias veces en un mismo mes por ejemplo).
  • Cuando el dolor de cabeza o los dolores  oculares van acompañados de hemiplejia (parálisis de alguna zona del cuerpo). En ese caso concreto la evaluación médica debe ser urgente, pues existe el riesgo de sufrir alguna patología grave.

Enfermedades que pueden causar dolores de ojos y cabeza

Patologías de la vista

Por supuesto, las relaciones entre los movimientos de los ojos y el dolor de cabeza pueden deberse a una enfermedad o anomalía visual mal corregida, como por ejemplo:

Mujer rubia se frota un ojo y se sube las gafas

Otras enfermedades no relacionadas con la vista

Como hemos comentado, esta relación entre los movimientos de los ojos y el dolor de cabeza puede ser uno de los primeros síntomas o signos de diversas enfermedades que, aunque parezca paradójico, no tienen nada que ver ni con los ojos ni con la cabeza:

  • Enfermedades renales. Si nuestro hígado no funciona correctamente puede provocar que los ojos se hinchen, se pongan rojos y se produzcan   molestias al moverlos.
  • Patologías infecciosas. Enfermedades producidas por virus o bacterias, como la rubéola, la tuberculosis, la sífilis o el SIDA, entre otras, también pueden provocar una mayor sensibilidad y problemas en los ojos que acaben produciendo también dolores de cabeza.
  • Enfermedades autoinmunes. La artritis reumatoide, el lupus y otras enfermedades que se producen cuando nuestro sistema inmunitario ataca por error a células sanas pueden afectar también a los ojos, haciendo que la cabeza nos duela al moverlos.

¿Qué debemos hacer y qué no ante esta situación?

Una vez el especialista ha descartado la presencia de una enfermedad importante, no cabe duda que el control de la ansiedad, dejar de fumar en caso de que tengamos este mal hábito, llevar una alimentación equilibrada y dormir lo suficiente, junto al ejercicio físico en la medida de nuestras posibilidades, nos va a ayudar a controlar estos dolores de cabeza. Aunque no desaparezcan del todo, al menos serán más espaciados y menos intensos.

Por el contrario, lo que nunca debemos hacer es automedicarnos, ni tomar lo mismo que otra persona aunque le haya ido bien. Cada persona es distinta y los fármacos siempre se deben tomar con receta y control médico. Lo contrario puede dañar seriamente nuestra salud.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario