Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Visión borrosa en las diferentes etapas de la vida

Muchas personas sufren visión borrosa a diario. Este trastorno puede deberse a distintos factores, pero en todos los casos afecta a la calidad de vida en mayor o menor grado, especialmente si viene acompañado de dolores de cabeza, mareos o la incapacidad o dificultad para realizar tareas cotidianas.

En este artículo revisaremos algunas de las causas de visión borrosa más comunes según la edad de la persona que la sufre.

Visión borrosa: ¿qué es?

Cuando hablamos de visión borrosa nos referimos a la pérdida de agudeza visual o incapacidad para ver los pequeños detalles a diferentes distancias (cerca, lejos y distancia media). Como decíamos más arriba, ésta puede tener causas muy diversas que pueden ir desde la simple fatiga hasta enfermedades de cierta importancia. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la falta de agudeza visual responde a un problema refractivo no corregido o mal corregido. Es necesario que un médico especialista indague para saber cual es la causa y poder darle una solución.

Descarga la guía:

Visión borrosa hasta los 40 años – Los problemas refractivos

Hasta los 40 años, en la mayor parte de los casos la visión borrosa está causada por los problemas refractivos más frecuentes: miopía, hipermetropía y/o astigmatismo. La refracción es el proceso por el cual la luz cambia de dirección al pasar por la córnea primero y por el cristalino después hasta llegar a la retina, que transmite la información al cerebro a través del nervio óptico.

Los problemas refractivos son defectos en la forma del globo ocular o la córnea que impiden el correcto enfoque de la imagen sobre la retina, disminuyendo así  la agudeza visual.

En la mayoría de casos los problemas refractivos son hereditarios y, por tanto, no se pueden prevenir, pero, afortunadamente, su corrección es bastante sencilla. Como hemos comentado anteriormente, los tres errores refractivos comunes son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

Miopía

El ojo miope enfoca la imagen antes de que esta llegue a la retina, por eso la miopía causa visión borrosa de lejos. Esto se debe, normalmente a que el globo ocular es más alargado de lo normal o también puede deberse a que la potencia de la córnea, del cristalino o de ambas lentes sea excesiva.

Generalmente se distingue entre dos tipos de miopía: la simple (menos de de 6 dioptrías) y la magna (más de 6 dioptrías). Esta última está causada por una excesiva longitud del globo ocular y se considera patología, ya que puede tener consecuencias más graves. No obstante, la miopía simple es la más común de las dos y, de hecho, es la causa más habitual de visión borrosa.

Hipermetropía

Los rayos que inciden en el ojo hipermétrope convergen detrás de la retina, en lugar de hacerlo sobre ella, haciendo que no se vean bien los objetos cercanos. La causa de la hipermetropía suele ser que el ojo es muy corto en el eje antero-posterior, aunque también puede deberse a que el cristalino o la córnea no tienen suficiente potencia óptica.

Es posible que la hipermetropía no manifieste falta de agudeza visual entre niños y jóvenes, ya que, si la graduación no es muy alta,  el ojo tiende a compensarla mediante acomodación. Es importante detectar estos casos, ya que, de lo contrario, el continuo esfuerzo puede provocar fatiga visual, picor de ojos y dolor de cabeza.

Astigmatismo

El astigmatismo provoca que la imagen se enfoque en más de un punto en la retina, provocando una visión borrosa y deformada tanto en las distancias largas como en las cortas. Existen varios tipos de astigmatismo, ya que puede ser simple o combinarse con miopía o hipermetropía.

Tradicionalmente, los problemas refractivos se han corregido mediante el uso de gafas y/o lentillas. En la actualidad, la cirugía refractiva, en especial la técnica Lasik, es una excelente alternativa a las gafas y lentillas para corregir los problemas refractivos. Con la técnica Lasik se pueden eliminar o reducir al máximo la mayoría de los defectos refractivos y se trata de una intervención segura, rápida e indolora que cuenta ya con más de veinte años de implantación.

New Call-to-action

Mujer joven con camisa amarilla abrazando a una mujer mayor

Visión borrosa a partir de los 40 años – Presbicia

Para entender qué es la presbicia o vista cansada hay que saber que el ojo humano, en reposo, está adaptado para ver de lejos. Cuando tiene que enfocar de cerca, para leer o mirar el móvil, por ejemplo, el cristalino, que es la lente natural del ojo cambia de foco, realizando un esfuerzo que se conoce como acomodación. Este enfoque puede hacerse gracias a los músculos y ligamentos que rodean al cristalino y a la flexibilidad del mismo, pero con el paso de los años todos ellos van perdiendo su elasticidad, provocando lo que popularmente conocemos como “vista cansada”.

Esta elasticidad empieza a perderse a partir de los 40 ó 45 años hasta llegar a desaparecer del todo. La presbicia es la anomalía visual que más afecta a los españoles mayores de 40 años y debido al aumento en la esperanza de vida, su incidencia es cada vez mayor.

La presbicia puede tratarse mediante cirugía láser o implantación de lente intraocular. El tratamiento láser es similar al usado para corregir la miopía, potenciando la especialización de un ojo para ver de cerca y del otro para ver de lejos sin por ello perder la visión binocular. La implantación de lente intraocular consiste en sustituir el cristalino por una lente multifocal que permite al cerebro elegir en cada momento el enfoque más adecuado.

Visión borrosa a partir de los 60 – Cataratas 

A partir de los 60 años la patología ocular más común son las cataratas. Este problema se produce porque el cristalino comienza a volverse opaco, los colores pierden intensidad y se produce visión borrosa nocturna o visión doble, los deslumbramientos se vuelven frecuentes y cada vez hace falta más luz para leer. Conforme las cataratas avanzan, el cristalino va perdiendo cada vez más su transparencia, provocando un serio deterioro de la visión.

La única opción para solucionar las cataratas es la cirugía, que consiste en la extracción del cristalino que se ha vuelto opaco y su sustitución por una lente intraocular que desarrollará su misma función. Gracias a las lentes multifocales de última generación, el paciente puede recuperar un rango de visión completo, pudiendo también solucionar otros defectos visuales, como la presbicia, la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.





¿Por qué veo mal?




No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario