Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Las partes del ojo humano y sus funciones

5/5 - (1 voto)

Los ojos son los órganos del sentido de la vista, un sentido que, además de ser uno de los más importantes, se lleva a cabo gracias a una compleja estructura que permite que veamos el mundo tal y como lo hacemos. En este artículo te contamos cuáles son las partes del ojo y qué función cumple cada una de ellas en el proceso de la visión humana. 

¿Cuáles son las partes del ojo humano y sus funciones?

El ojo humano es una estructura compleja, formada por diversas partes que cumplen distintas funciones y que, en conjunto, son las que nos permiten ver las imágenes que tenemos delante.

New Call-to-action

Párpado

Siendo estrictos, los párpados no forman parte del ojo humano, sino que son una capa de piel que recubre su parte más externa. A pesar de ello, debido a su cercanía, cumplen una función esencial a la hora de garantizar la visión.

Los párpados protegen los ojos. Esta capa de piel se abre y se cierra, permitiendo la entrada o no de la luz del exterior. Esto permite proteger el ojo gracias a la seguridad que aporta el propio párpado y, al mismo tiempo, facilita la lubricación, hidratación y limpieza de la parte externa del ojo, ya que, al abrirse y cerrarse, los párpados contribuyen a limpiar la superficie ocular y a distribuir correctamente la lágrima. 

Conjuntiva

La conjuntiva es una de las partes del ojo más externas, aunque, al ser casi transparente, suele pasar desapercibida. La conjuntiva es una membrana que recubre tanto el interior de los párpados como la superficie exterior de la esclerótica (la parte blanca del ojo).

La principal función de la conjuntiva es la protección del ojo frente a cualquier tipo de agente externo que pueda suponer una amenaza (gérmenes, partículas de polvo y suciedad, agua, etc.). Pero sus funciones no se limitan únicamente a constituir una barrera protectora, sino que también contribuye en la fabricación de la lágrima. Por esta razón  es una membrana esencial a la hora de asegurar nuestra salud ocular. 

Córnea

La córnea es también una membrana transparente situada en la parte más externa del ojo. Sin embargo, en este caso, se trata de la membrana que recubre tanto el iris como el cristalino.

Tiene una forma ligeramente abombada, y es la primera estructura que la luz tiene que atravesar cuando llega del mundo exterior hasta nuestros ojos para permitir que veamos de la forma en que lo hacemos. Por ello, su principal función es la de realizar la refracción de la luz, función que comparte con otras partes del ojo. Juntas, todas estas estructuras  consiguen que la luz llegue hasta el interior del globo ocular de la forma adecuada para ver correctamente. 

Esclerótica

La esclerótica se conoce comúnmente como “el blanco del ojo”. Efectivamente, se trata de la parte del ojo conformada por la parte blanca que vemos alrededor de la pupila. La esclerótica es una membrana bastante dura y resistente, ya que está formada en gran medida por fibras de colágeno.

Además, también es importante mencionar que la esclerótica se puede subdividir en otras tres partes bien definidas, todas ellas conformadas como capas superpuestas entre sí. En la parte más externa de la esclerótica tenemos la epiesclera, que es la encargada de permitir que el globo ocular se pueda mover con facilidad respecto al resto de tejidos que lo rodean. A continuación se encuentra la fibrosa, denominada así precisamente porque es la zona de la esclerótica donde se ubica la mayor concentración de fibras de colágeno. Y, finalmente, en la parte más interna, se sitúa la fusca, que contiene abundantes capilares y vasos sanguíneos encargados de irrigar muchas de las partes del ojo.

La función de la esclerótica es múltiple. Por un lado, se trata de la estructura que sirve de soporte a muchas otras estructuras del ojo y, por otro, también actúa como membrana protectora de las partes interiores del mismo. 

Iris

Una de las partes del ojo más conocidas por todos es el iris, tan característico por la variedad de colores que puede presentar en el ser humano. El iris es en realidad un diafragma. Es decir, se trata de un tejido con forma de círculo que puede dilatarse o contraerse. Esto permite que la pupila aumente o disminuya su tamaño y, de esta forma, permitir que entre más o menos cantidad de luz en el interior del ojo. 

Pupila

Justo en el centro del iris encontramos la pupila. La pupila no es tanto una parte física del ojo como un espacio vacío situado justo en el centro del iris. Este agujero es por donde pasa la luz exterior después de atravesar la córnea y la cámara anterior del ojo. Una vez cruza la pupila, la luz continúa su camino a través del cristalino hasta el interior del globo ocular.

La acción conjunta tanto del iris como de la pupila es la que permite graduar la cantidad de luz exterior que entra en el interior del ojo. Mediante la dilatación de la pupila (midriasis), el agujero es más grande y la cantidad de luz que penetra es mayor. Mediante la contracción de la pupila (miosis), el agujero que constituye la pupila se empequeñece y la cantidad de luz que llega al interior del ojo disminuye. De esta forma, podemos graduar la vista tanto si estamos en lugares con mucha luz como en lugares con poca. Esto ocurre, por ejemplo, cuando pasamos de estar al aire libre a un espacio interior.

Cámara anterior

La cámara anterior es uno de los espacios situados entre la córnea y el iris y la pupila, y es la responsable del ligero abombamiento que tiene la córnea. Esta cámara del ojo está relleno de un líquido denominado humor acuoso

Cristalino

El cristalino es una estructura transparente y con forma de lente biconvexa. Se sitúa justo detrás del iris y la pupila, y delante del humor vítreo que rellena el interior de la cámara posterior del ojo.

El cristalino es una de las partes del ojo más importantes, ya que se ocupa de enfocar las imágenes que tenemos delante. Es decir, gracias al cristalino podemos ver de forma nítida las formas que miramos. Esto se consigue mediante el proceso que se denomina acomodación del cristalino, que es el que permite enfocar las imágenes para que veamos con nitidez tanto a corta como a larga distancia. A medida que envejece, el cristalino va perdiendo de forma progresiva esta capacidad de acomodación y, es entonces, cuando aparece la presbicia o vista cansada

Cámara posterior

La cámara posterior es otro de los espacios situados en el interior del globo ocular. Limita por delante con el cristalino, y por detrás con la retina. La cámara posterior no es un espacio hueco, sino que se encuentra rellena del denominado humor vítreo. El humor vítreo es un gel que, además de rellenar el interior de la cámara posterior, también transporta gran cantidad de nutrientes. De hecho, el humor vítreo es el responsable de aportar los nutrientes necesarios a aquellas estructuras del ojo que no reciben riego sanguíneo, como por ejemplo sucede con el cristalino y con la córnea. 

Retina

La retina es una membrana que se extiende en forma de red por el interior del ojo y recubre la superficie interior de la cámara posterior. De esta forma, se encuentra en contacto con el interior del globo ocular por un lado y con el humor vítreo que rellena la cámara posterior del ojo por otro.

La retina está formada por células fotorreceptoras. Es decir, son células que reaccionan ante la luz. Esto se debe a que la retina es la parte del ojo que se ocupa de transformar la luz en señales nerviosas. Este proceso se produce cuando la luz del exterior, tras haber atravesado la córnea, la cámara anterior, la pupila, el cristalino y el humor vítreo, impacta sobre la red que tapiza el interior del globo ocular, que es la retina. Entonces, las células de la retina transforman la luz en impulsos nerviosos que son enviados al nervio óptico, que será el encargado de enviarlos finalmente al cerebro.

Mácula

La mácula es, en realidad, una de las partes de la retina. La mácula está situada en la parte central de la retina, y es la encargada de la percepción de los contornos y los detalles de las imágenes. Es decir, aunque la retina en su conjunto participa del proceso de la visión, la mácula es la parte concreta especializada en la captación de los detalles y de las formas. Por ejemplo, gracias a la actividad de la mácula podemos leer o distinguir las caras con precisión. 

Fóvea

La fóvea está en el centro de la mácula. Por ello, forma parte de la retina en su conjunto. La fóvea se caracteriza por ser una pequeña depresión en el tejido que conforma la retina y, a diferencia de la mácula, su principal función es la de percibir correctamente los diferentes colores de las imágenes. 

Nervio óptico

Justo detrás del ojo, encontramos el nervio óptico. El nervio óptico conecta el ojo con el cerebro, y es el encargado de transmitir los impulsos nerviosos generados por la retina hasta el cerebro, que es el responsable de interpretarlos y formar finalmente las imágenes que vemos y que constituyen la visión, tal y como los seres humanos la experimentamos. 

Anatomía del ojo

Un órgano para toda la vida 

Como se puede ver, las partes y anatomía del ojo es variada y diversa, propia de la complejidad de un órgano que nos permite llevar a cabo una acción tan cotidiana como sorprendente como es ver. Esta complejidad también nos recuerda la delicadeza de los ojos, motivo por el cual es importante cuidarlos correctamente para disfrutar de una vista sana durante toda la vida.

En este sentido, adoptar hábitos de vida saludable, como son una dieta equilibrada y una vida activa, así como proteger los ojos del sol, de las pantallas, o de cualquier otro daño potencial, es esencial para cuidarlos como es debido. Además, otro aspecto que no podemos pasar por alto es la importancia que tienen las revisiones periódicas en el oftalmólogo. Las revisiones periódicas son la mejor forma de detectar cualquier problema o alteración en la salud de los ojos en sus fases iniciales. Por ello, una visita al oftalmólogo cada año es otro de los hábitos que debemos incorporar a nuestra vida si queremos disfrutar de muchos años de salud y bienestar ocular.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 4 de mayo de 202118:59
    dijo:

    Ya me sé las partes del ojo

Escribe un comentario