Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Pinchazos en la sien y su relación con la vista

3.3/5 - (13 votos)

Los pinchazos en la sien, tanto localizados en un lado como en ambos, son más frecuentes de lo que muchas personas creen. En la mayoría de los casos, se deben, simplemente, a un exceso de estrés, algo muy habitual en la sociedad actual. 

Además, también es común que estos pinchazos aparezcan acompañados de punzadas en los ojos (en uno o en ambos) o en la nuca. Si quieres saber más sobre por qué aparecen este tipo de pinchazos y si es necesario acudir al médico sigue leyendo y te lo contamos.

¿Por qué aparecen los pinchazos en la sien?

Existen muchas y diversas causas que pueden propiciar que aparezcan pinchazos en la sien. En general, se suele considerar que, si se trata de algo puntual, lo más probable es que desaparezcan por sí solos. Sin embargo, si pasan a ser algo frecuente o presentan una intensidad demasiado aguda, lo más recomendable será acudir al médico para que pueda descartar un problema de salud importante. 

Sin embargo, como decimos, en la mayoría de los casos se trata de síntomas que no presentan demasiada gravedad y que suelen estar relacionados con situaciones de estrés o determinados hábitos que pueden provocar su aparición. 

New Call-to-action

¿Cuáles son las posibles causas de los pinchazos en la sien?

Existen tres factores que se ha relacionan directamente con la aparición de pinchazos en la sien y que pueden darnos una pista importante de cuál puede ser el origen de este problema: 

  • Estrés. El estrés  es una de las principales causas que puede propiciar la aparición de este tipo de pinchazos. Tanto si se trata de estrés puntual (propiciado por una situación concreta) como si se trata de estrés mantenido en el tiempo (por ejemplo, un trabajo estresante), puede llevarnos a sentir este tipo de molestias en la cabeza. 
  • Hábitos poco saludables. Otro de los elementos que puede estar detrás de la aparición de los pinchazos en la sien son los hábitos de vida poco saludables. En este sentido, seguir una mala alimentación, llevar una vida sedentaria, así como el consumo de determinadas sustancias (tabaco, alcohol, cafeína en exceso, etc.), son un factor que hay que tener en consideración cuando aparecen este tipo de pinchazos. 
  • Uso de determinados medicamentos. Así mismo, otro elemento que puede ser el causante de los pinchazos en la sien es el consumo de determinados medicamentos. Estos pueden ser desde un simple ibuprofeno de venta libre a medicamentos recetados por nuestro médico. Por ello, si estamos siguiendo un tratamiento farmacológico y sentimos pinchazos en la sien, debemos consultar con nuestro médico antes de realizar cualquier cambio en la medicación prescrita.

En general, actuando sobre estos tres factores, tenemos muchas posibilidades de reducir o eliminar los pinchazos en la sien. Sobre todo si se trata de pinchazos leves y que aparecen de manera esporádica.

¿Puede un defecto en la visión provocar dolores en la sien?

Más allá del estrés, los malos hábitos y el consumo de determinados medicamentos, hay que tener en cuenta que, en algunos casos, los pinchazos, en la sien, tal y como ocurre con otros tipos de dolores de cabeza, pueden estar provocados por un problema refractivo (miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia o vista cansada, etc.) no detectado o deficientemente corregido. 

En estos casos, debido a que los ojos enfocan mal la imagen, se tiende a contraer la musculatura que los rodea con el fin de mejorar el enfoque. Esto produce un esfuerzo adicional que, a la larga, puede producir fatiga visual y dolores de cabeza. 

Además, también hay que tener en cuenta que existe otra patología visual que también puede llegar a producir este tipo de síntomas. El glaucoma agudo provoca pinchazos bruscos y muy intensos en los ojos que, además, pueden extenderse por la cabeza.

Por este motivo, además de tener en cuenta los demás factores que pueden estar detrás de sentir pinchazos en la sien, es muy recomendable acudir al oftalmólogo para realizar una revisión de la vista si se sienten este tipo de molestias de forma frecuente. Especialmente, a partir de los 40 años, cuando el envejecimiento natural del ojo hace que sea más proclive a determinados problemas visuales. 

¿Pueden los dolores de cabeza provocar síntomas visuales? 

La relación causa-efecto entre los dolores de cabeza y la vista también puede aparecer en sentido inverso. Es decir, un dolor de cabeza (por ejemplo, migraña ocular  o migraña con aura) puede provocar alteraciones visuales de diversos tipos. Estas alteraciones pueden preceder o anunciar las jaquecas con los síntomas habituales asociados a las mismas: puntos ciegos en el campo visual, visión doble o borrosa, destellos en zig zag, etc.

De este modo, existe una relación muy cercana entre el dolor de cabeza y los síntomas visuales que, según sea el caso de cada paciente, pueden darse antes o después del propio dolor de cabeza. Incluso, de forma aleatoria dependiendo del episodio de migraña concreto. 

¿Cuándo es necesario acudir al médico?

Sufrir dolores o pinchazos en la sien, así como otras molestias en la cabeza o alrededor de los ojos, es tan común que, muchas veces, no acudimos al médico y esperamos a que se nos pase espontáneamente. No obstante, si el dolor de cabeza es muy frecuente, debemos acudir al especialista para descartar (o bien confirmar), un defecto refractivo u otro problema de salud. Y, según sea el caso, adoptar las medidas más adecuadas en cada situación.

Además, hay que recordar que, como hemos visto, muchas veces los dolores de cabeza se deben a un defecto refractivo ignorado o mal corregido. Afortunadamente, en estos casos la solución a este problema es sencilla: 

  • Uso de gafas: el uso de las lentes de las gafas permite corregir la graduación del defecto refractivo del ojo y hacer que el paciente pueda ver correctamente sin necesidad de forzar la musculatura ocular. 
  • Uso de lentillas: el uso de las lentillas es similar al de las gafas pero, en este caso, las lentes se colocan directamente sobre el ojo del paciente, mejorando su comodidad a lo largo del día. 
  • Cirugía refractiva: la cirugía refractiva permite esculpir la superficie del ojo y, de esta forma, conseguir que la imagen se perciba de forma nítida y clara sin necesidad de utilizar ningún elemento adicional (tal y como sucede con las gafas o las lentillas).

Artículo revisado por el Dr. Javier Giménez-Almenara, oftalmólogo de Clínica Baviera.

Fuentes

Mejor con Salud – 5 causas de los pinchazos en la cabeza

El Confidencial – 7 síntomas que desvelan que tu dolor de cabeza puede ser algo peor

New Call-to-action

Autor

  • Clínica Baviera es una institución médica especializada en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de todo tipo de trastornos oftalmológicos. En nuestra red de clínicas, formada por más de 80 centros repartidos en cuatro países (España, Alemania, Austria e Italia), un equipo de más de 200 oftalmólogos ya ha realizado más de 1.000.000 tratamientos, lo que nos convierte en centro europeo de referencia en oftalmología.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario