Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Visión borrosa en un ojo: ¿por qué me pasa?

Visión borrosa en un ojo: ¿por qué me pasa?
2.5 (49.47%) Total: 19

La visión borrosa en uno o los dos ojos puede ser causada por una gran variedad de defectos o enfermedades. Los errores refractivos, básicamente miopía, hipermetropía o astigmatismo, son la causa más común de esta visión borrosa y la solución pasa por usar gafas o lentes de contacto, o bien operarse, lo que permite una buena visión prescindiendo de aparatos externos. En el caso de la cirugía refractiva láser, se actúa sobre la córnea, moldeándola para que la imagen llegue de forma correcta a la retina, que es la encargada de transformar la luz en impulsos eléctricos que son transmitidos al cerebro a través del nervio óptico.

New Call-to-action

La visión borrosa como síntoma de algunas enfermedades

Otras enfermedades visuales que incluyen a la visión borrosa como uno de sus posibles síntomas son:

  • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Es un trastorno que causa la pérdida de la visión (e incluso la ceguera) por lesiones degenerativas en la mácula, el área de la retina responsable de ver los detalles y de la visión central.
  • Cataratas. Opacidad o pérdida de transparencia del cristalino del ojo.
  • Retinopatía diabética, cataratas (opacidad del cristalino) y ceguera. Son complicaciones graves de la visión en personas diabéticas. La diabetes (tipo I o tipo II) es una patología crónica. Sus síntomas son muy variados (se han descrito más de 50) y dependen de las características concretas de cada paciente. La retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera legal entre los 20 y los 60 años en los países industrializados.
  • Sequedad en los ojos.
  • Migrañas (especialmente las migrañas con aura en las que el enfermo presenta sensibilidad a la luz).
  • Presbicia. Es la incapacidad para enfocar correctamente los objetos cercanos y está relacionada con la edad.  Es otro problema ocular que se clasifica dentro de los denominados defectos visuales refractivos, junto a otros trastornos como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Entre otros síntomas, la presbicia provoca una visión borrosa de los objetos cercanos, que acaba conduciendo a la necesidad de usar gafas para tareas como leer o consultar el móvil. Su causa se encuentra en que el cristalino del ojo envejece y se produce una pérdida de la elasticidad y de la capacidad para enfocar.

¿Qué cuidados deberías tener con tus ojos? La sequedad en los ojos, enrojecimiento, picor, irritación y otras circunstancias suelen preocuparnos. Descarga esta guía gratuita en pdf y descubre los trucos para cuidar tus ojos en cada época del año.

Posibles complicaciones

Aunque en la mayoría de los casos la visión borrosa en un ojo no está causada por enfermedades graves, de manera excepcional se encuentra asociada con alguna enfermedad sistémica que, sin tratamiento, puede causar complicaciones que amenacen la visión y hasta la propia vida del paciente. En el caso de estas enfermedades, normalmente se requiere la consulta urgente con un médico.

  • Daño cerebral.
  • Pérdida de la visión y ceguera.
  • Cáncer.
  • Diseminación de una infección.
  • Neuritis óptica, que es una inflamación del nervio óptico.
  • Esclerosis múltiple.

Además, enfermedades generales como la diabetes pueden provocar la aparición de cataratas o afecciones en la  retina que conducen, asimismo, a la visión borrosa en un ojo. También algunos medicamentos pueden causar visión borrosa, aunque en este caso lo más probable es que afecte a los dos ojos en vez de a uno solo.

Síntomas asociados a la visión borrosa

La visión borrosa en un ojo puede estar acompañado de otros síntomas, los cuales variarán dependiendo de la enfermedad subyacente o trastorno que los provoca. Los más habituales son:

  • Ojo seco.
  • Sequedad en los ojos.
  • Lagrimeo excesivo o secreción en el ojo.
  • Aumento de la sensibilidad a la luz.
  • Mala visión nocturna.
  • Presencia de un resplandor o halo alrededor de las luces.
  • Ojos rojos (ojos inyectados en sangre).
  • Dolores de cabeza (a veces intensos y repentinos).
  • Cambios en el nivel de conciencia o estado de alerta, como desmayos o falta de respuesta.
  • Cambio en el estado mental o modificaciones repentinas de comportamiento: confusión, delirio, somnolencia, alucinaciones y delirios.
  • Entumecimiento, inflamación o debilidad en un lado del cuerpo.
  • Cambio repentino en la visión, pérdida de la visión o dolor en los ojos

En todo caso, cuando tenemos visión borrosa en un ojo y desconocemos su causa es necesario acudir lo antes posible a un centro médico especializado para que nos realicen las exploraciones ópticas y pruebas pertinentes y nos hagan un diagnóstico certero, excluyendo la posibilidad de una patología grave o potencialmente peligrosa.

Carretera con prado borrosa

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario