Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Ojos y visión borrosa: todo lo que tienes que saber al respecto

Rate this post

Los ojos son unos órganos delicados que requieren atención y cuidado. Son muchos los síntomas que nos pueden indicar que existe algún problema respecto a nuestra salud ocular y, de todos ellos, la visión borrosa es uno de los más frecuentes. 

Si quieres saber qué relación hay entre ojos y visión borrosa, y cuáles son las enfermedades oculares que pueden causar este problema sigue leyendo y te lo contamos. 

¿Qué es la visión borrosa?

Hablamos de visión borrosa para referirnos a un síntoma muy común que nos indica que, en nuestros ojos, algo no está yendo todo lo bien que debería. La visión borrosa se produce cuando no conseguimos ver de forma clara o nítida. Cuando no percibimos bien los detalles de lo que observamos o cuando nos cuesta mantener la vista atenta y fija a lo que observamos porque se nos nubla. 

Además, hay que tener en cuenta que la visión borrosa puede tener diferentes características. No es lo mismo que sea continua a que aparezca de forma ocasional, ni es lo mismo que la suframos cuando observamos algo de cerca o de lejos. Por ello, dependiendo de las características (y de otros síntomas que también pueden acompañarla) estaremos ante una visión borrosa causada por un problema u otro.

Ojos y visión borrosa

Ojos y visión borrosa: causas y tratamientos

La relación entre ojos y visión borrosa es compleja, y son muchas las causas que pueden llevar a que veamos de forma borrosa o nublada. 

En la mayoría de los casos, cuando una persona experimenta visión borrosa se debe a alguna de las siguientes causas: 

Miopía 

Una de las causas más comunes de que nuestros ojos experimentan visión borrosa es la miopía. La miopía es un defecto refractivo que hace que la luz del exterior no se proyecte directamente sobre la retina, sino un poco delante de esta. Como consecuencia, los pacientes con miopía experimentan visión borrosa cuando miran objetos lejanos (por ejemplo, un paisaje, la pantalla de la televisión o el cine, durante la conducción, mirando a la pizarra, etc.). 

Además, como consecuencia de esta dificultad para ver bien de lejos, algunas personas miopes fuerzan la vista. Esto puede provocar fatiga visual y dolor de cabeza como consecuencia del sobreesfuerzo al que se someten los ojos. 

El tratamiento de la miopía es sencillo: 

  • Se puede optar por el uso de gafas o lentillas que corrigen la visión borrosa causada por la miopía.
  • Otra solución que no requiere el uso de ningún tipo de elemento adicional es la cirugía láser. Gracias a la cirugía láser se modifica la superficie de la córnea, consiguiendo corregir el problema de la miopía sin necesidad de que el paciente tenga que utilizar ningún elemento adicional para ver bien. 

Ojo con miopía y ojo normal

Hipermetropía 

La hipermetropía tiene los síntomas opuestos a la miopía. Al igual que con la miopía, existe un defecto en la refracción. Sin embargo, en este caso, los ojos experimentan visión borrosa cuando se observa de cerca (por ejemplo, al leer, al coser, al mirar la pantalla del móvil, etc.). 

La hipermetropía se puede corregir usando gafas o lentillas. Además, al igual que la miopía, también se puede corregir mediante cirugía láser que modifica la forma de la córnea, lo que permite que la refracción sea perfecta y que el paciente vea correctamente a cualquier distancia cuando mira. 

Hipermetropía

Astigmatismo 

El astigmatismo es otro problema causado por una mala refracción de la luz sobre la retina. En este caso, la curvatura del globo ocular es irregular, lo que conlleva que los pacientes con astigmatismo tengan visión borrosa tanto cuando miran de cerca como de lejos. 

Al igual que sucede con la miopía o la hipermetropía, los tratamientos recomendados para solucionar el astigmatismo son el uso de gafas o lentillas y, si se quiere prescindir de elementos adicionales para corregir la vista, el uso de cirugía láser para corregir la curvatura de la córnea del paciente. 

Ojo con astigmatismo y ojo normal

Presbicia o vista cansada

La presbicia o vista cansada aparece en la mayoría de personas a partir de los 40 años, y suele alcanzar su máximo desarrollo en torno a los 60. La presbicia aparece como consecuencia de la pérdida de capacidad de acomodación del cristalino. El cristalino es una lente natural que forma parte del ojo. Gracias al cristalino, cuando miramos, podemos enfocar correctamente tanto cuando miramos de cerca como de lejos. Sin embargo, con el paso de los años, el cristalino pierde esta capacidad de acomodación. 

El principal síntoma de la presbicia o vista cansada es que, a partir de los 40 años, la persona empieza a ver borroso cuando mira de cerca. Por ejemplo, al intentar leer o mirar la pantalla del teléfono móvil. 

La presbicia se puede tratar utilizando gafas o lentes progresivas. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el tratamiento más recomendado es la cirugía con lente intraocular. Esta cirugía permite sustituir el cristalino natural del ojo por una lente intraocular adaptada a la graduación de cada persona. Esto permite solucionar el problema de la presbicia y, al mismo tiempo, los problemas de cataratas, que son otra enfermedad ocular normalmente asociada a la edad. 

¿Por qué se produce la presbicia?

Fatiga visual 

Otro problema que puede relacionar ojos y visión borrosa es la fatiga visual. La fatiga visual aparece como consecuencia de un sobreesfuerzo ocular mantenido en el tiempo. Es decir, aparece cuando tenemos que utilizar la vista de forma continuada para realizar una tarea concreta. Es muy habitual, por ejemplo, cuando pasamos muchas horas delante del ordenador, cuando estamos estudiando, cuando conducimos (sobre todo de noche) y, en general, cuando realizamos cualquier actividad que requiera atención. 

Además de la visión borrosa, la fatiga visual suele ir acompañada de otros síntomas como visión nublada, dolor de cabeza, dificultad para mantener abiertos los ojos, pesadez de párpados y dificultad para concentrarse. 

Por lo general, la fatiga visual desaparece por sí sola cuando dejamos descansar la vista y los ojos. Por ello, si experimentamos síntomas asociados a la fatiga visual, lo que debemos hacer es dejar de realizar la actividad que estamos haciendo y descansar el tiempo suficiente como para que nuestros ojos se recuperen por completo. Como ayuda adicional, también podemos aumentar la frecuencia de parpadeo, mantener los ojos cerrados o mirar a distancias lejanas. 

Síndrome de ojo seco 

Un problema muy común que relaciona ojos y visión borrosa es el síndrome de ojo seco. El síndrome de ojo seco aparece cuando el ojo no produce suficiente lágrima como para hidratar y lubricar la superficie del ojo. Este problema puede tener su origen en  la cantidad o  la calidad de la lágrima natural. En cualquier caso, los síntomas incluyen visión borrosa o nublada, escozor y picor ocular, sensación de tener arenilla o algo metido en el ojo, fotofobia o sensibilidad a la luz y dificultad para mantener abiertos los ojos. 

El mejor tratamiento para el síndrome del ojo seco es la aplicación de lágrimas artificiales. Las lágrimas artificiales son un producto que permite complementar la lágrima natural del ojo, eliminando sus síntomas más molestos. 

Además, también es conveniente intentar aumentar de forma consciente la frecuencia del parpadeo, así como evitar situaciones de fatiga visual que pueden incrementar los síntomas asociados al síndrome del ojo seco. 

Ojo seco y ojo normal

Cefaleas y migrañas 

Tanto las cefaleas como las migrañas, sobre todo si son cefaleas en racimo, pueden producir visión borrosa. Entre otros síntomas comunes cabe destacar el dolor localizado en distintas zonas de la cabeza y el cuello, tensión cervical, fotofobia, náuseas, mareos y malestar general. 

Existen muchas causas que pueden favorecer la aparición de cefaleas y migrañas. Entre ellas, una bastante común es un problema refractivo no diagnosticado o mal graduado (por ejemplo, miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia). 

El tratamiento de las cefaleas y las migrañas, especialmente cuando son muy frecuentes, deberá ser personalizado para cada paciente. En este sentido, es muy habitual el uso de fármacos concretos que ayuden a prevenir y tratar los síntomas, así como seguir ciertos hábitos que ayuden a evitar sus efectos más molestos. Por ejemplo, evitar fumar y beber alcohol, así como evitar también la cafeína. 

Embarazo 

Se puede experimentar visión borrosa durante el embarazo. Esto se debe a que los cambios físicos que se experimentan durante el embarazo pueden modificar algunos aspectos que afectan a la vista. Por ejemplo, la presión arterial y la presión intraocular. 

Esto hace que, en muchos casos, mujeres que veían bien empiecen a experimentar visión borrosa durante el embarazo. En la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecen por sí solos después de dar a luz o, como mucho, unos meses más tarde. Por ello, en la mayor parte de los casos, el principal cuidado se limita a hacer un seguimiento de la vista de la paciente. 

Uso excesivo de lentes de contacto 

Una de las causas que puede hacer que una persona experimenta visión borrosa es el uso excesivo de lentes de contacto. Las lentes de contacto nos permiten corregir diversos problemas refractivos. Sin embargo, un uso inadecuado puede poner en riesgo nuestra vista y nuestros ojos. 

En este sentido, un uso prolongado de las lentes de contacto puede favorecer que el ojo se seque en exceso, lo que llevará a síntomas similares a los que se experimentan cuando se sufre síndrome de ojo seco. Además, un uso excesivo de las lentes de contacto también puede favorecer la aparición de fatiga visual, así como de los síntomas asociados a esta. 

Si experimentamos visión borrosa y usamos lentes de contacto durante mucho tiempo, lo más recomendable será reducir las horas que pasamos con ellas puestas. Así mismo, también se recomienda el uso de lágrimas artificiales para mejorar la hidratación y la lubricación de los ojos cuando experimentamos visión borrosa debido a este problema. 

Uso de medicamentos 

Cuando hablamos de ojos y visión borrosa, uno de los aspectos que debemos tener en cuenta es que el uso de determinados medicamentos pueden estar detrás de este problema. Algunos fármacos pueden afectar a la presión sanguínea y a la presión intraocular y, si su uso es prolongado en el tiempo, esto puede llegar a causar visión borrosa en algunas personas, así como otros síntomas diversos. 

En este sentido, si estamos tomando una medicación durante un tiempo prolongado, lo más recomendable será leer con detenimiento el prospecto y consultar con nuestro médico cualquier duda que pueda surgir al respecto. Sobre todo si experimentamos visión borrosa o cualquier otro síntoma que se menciona en el prospecto del medicamento en cuestión. 

Hipotensión ortostática 

La hipotensión ortostática o hipotensión postural consiste en una bajada de tensión que se produce como consecuencia de un cambio en la postura o posición del cuerpo. Suele ser habitual cuando nos levantamos (porque estábamos tumbados o sentados) de forma rápida y brusca. Aunque puede aparecer en otras situaciones.

Los síntomas asociados a la hipotensión ortostática son mareos, aturdimiento, visión borrosa y nublada, náuseas y, en algunos casos, desmayos. 

Lo más habitual es que, después de un episodio de hipotensión ortostática, la persona se recupere y no necesite atención médica especial. Sin embargo, si estos episodios se producen de forma recurrente es importante acudir al médico para que pueda llevar a cabo una exploración del paciente. 

Recomendaciones para evitar la visión borrosa

Como podemos ver, son muchas las causas que pueden llevar a que nuestros ojos experimenten visión borrosa. Algunos consejos que podemos seguir para prevenirla son los siguientes: 

  • Revisar la graduación de la vista cada cierto tiempo (sobre todo si tenemos miopía o hipermetropía). 
  • Evitar el consumo de sustancias que pueden afectar a la vista (tabaco, alcohol, cafeína, etc.). 
  • Dormir las horas suficientes y asegurarse de que el descanso es todo lo reparador que nuestro cuerpo necesita. 
  • Seguir una alimentación saludable. Sobre todo abundante en frutas y verduras, así como en alimentos ricos en ácidos omega 3
  • Llevar una vida activa y realizar ejercicio de forma regular adaptado a nuestra edad y condición física. 
  • Hacer un uso responsable de las pantallas y no realizar sobreesfuerzos oculares. 
  • Evitar situaciones de estrés prolongado. 
  • Proteger nuestros ojos en los espacios exteriores con gafas de sol homologadas
  • Realizar una revisión ocular rutinaria al menos una vez al año. Especialmente a partir de los 40 años, que es cuando aparecen los primeros síntomas oculares asociados al envejecimiento. 

¿Cuándo debo acudir al médico?

Tenemos que tener en cuenta que lo normal es ver bien. Es decir, no experimentar visión borrosa. Por ello, si observamos que estamos viendo de forma borrosa, tanto si es de forma continuada como si se produce de forma transitoria, lo más recomendable será acudir al oftalmólogo para que pueda realizar un chequeo completo del estado de nuestros ojos. 


Jesus Garcia Arribas
Jesus Garcia Arribas
19/12/2022
Operación de cataratas con resultado perfecto. Trato impecable. Felicidades a todo el equipo.
Javier González
Javier González
14/12/2022
jose luis jimenez diez
jose luis jimenez diez
12/12/2022
Todos encantadores y muy profesionales. Totalmente satisfecho con el trato desde el principio hasta el final. Un 10 Y 5 estrellas.
Beca MC
Beca MC
09/12/2022
Desde el primer momento, todo el personal fue muy amable y atento.
Jaime Sanz
Jaime Sanz
09/11/2022
Un trato excelente del personal de la clinica. En particular de Mar. Gracias por hacer la espera de los pacientes tan agradable
Emilio Camarero
Emilio Camarero
09/11/2022
Muy buena
Desiree Vito
Desiree Vito
21/10/2022
Muy bien todo perfecto
Mari Jose Jiménez
Mari Jose Jiménez
04/10/2022
Muy buena como siempre!!
Oscar Puerta
Oscar Puerta
30/09/2022
Desde el primer momento la atención ha sido realmente totalmente buena y la sensación inicial de profesionalidad inicial, se ha confirmado durante todo el proceso. Explicaciones claras y respuestas concisas a la multitud de dudas que uno tiene cuando va a tomar una decisión tan importante. Muy contento del trato, proceso y resultado.

 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario